Visibilidad no es lo mismo que credibilidad en los social media

Muchos son los que el ‘efecto seguidores’ creen que puede ser la panacea a todos sus males y que a mayor número de followers, seguidores o fans, mayor sera su credibilidad y mejor será valorada su imagen y lo que aporta en los social media. Y eso no es realmente así.

La credibilidad es algo que todo aquel que entra en los social media persigue y que, dicho sea de paso, no se tiene de la noche a la mañana y tampoco por tener un número mayor de seguidores.

Yo soy de los que cree que el número de seguidores (incremento) debe de ser producto de una imagen de credibilidad que aportas a la red, pero estoy fijándome últimamente que muchos empiezan la casa por el tejado y creen que el conseguir seguidores de forma rápida es lo que luego les dará la credibilidad y eso es un craso error.

Los medios de comunicación social son algo lento, y se cumple aquello de que ‘quién ráido sube, rápido cae’. Lo que ocurre es que resulta tentador acortar los plazos de las cosas sobre todo si nos benefician, pero la genrte no se da cuenta de que forzar las cosas es el primer paso para fracasar, y más en los social media.

No busques el crecimiento desmesurado de seguidores si no es vía aportar valor. Esa será la única forma de generar confianza en tus followers y ganar credibilidad.

¿Qué debes de tener en cuenta para aumentar tu credibilidad y por lo tanto tu imagen?

-Definir tu marca y línea de actuación. Que deberá de ser una prolongación de lo que realmente eres en el 1.0 ¿Crees que fingiendo llegarás lejos? La marca de cada uno, nos guste o no tiene sus seguidores y sus detractores, pero lo que no se te podrá negar es que tienes credibilidad. Te muestras como eres y eso gusta en los social media.

-Aportar, aporta y aportar. La clave de que tu credibilidad vaya en aumento es la de aportar siempre que se pueda a la Red. Lo de aportar una vez, causar impresión y dormirse en los laureles es algo que con los medios de comunicación social no va.

-Si quieres ser creible, muéstrate creible. Habla en términos que la gente se identifique y pueda seguirte. El dar una clase doctoral o el mostrarte en Twitter por encima del bien y del mal puede darte seguidores, pero no credibilidad.

-Se consistente y coherente entre lo que predicas y lo que haces. De poco vale dar buenas palabras si a las primeras de cambio incumples lo que en ellas dices.

-Únete a los seguidores que realmente sepas que les aportas valor. Todos juntos aumentarán tu credibilidad y la de ellos. 25.000 seguidores de una fanpage en ingles de habla en castellano como que huele un poco mal en temas de credibilidad.

-Credibilidad => interactuar. Lo de ser un avatar ‘oscuro objeto del deseo’ puede que incremente la antipatía hacia tu persona más que tu crediblidad.

-Crea contenido original. Cierto que no siempre será el mejor y además muchas veces no recibas la visibilidad que premie tu esfiuerzo, pero nadie negará tu credibilidad, cosa que no podrás decir si plagias contenidos.

Pero todo esto no valdrá para nada si no tiene una cualidad fundamental: honestidad. Contigo mismo y con los demás.

 

 

2 comments

  1. Ignacio Jaramillo Pischedda dice:

    Los medios sociales online funcionan igual que los demás medios sociales de comunicación; el efecto que se quiere provocar en el cliente, consumidor, público, no se consigue de la noche a la mañana y el estar presente (visible) no implica que un cliente nos prefiere; solo nos prefiere si confía en lo que hacemos o vendemos

    Muy buen post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *