Motivación laboral (#infografia)

Motivación. Gran palabra anhelada por empleador y por trabajador. El primero porque con una buena motivación conseguiría que su organización consiguiese un funcionamiento ideal, mientras que el segundo, vería su trabajo como una autorealización profesional que redundaría en una buena vida personal.

Entonces, ¿por qué es tán difícil saber lo que motiva a un empleado y, en caso de saberlo, no hacer nada para que este se sienta a gusto?

Mi teoría es que la motivación para un empleado está a la vista, pero parte está en el subconsciente, con lo cual aunque diga a su superior cuales son sus motivaciones, estas no son del todo ciertas. Mientras que creo que para el empleador la idea de que un empleado esté completamente motivado, le hace creer una pérdida de tensión en lo que el trabajador debe de hacer derivará en una pérdida de autoridad y por lo tanto en detrimento de la empresa: mientras el empleado tenga algún deseo, le mantendrá despierto y vivo.

Ambas cosas coninciden y hacen que los empleados estén desmotivados y los empleadores se quejen de falta de compromiso. Continuar leyendo «Motivación laboral (#infografia)»