Cuando social se convierte en negocio

En estos días parece que todo se ha vuelto social. 

Tenemos los medios sociales, juegos sociales, redes sociales empresariales, la web social y la lista sigue. Parece que la social se ha apoderado de nuestro mundo, pero ¿es realmente así? 

El hecho de que usemos esta palabra simultáneamente con tantos tipos diferentes de aplicaciones significa que estamos sólo en el borde de la maximización de su valor real. Pero la gran verdad es que siempre hemos sido sociales y no es algo que se ponga de moda en estos momentos. 

Nuestras interacciones en las redes sociales son simplemente un reflejo de nuestras vidas offline. La gran mayoría de nosotros nos comunicamos con el mismo grupo de personas todos los días y tenemos pequeños grupos de personas en las que confiamos. Estos son los mismos amigos, familiares y conocidos que son los que realmente nos diferencian de otros usuarios de las redes sociales. Es decir, nuestra red social de contactos íntimos es lo que nos diferencia online, ya que al resto de seguidores los seguimos todos.

Paul Adams, autor de Agrupados: ¿Cómo los pequeños grupos de amigos son la clave para influir en la web social”, señala a la naturaleza cambiante de Internet es la que motiva la aparición de una nueva estructura en torno a las personas y sus relaciones. Esto tiene implicaciones para las empresas y sus clientes, pero cuando realmente miramos con detalle no hay nada nuevo en todo esta “sociabilidad” con respecto a lo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo. Se trata simplemente de estar comunicados con nuevas herramientas.

Llevamos siendo sociales miles de años y ahora no somos capaces de comunicar la naturalidad de estas nuevas herramientas en lugar de concentrarnos en los aspectos técnicos y la publicidad de mercado.

Estamos siendo engañados con la creencia de que los medios de comunicación social pertenecen a un mundo extraño y exótico que sólo unos pocos pueden dominar. Cuando, en realidad, cualquier ser humano razonable puede hacerlo muy bien. El truco es permanecer fiel a uno mismo, actuar como lo harías offline y hacer lo que te gusta. 

Mientras muchos de nosotros consideramos algo habitual lo que ocurre en las redes sociales, todavía hay muchos quién los ven como algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados día a día. No logran ver que en realidad han existido las redes sociales durante toda su vida y sólo porque ahora se puede hacer desde un ordenador portátil o dispositivo móvil no significa que sean algo extraño. 

Las conexiones emocionales son siempre necesarias antes de la nueva tecnología, durante el boom de la misma y en el futuro.

A medida que la web social se convierte en una realidad más son las personas que siguen viendo en esa diferenciación una forma de sacar negocio. Lo ‘social vende‘ aunque realmente es lo mismo que llevamos miles de años realizando pero a través de nuevas herramientas.

El avance de estas herramientas y la generalización de las mismas hará que las redes sociales se convertirán en los conductos normales de comunicación y que será cuando lo ‘social‘ sea simplemente lo normal y dejará de ser negocio.

Esto sucederá cuando dejemos de pensar en ellos como ‘social‘ y empecemos a pensar en ellos como algo habitual.

6 comments

  1. Xavi Soro dice:

    Hola Jose Luís,

    ocurre lo mismo que con el térmido “2.0” (usado hasta la saciedad) o el de “burbuja” (habían burbujas por todos lados). Simplemente se convierten en trending topics del bla bla bla diario.

    Totalmente de acuerdo. Siempre hemos sido sociales, y las tecnologías han eliminado las barreras geográficas y temporales para que tengamos acceso inmediato a comunicarnos con personas que en otra época no hubiera sido posible o, al menos, de forma tan rápida.

    Como todo en la vida…el tiempo se encarga de poner las cosas en su sitio y normalizar la situación.

    ¡Un abrazo!
    Xavi

  2. jose luis dice:

    Buenas amigo Xavi.

    Lo que dices es cierto, lo único realmente útil que se ha conseguido con estas nuevas herramientas 2.0 es conseguir que el que es social de por si, consiga socializar con mucha más gente con la cual le sería imposible hacerlo geográficamente de no existir estos medios.

    Pero de ahi a entender que estos medios son los que nos hacen sociales, lo dudo mucho.

    Quien no es social en el día a día, no lo será en el 2.0 🙂

    Un abrazo

  3. Joel Pinto dice:

    Hola, José Luis

    Coincido contigo y comparto tu post. El uso del término social ha sido simplemente una moda, a mi parecer. Pareciera que tenemos el afán de crear esas “etiquetas” para sentirnos bien o motivados para hacer cosas nuevas, o hacer las cosas que siempre hemos hecho siempre pero de una manera diferente.

    El ser humano es, por naturaleza, social, gregario. Lo social de hoy en día es simplemente, como dice Xavi, la capacidad que tenemos de conectarnos con el mundo desde un ordenador o un teléfono móvil.

    Compartiendo 😀

  4. Buen post amigo. Como apuntas, la tecnología es un medio , no un fin. Solo cambian las posibilidades, nada más, pero no nos hace más sociales per se.

    Un abrazo

  5. Buenas amigo Joel.

    Lo que somos los humanos es una ‘fábrica de etiquetar’, de eso no cabe duda 🙂 Si no ponemos etiquetas a todo no estamos a gusto 🙂

    Y el término social es ‘la moda’, como que antes no éramos sociles. 🙂

    En fin, veremos en lo que dertiva esto de los social media 🙂

    Un abrazo

  6. Buenas amigo Fernando.

    Ser social es una cualidad, por lo menos creo yo, que humana. No creo yo que un PC por si solo o una herramienta o plataforma sea social si no es usada por personas ‘sociales’ por definición.

    Lo que pasa es que el apellido social para algunos vende :-))))

    Un abrazo amigo y buen finde 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *