Actidudes frente a los conflictos

Los mismos perros que riñen por un hueso, cuando no lo tienen juegan juntos.

Samuel Buttler
(1835-1902)

Esta es una frase que siempre me ha encantado y que a menudo digo cuando hablo de conflictos. Y es que esta pequeña reflexión de hoy es para hacer hincapie en las actitudes que las mayoriá de los humanos tenemos a la hora de enfrentarnos a un conflicto.

Tenemos la costumbre, poco adecuada, de identificar conflictos con personas y eso es un error. Los confictos son situaciones que debemos de mantener alejadas de las personas con las cuales tenemos las disputas.

¿Nunca os ha pasado por la cabeza la frase ‘en otra situación esta persona y yo hubiésemos sido amigos’?¿Y por qué no entonces?

Debemos de separar los conflictos de las personas en la medida de lo posible enfrentandonos a estos como situaciones no personales. No es que ‘fulanito’ me tenga manía y actúa en mi contra, es que la situación así lo exige. Cuando hacemos personal un conflicto estamos cometiendo un error. La actitud no debe de ser esa.

Siempre mirando en positivo y con empatía, los conflictos serán resueltos de diferente manera que si los acometemos como disputas personales

 

Autor: Jose Luís Del Campo Villares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *