El ‘efecto boomerang’ de las bajadas de sueldos

Hablando con un amigo mio, funcionario de carrera, profesor de instituto, acerca de la posible y próxima bajada de sueldos a los funcionarios que planea el Gobierno, he intentado comprender el pensamiento del colectivo en cuestión y el del resto de los españoles de a pie.

Creo que la reflexión tiene su jugo y cuando menos me ha permitido ponerme en dos posiciones distintas y que en ambos casos tienen razón.

Bajada del 5% a los sueldos de los funcionarios en el 2010 y presumiblemente del 8% este año.

Postura A: Del funcionario

Mi amigo me comenta que el estuvo unos cuantos años opositando tras acabar la carrera a la vez que trabajando en otras actividades y de interino hasta que con el paso de los años consiguió una plaza de funcionario tras aprobar la oposición y conseguir puesto. Mientras, compañeros de la carrera optaron por meterse al mundo de la construcción y a ganar dinero fácil.

¿Por qué con el esfuerzo que le costó conseguir su plaza tiene que ver su sueldo reducido para mantener un sistema en el que la desigualdad siempre ha existido?

‘Efecto boomerang’: primer día que le bajen el sueldo, se va al médico a pedir baja por depresión.

Objetivo del Gobierno: pagar más por el mismo trabajo, o sea, incremento de la productividad (igual producto a menos coste). Al final, menos producto a menso coste con lo que la productividad se mantiene igual que al principio pero con el agravante de que tienes a un colectivo ‘de uñas’.

Postura B: Del no funcionario

Como tienen el puesto de trabajo asegurado, aunque se aprieten el cinto un poco no pasa nada para que ayuden a mucha gente que está en el paro.

Mal concepto del nivel de productividad del funcionariado en general y que la mayoría cobra un sueldo que es inmerecido.

___________________________________________________________

Preguntas a responder:

¿Alguien se cree de verdad que la rebaja del sueldo de los funcionarios va para ayudar a los parados?

¿No será que va para seguir manteniendo el gasto de un sistema inaguantable a todas luces como está ahora?

Cualquier parado en la actualidad pudo opositar en su momento pero prefirió la empresa privada, muchos incluso sin moverse de su domicilio, mientras que los interinos anduvieron por media España trabajando temporales hasta conseguir su plaza.

Lo cierto es que en este país se mete en el mismo saco a todo el funcionariado. No es lo mismo un guardia civil, un médico o un profesor de instituto que un funcionario, metido probablemente a dedo en AAPP locales por ser amigo del alcalde de turno.

Yo no creo que el problema de este país esté en que un maestro o profesor cobre 2.000-2.200 euros al mes. El problema está en que un diputado autonómico cobre 4.500 euros y que un amigo de este esté cobrando 1.500 euros por el mero hecho de tener el carnet de un determinado color.

¿Por qué son los políticos son quienes deciden a quien y como bajasr los sueldos en aras de mejorar la productividad cuando a todas luces son el colectivo menos productivo de este país (y no quiero meterme en si están capacitados o no, porque eso es aún más triste)?

11 comments

  1. SuKi dice:

    Gran verdad, amigo, aunque no escriba hace tiempo te sigo por networkedblogs en facebook. Me siento muy identificada con este artículo. Justo entré a trabajar como funcionaria de carrera en junio de 2010 (con la bajada), después de años de estudios universitarios, oposiciones y demás avatares que comentas en tu blog. Ahora a ver qué es lo siguiente que se le ocurre al Gobierno…

    Un abrazo

    • Es que la gente no se acuerda de que los funcionarios de carrea son personas que se lo han ‘currado’. (a todo esto felicidades que no sabia nada 🙂 )

      Lo que pasa es que es muy facil poner a la opinión publica contra este colectivo, como paso con los controladores aereos.

      Un besazo

  2. Amigo Jose Luis,
    Cuanta razón te asiste !!!
    Creer que el problema son los funcionarios es no enterarse de nada.
    El problema es el sistema que ha creado la situación actual.
    Lo decía en mi post y me reafirmo
    http://jmraventos.wordpress.com/2011/03/29/el-mito-de-la-productividad/

    • Buenas amigo y gracias por la opinión.

      Esta claro que de ‘todo hay como en botica’ y entre los funcionarios igual. Ahora bien, a quien le costó conseguir su plaza le ‘vendan’ ahora que debe de bajar el sueldo para por ejemplo pagar a obreros de la construcción que ganaron dinero a mansalva en años pasados, me parece algo completamente desmotivador y antiproductivo. Lo mismo que para mantener el nivel de vida de la clase política actual 🙁

      Un abrazo

  3. yoyoooyoy dice:

    Buenas José Luis,

    en esta ocasión creo que tu enfoque no es el más adecuado. Humildemente (no soy economista y sí tengo familia funcionaria) entiendo que como el 99% de la gente que habla de productividad, se confunde productividad personal con productividad colectiva.

    El sector público (de cualquier país) no produce riqueza, da soporte al sector privado que es quien la produce: enseñanza, sanidad, seguridad, transporte, regulación… [Personalmente recomiendo a todos la lectura de la versión reducidad de Tamámes de la “La riqueza de las naciones” de Smith]. Además hay otro tercer destino de nuestro dinero: los pagos de la deuda y sus intereses. Por cierto, gasto también improductivo.

    Lo que se hizo en las primeras fases de la crisis, pensando que la crisis sería ligera y pasajera, fue aumentar artificalmente la oferta de empleo del sector público para absorber parados y maquillar las cifras de paro, por lo cual el gasto público (no productivo) aumentó a la par que la riqueza generada por el privado disminuyó: la productividad del país disminuyó notablemente. CONSECUENCIA: el sector privado no puede costear los gastos del sector público (vía impuestos).

    Los funcionarios debieron salir a la calle en el momento en el que se crearon todas esas plazas innecesarias (bajando de paso el nivel) para evitarlo. Ahora en este escenario de crisis muy profunda y duradera no es cuestión de opiniones, justicia o solidaridad, son matemáticas: no hay dinero. Ahora sólo les queda o aceptar despidos o rebaja de sueldo.

    Personalmente tengo claro qué se debería recortar antes, si el 10% en sanidad (como en Cataluña) o el 100% de los coches oficiales, el 90% de pseudo empresas cuasi públicas, el 90% de asesores, el 50% de concejales, el 90% pensiones de diputados, quitar el sueldo de los diputados que no trabajan, financiación de partidos políticos, patronal, sindicatos, 90% ONGs…

    Saludos, y siento el ladrillaco que te dejo en forma de respuesta 🙂

  4. Muy buenas y de ladrillazo nada de nada un gustazo.

    Cierto es que los bienes públicos, sanidad, educación,… , son imposibles de medir en términos cuantitatvos o cuando menos díficil. Pero no es menos ciertoque lo que si permiten es realizar comparaciones o comparativas de valor.

    Es decir, como bien dices, comparar el sueldo o la bajada de sueldo de un funcionario de carrera frente al coche oficial de un consejero autonómico, como que no quedad duda de que gasto es necesario y cual no.

    El enfoque en este caso lo hago con doble sentido:

    -Por un lado como ni todo el funcioanriado es vago ni le ha venido el trabajo del cielo, como para que unos mangantes decidan a la ligera si cobrn mucho o no mientras despilfarran ellos.
    -Por otro, el ejemplo de pedir la baja, si se traslada a la empresa privada inica que ‘accion-reacción’ y si se espera que el bajar los sueldo en cualquier organiación en España repercuta en incrementos de productividad está muy equivocado.

    Un abrazo

  5. yoyoooyoy dice:

    Creo que todos los ciudadanos sabemos áreas que están desiquilibradas:
    – sanidad, justicia, educación por un lado infradotadas
    – chupócteros, dietas, pensiones vitalicias por 8 años “trabajando”, amigüitos por otro sobredotadas

    En esto no sólo tienen culpa los funcionarios, sino todos. Ahora tenemos unas elecciones, y mientras creamos que tenemos que elegir entre un color u otro así seguiremos.

    Saludos

  6. Esto exigía más de un 75% de abstención, la únicasolución para que las elecciones careciesen de validez 🙁

  7. yoyoooyoy dice:

    Eso es lo que pensaba yo, pero ya me estoy convencido que la abstención no es la solución ya que esta clase casposa se la pasa por el arco. Si no votas para ellos es como si no exisitieses. Lo mejor es que ese 60% que nos solíamos abstener votemos, y votemos a ninguno de los partidos que ya nos han demostrado durante 30 años que son parte del problema (PSOE, PP, CIU, PNV…). Yo he encontrado una buena opción para las generales, Ciudadanos en Blanco, que reclama que el voto en blanco contabilice y que sus escaños queden vacíos. Y ya lo siguiente sería que se reformase la ley para que el voto de un salmantino valiese lo mismo que el de un soriano, y que en las generales se computasen a nivel nacional. Y ya lo siguiente para velar por la separación de poderes (los jueces los nombran los políticos!!!), despolitizar la policía…

    Siento escribir de política, estoy tan desencantado con la gente, si quieres banéalo.

    Ciao

  8. Jajaja anda que voy a banear.

    🙂

    Ten en cuenta una cosa, que menos del 25% de votantes implica repetir elecciones, con lo cual por ahi empezarían a quedar las cosas claras.

    🙂

    Un abrazo

  9. luiscr dice:

    vete por ahí, tío, y el que no cobra nada por estar en desempleo, o cobra 800 euros al mes por 10 horas de trabajo, se trata de justicia social y de VALORACIÓN: es justo que un profesor de instituto se meta 1.800 euros al empezar POR EL TRABAJO QUE REALIZO?, es el la pregunta clave.

    HAY profesores maravillosos que hacen su trabajo diario lo mejor que pueden pero existen otros que son unos PERROS, que SOLO ESPERAN A QUE LLEGUE LAS DOS Y IRSE A SU CASA Y COBRAR A FIN DE MES, y creo que estos últimos son los más, desgraciadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *