Historia muy adecuada a estos tiempos

Esta historia que os voy a contar y que he visto varias veces por los mundos de internet, la he querido poner varias veces, pero en la época de crisis que nos ha tocado vivir en la actualidad, creo que ahora era el momento adecuado.

Os la dejo para que cada uno saque sus conclusiones y os prometo que da para muchas.

Espero que os guste:

“Iban dos muchachos de safari por la selva, cuando de repente, entre unos arbustos aparece un león. Ellos en un primer momento quedaron inmóviles. Pero de repente uno se quita la mochila y saca unos playeros más ligeros que las botas que llevaba y se las empieza a poner. El otro, soprendido ante la reacción del amigo y cn el miedo en el cuerpo le pregunta: “¿Para qué te cambias los playeros si corre más que tú y te va a coger igual”, a lo que el que se estaba poniendo las playeros le contesta: “Puede ser, pero lo que yo quiero es correr más que tú”.

No me digáis que no se pueden sacar conclusiones y moralejas.

Un saludo

6 comments

  1. Rubén Turienzo dice:

    Jajajajjaa no conocía la historia y es muy buena.

    La verdad es que es increíble cómo en momentos de crisis todo el mundo intenta salvar su posición, ya que sorprendentemente caemos de estar trabajando en la cúspide de la pirámide de Maslow, al primer o segundo nivel.

    Hay auténticos supervivientes acostumbrados a tiempos de zozobra, pero eso ya lo contaremos más adelante.

    Un abrazo

  2. Jose Miguel Bolivar dice:

    Hombre, solidaria no es, pero pedagógica, sí 🙂

    JM

  3. Jajaja. Toda la razón Ruben.

    Una de las enseñanzas o moralejas es esa, intentar salvar a todo costa nuestra posición.

    Es muy adecuado a los tiempos actuales.

    Saludos amigo

  4. Ahí le has dado!!! amigo José Miguel. “Otra moraleja podría ser esa, todos somos amigos hasta que las cosas se presentan mal”.

    Es de todo menos solidario.

    Saludos

  5. guillem dice:

    quedará en solitario, por no ser solidario.
    alguna solución para q se salven los dos?

  6. Los dos no se salvan. De hecho puede que ninguno.

    Las metáforas a sacar son varias.

    En ese caso, la más ajustada sería, siempre sobrevive el más preparado.

    Pero puede que no eternamente.

    Saludos Guillem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *