El negocio de la formación para empresas se frenará para 2008 y 2009 por la crisis, según DBK

Siento muchísimo hacerme eco de esta noticia, pero lo que hace es confirmar un post mio anterior acerca de lo que sea proximaba en los RRHH.

El negocio de la formación para empresas prevé una desaceleración en el ritmo de crecimiento del mercado para este año y el próximo como consecuencia del deterioro de la coyuntura económica, que se está traduciendo en un recorte de los gastos de las empresas, según el informe ‘Formación para Empresas’ elaborado por la consultora DBK.

Concretamente, se estima una variación del mercado de en torno al 4-5% anual en los dos próximos ejercicios, con un volumen de negocio de alrededor de 1.275 millones de euros al cierre de 2009, frente al aumento del 7% registrado en 2007, con una facturación de 1.165 millones de euros.

Según el informe, la estructura de la oferta podría registrar un proceso de concentración derivado de la desaparición de algunos operadores de reducida dimensión cuya cartera de clientes se compone mayoritariamente de pymes, si bien, es posible que se registren operaciones de compra entre las empresas de mayor tamaño.

Respecto a las líneas de negocio, destaca la fortaleza de las empresas de consultoría y formación que obtuvieron en 2007 una facturación en el sector superior a los 1.000 millones de euros, lo que supuso un 6,5% más que en 2006.

Por su parte, las universidades y escuelas de negocios contabilizaron unos ingresos de unos 150 millones de euros, manteniendo una tasa de crecimiento medio anual del 8,4% en el período 2002-2007.

Los programas abiertos se mantienen como los de mayor importancia, al suponer cerca de la mitad del negocio total, si bien en los últimos años han perdido importancia frente a los programas a medida del cliente, que representaron algo más del 40% en 2007.

La formación presencial acapara el 80% del mercado, si bien ha registrado una pérdida de participación en los últimos años frente al avance de otras modalidades. Así, la formación ‘on line’ supone ya el 7% del negocio total, mientras que el resto de modalidades a distancia y las fórmulas mixtas acaparan el 13% restante.

En cuanto a la oferta de servicios de formación para empresas, en 2007 estaba integrada por unas 2.750 compañías, cifra que ha registrado una trayectoria al alza en los últimos años.

Las cinco primeras compañías del sector reunieron en 2007 el 10% del volumen total del negocio generado, mientras que las diez primeras concentraron una cuota de mercado conjunta cercana al 15%, lo que refleja la alta fragmentación de la oferta sectorial.

Conclusiones:

-Si algo caracteriza la formación en estos tiempos es la escasez de empresas que la usan. No llega al 8% de las pymes en España.

-Esta poca formación subvencionada es de bastante baja calidad, lo que refleja el poco interés de las empresas por ella.

-Cuando se acaben los fondos europeos, nadie pensará en la formación como algo necesario.

-Los pequeños formadores y pequeñas consultoras de formación, debido a la reducción de la clientela deberemos redefinir estrategias y muy probablemente perdamos cartera de clientes en beneficio de las grandes que no por su tamaño quiere decir que den formación de mayor calidad.

 

En definitiva, como diría algún “atlético” en otro tiempo: ¡¡Otro añito más en el infierno!!  pero a mi ya no me coge. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *