Como afrontamos las distintas situaciones cada uno

Todos actuamos de diferente manera ante situaciones o circunstancias difíciles. Nuestra actitud mental y los pensamientos presentes en cada momento son fundamentales en la resolución de cualquier problema

Un modelo que explica cómo nos desenvolvemos ante las dificultades es el que detallo Lazarus y Folkman (1984); según estos autores hay ocho formas diferentes de afrontar las situaciones estresantes, que afectan de desigual manera a su resultado final.

1. Confrontación. Se realizan acciones directas para modificar la situación. Estas acciones suelen ser rápidas, poco meditadas y con cierto grado de agresividad.

2. Distanciamiento. Se procura evitar la situación conflictiva. Para ello se tiende a no pensar en ella, procurando mantenerse alejado.

3. Autocontrol. Se intenta manejar la situación mediante el control de los propios sentimientos y la manera de actuar.

4. Búsqueda de apoyo social. Se busca el consejo y la opinión de otras personas como expresión de la necesidad de sentirse comprendido, arropado y aconsejado.

5. Aceptación de la responsabilidad. La persona reconoce y acepta plenamente su parte de responsabilidad en la situación vivida.

6. Huida-evitación. Este modo de confrontación implica la puesta en práctica de remedios drásticos, como ingerir alcohol o cualquier producto que haga olvidar el problema. También se pueden esperar soluciones de tipo mágico, como que la cosa se resuelva ella sola o mediante alguna especie de milagro.

7. Planificación. Se realiza un análisis de la situación, planificando con cuidado para conseguir resultados positivos.

8. Revaluación positiva. Se busca la transformación positiva de los aspectos negativos de la situación, o como mínimo que resulten menos amenazantes. Se procura minimizar los aspectos más problemáticos, maximizando todo lo que sea a favor.

Según las conclusiones que ofrece este modelo, los modos de afrontamiento 1,2 Y 6 no aportan nada constructivo al problema e incluso resultan perjudiciales, manteniendo a la persona inmersa en pensamientos negativos; los modos 3, 4 Y 5 no resultan muy esclarecedores, dando en algunas ocasiones resultados positivos y en otras negativos; por su parte los modos 7 y 8 son los que ofrecen mejores resultados, aumentando la capacidad de solución, motivando a la persona y forjando pensamientos positivos que redundan favorablemente en la situación vivida.

 ¿Cual empleais vosotros mas a menudo?.

2 comments

  1. Patricia dice:

    Hola,

    Me parece muy interesante y una buena forma de agrupar las formas de actuar de cada persona.

    He de señalar que la 6 me parece especialmente preocupante, porque no sólo afecta a la persona que actua de este modo, sino que daña a las personas más cercanas.

    En cuanto a la 4…la verdad es que creo que demuestra falta de seguridad en la toma de decisiones si se trata de un problema personal, que sólo te afecta a ti. Si se trata de un problema que afecta a más personas, en ese caso si se debe hablar, y tomar decisiones conjuntas. ¡Hablando se entiende la gente!.

    La primera es de un comportamiento narcisista, creo que es muy dificil tratar con este tipo de personas…

    La segunda, es “escurrir el bulto”, un comportamiento poco maduro a mi modo de pensar…

    Estoy de acuerdo en que la 7 y la 8 son las más adecuadas, aunque, matizando, diré que incluso la 7, no siempre trae buenos resultados.

    Creo que en ocasiones debemos actuar instintivamente, sin pararnos a pensar demasiado o planificar el objetivo. Me refiero a toma de decisiones rápidas, en las que si nos paramos a pensar demasiado, perderemos una oportunidad.

    La 8 es especialmente importante. De los errores se aprende. Y cuando más maduramos en cuando tomamos decisiones en momentos dificiles. No podemos esperar que todo sea siempre “coser y cantar”, las etapas de la vida te van marcando el caracter. Desde luego que el entorno en el que vivas te lo pondrá más o menos duro, pero si actuas con carácter templado obtendrás mejores resultados…

    Desde luego, si tomamos una decisión, debemos atender a sus consecuencias, esa sí es una manera adecuada de actuar (desde mi punto de vista, claro). Y recordar que siempre tendremos personas a nuestro favor y personas en contra; es lo que tiene la diversidad!, ¡qué monótona sería la vida si no fuera así!.

    Un saludo, Patricia.

  2. Buenas Patricia.

    Logicamente la 8 deberia de ser la mejor, al igual que en cierto modo la 7. No obstante no garantizan el exito ninguna de ellas. Lo que si garantizan es tu bien estar personal, lo que yo digo “estar a gusto contigo mismo”. Lo que esta claro en esta vida es que si tu pones lo mejor de tu parte en todo lo que haces, realmante no se puede pedir mas.

    Si estas a gusto con lo que haces y como lo haces, independientemente del resultado obtenido, realmente has puesto lo mejor de ti y eso deberia de ser suficiente para tu mente, aunque el resultado final no fuese el esperado.

    Lo que debemos de comprender es que todos debemos e afrontar las cosas de la mejor manera posible y responsabilizandonos a lo que añado que debsmos de ser conscientes de que no simpere salen las cosas como uno quiere.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *