Champions league, globalización y el mercado laboral

Hoy llego a una serie de ‘divagaciones’ tras ver la final de la Champions League 2011 celebrada ayer. No soy ‘futbolero’ lo he de reconocer, pero me fijé en una cosa que me ha parecido cuando menos curiosa.

Alineación del Manchester: Van der Sar, Fabio, Ferdinand, Vidic, Evra; Valencia, Carrick, Giggs, Park; Rooney y Chicharito.

Hacía mucho tiempo que no veía yo un equipo inglés en el que no hubiese en el once titular tantos jugadores no británicos (exactamente más del 50%), con lo que llegué a la conclusión de que la globalización ya había llegado al mundo del futbol hace unos años y este era sólo un ejemplo.

Dos son las cuestiones que me he planteado:

1º- la afición se sigue identificando con una imagen de club con independencia de la procedencia de sus jugadores.

2º- el club, busca lo mejor para su funcionamiento con independencia también de la procedencia de los mismos.

Traslademos esto a las organizaciones empresariales y al mercado laboral actual.

Santander, Telefónica, Repsol, Iberdrola, BBVA,…, ¿alguien se cree que son empresas españolas que se han expandido a nivel internacional o prefiere decir que son multinacionales que poseen sucursal en España?

Externalizan lo que pueden, trasladan parte de sus servicios a países donde la mano de obra es sustancialmente más barata, se les permite el realizar escandalosos EREs, salidas a bolsa más que sospechosas,…, todo bajo la bandera de que son empresas españolas. ¡¡Eso es sencillamente mentira!!

Al Banco Santander, que genera su cifra de negocio en más de un 90% fuera de España, ¿qué más le da lo que le pase a los españoles y al mercado laboral? Telefónica que lleva a países de Latinoamérica sus call-centers para reducir costes a costa de dejar sin trabajo a miles de personas en España ¿qué le importa que le digan que es una empresa española?

Estamos en un estado de damagogia tal, que las organizaciones llegadas a determinado tamaño se envuelven en la bandera de su país para exigir sus derechos como españoles (mismamente el próximo ERE de Telefónica), pero a la hora de mostrar sus obligaciones con respecto a su país, se olvidan. ¿O alguien no sabe que 34 de las 35 empresas del Ibex 35 español poseen cuentas en paraísos fiscales?

El mercado laboral español, ya de por si precario, se ve ampliamente perjudicado por la globalización, porque para lo único que ha servido es para permitir que las grandes empresas españolas vayan a dar trabajo en el extranjero, eso sí, a la vez que multiplican enormemente sus beneficios, a costa de no tributar por ellos en España y de dejar a muchas familias en el paro.

Me hace gracia cuando alguien como Emilio Botín sale exigiendo medidas al Gobierno para salir de la crisis, ¿alguien se cree que le importamos algo los españoles? Lo que le importa es que mientras peor esté España, más le costará a el colocar deuda en el mercado así como que deberá de pagar más intereses por el dinero que le prestan.

La demagogia nos ha conducido a un estado del mercado laboral ya no precario, sino que me atrevería a decir que rozando la exclavitud en muchos casos. Y si no tiempo al tiempo, cuando españoles tendramos que emigrar en otros países a trabajar en empresas ‘presuntamente españolas’ a realizar trabajos por los que aquí cobrábamos X y en esos países la mitad (con suerte).

Quizá ayer a la afición del Manchester, ya que perdió, hubiese preferido que fuese así viendo jugar a 11 británicos.

Pues aquí lo mismo. ¿Por qué voy a presumir y sacar pecho por empresas que ‘se dicen’ españolas cuando lo único que hacer es subirse al carro de la globalización para conseguir mayores beneficios dándoles igual lo que pasen a los ciudadanos de este país?

8 comments

  1. lourdes liquete dice:

    Ya sabes que necesitamos de ese sentido de “pertenencia”, en los momentos que vivimos, se perdió aquel “purismo” que conocimos (soy menos futbolera aún)en la Real Sociedad..Nos identificamos con los colores, la equipación..y sobre todo con los ganadores.
    ¿Qué me dices de los “forofos” chinos con el Barça? al menos en este caso algo redunda la globalización hacia nuestro país ( algo bueno de lo malo) están aprendiendo español y quieren conocer nuestro país.
    En cuanto a las empresas, está claro lo que dices, lo que predomina es quedarse con la mano de obra barata, aunque eso implique trasladarse donde sea o quedarse solo con trabajadores extranjeros en nuestro país, que no van a exigir y van a aceptar condiciones injustas ( hoy mismo mi amiga que trabaja en Mallorca, me ha comunicado que la han despedido de su empresa, a ella y varios españoles más que no aceptaban trabajar “en negro”, quedandose solo con la mano de obra más barata, a la vez que su jefe sigue bajando precios y teniendo pérdidas.)
    Tiene que darse una gran revolución por lo que se vislumbra para que todo esto se asiente y se recuperen derechos que creíamos conquistados.

  2. Buenas amiga Lourdes.

    Claro que si, necesitamos una revoulción ya, y añado más, necesitamos un cambio radical de personalidad, porque solo nos aprovechamos de los avances en nustro propio beneficio y no en el de la sociedad, y eso no nos hará progresar.

    Así se comportan las grandes empresas ‘españolas’. Para ellas si se saca benficio con lo que dicta España, lo siguen, pero si supone un lastre, son multinacionales 🙁

    Esto necesita de mucho cambio y rápido 🙂

    Un beso

  3. Muy claro como siempre. La globalización lleva a eso, el poder de los estados va desapareciendo en beneficio de las multinacionales. Lo que pasa es que nos queremos creer otro mundo que no existe, aunque otro si es posible, pero mientras no comprendamos este, difícil lo veo.
    Un abrazo

  4. Buenas Fernando.

    Yo hasta me aventuro que no creemos en otro mundo, sino que deseamos que exista ese mundo aunque tristeemnte no vemos como hacerlo y aunque lo veamos , no movemos un dedo como colectivo para remediarlo.

    Un abrazo

  5. E. Pampliega dice:

    Hola José Luis,

    En los inicios del siglo pasado a muchos les gustaba llamarse cosmopolitas. Consideraban el mundo todo como su patria. En el caso de las empresas es lo mismo, el mundo es su sede y lugar de ventas. Lo de “campeones patrios” es un cuento chino.

    Una empresa no es una ONG, se puede envolver con la toga de la responsabilidad social pero, su fin es remunerar al accionista o al dueño y, para ello, tomará las decisiones oportunas en recursos económicos, humanos, materiales o lo que considere oportuno. Si lo tenemos claro no nos dejaremos llevar por los cuentos.

    Si soy un esclavo, cuando menos, prefiero tenerlo claro.

    Magnifico post, como siempre. Un abrazo,

  6. Muchas gracias por tus palabras amigo Enrique :-).

    Cierto que los ‘orgullos pátrios’ llevan a grandes equívocos, pero lo doloroso es que se escuden en el origen para beneficiarse de algo como españoles.

    Ejemplo son los famosos EREs. En USA si una empresa quiere despedir a 8.500 tios, los despiede con su dinero, pero no llega a un acuero con el Gobierno para cofinanciar esta escabechina.

    Aquí, se permite todo, y asi nos va. Lo que es increible es que con más de un 20% de paro la gente que manda no se de cueta que mucha parte del problema va por ahi 🙁 por permitir a las grandes empresas hacer lo que les de la gana con el beneplácito público.

    Un abrazo

  7. Champions league, globalización y el mercado laboral | José Luis Del Campo Villares « juandon. Innovación y conocimiento dice:

    […] Champions league, globalización y el mercado laboral | José Luis Del Campo Villares Archivado en: Uncategorized — juandon @ 17:47 Via Scoop.it – E-Learning-InclusivoHoy llego a una seria de ‘divagaciones’ tras ver ayer la final de la Champions League 2011 celebrada ayer. No soy ‘futbolero’ lo he de reconocer, pero me fijé en una cosa que me ha parecido cuando menos curiosa.Show original […]

  8. Conversaciones sobre empleo en la Red (64) dice:

    […] Champions league, globalización y el mercado laboral José Luis del Campo analiza similitudes entre los equipos de fútbol y las organizaciones, en términos de globalización y compromiso. (Del Campo Villares) […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *