Oferta y demanda en el mercado laboral español

Recordando primero de carrera, las leyes de libre mercado, a Keynes y que en teoría, si los mercados fuesen perfectos, siempre tenderían a alcanzar un punto de equilibrio por si solos.

Por eso vamos a ver como funcionan las curvas de oferta y demanda y sus movimientos aplicadas al mercado laboral español, ya que en definitiva, no deja de ser un mercado en el que se busca de forma automática el equilibrio.

Veamos el gráfico y analicemos:

D1: Demanda de trabajadores en 2008 por ejemplo, es decir, necesidades de mano de obra.

D2: Demanda de trabajadores en 2012 por ejemplo.

O1: Oferta de mando de obra para trabajar en 2008 por ejemplo, es decir, gente que se ofrecía para trabajar.

O2: Oferta de mano de obra para trabajar en 2012 por ejemplo.

Hablemos del punto 1. Sería el punto de equilibrio donde se cortarían la demanda de mano de obra con la oferta de la misma. Da un número de trabajadores determinado con un sueldo determinado de media.

¿Qué ha ocurrido en estos últimos 4 años?

La demanda de trabajadores ha caído, no hay ofertas de empleo y cada vez se contrata menos. Esto supone pasar de la D1 a la D2.

Además, la oferta de gente (desempleados) que ofrece sus servicios o su mano de obra ha aumentado, con lo cual supone pasar de la O1 a la O2.

¿Qué pasaría en los puntos 2 y 3 (que no es el caso del mercado laboral español)?

El punto 2 sería que manteniendo constante el número de oferentes de mano de obra (desempleados) pero que se demandasen menos (menos ofertas de trabajo), indica que habría menos trabajadores en activo y con un sueldo menor que en el punto 1.

El punto 3 sería que sigue habiendo mismo número de gente que quiere contratar, pero más gente que quiere trabajar, con lo cual, si se baja el sueldo hasta el nivel 3 se podría meter a más trabajadores en el mercado a trabajar.

Esto todo es teniendo en cuenta que los mercados se consideran que son inteligentes y se regulan ellos mismos (cosa que es más que imposible) pero que muchos economistas lo defendieron y llevaron Premios Nobel.

Nosotros estamos en el punto 4. ¿Qué significa? Por un lado, que se ha disminuido la gente que necesita contratar trabajadores (disminuye la demanda de mano de obra) y por otro, aumenta la gente que necesita trabajar, o sea, desempleados. Si consideramos que oferta y demanda se regulan ellas solas, estamos abocados a encontrarnos en el punto 4, lo cual significa que el equilibrio  se consigue bajando sueldos y existiendo menos trabajadores que antes, que en el punto 1, o sea que en el 2008.

¿A dónde nos dirijimos? A salarios de miseria y esclavitud y a que el número de personas que acaben trabajando en España tendrá que ser en menor proporción que el número real de habitantes que había en el 2008.

Todo esto, pensando que son los propios mercado los que regulan su funcionamiento.

¿Cómo se podría conseguir incrementar salarios?

a) Aumentando demanda de gente que necesite contratar, o sea, creando empresas.

b) Disminuyendo el número de gente que ofrece mano de obra, es decir, bajando el número de desempleados, lo que se traduce en que esta gente que se reduce tiene que buscar en otro lado, lo que se traduce en exportar desempelados a otros países.

¿Cómo se podrá conseguir incrementar en número de trabajadores y por lo tanto reducir el desempleo?

a) Idem del apartado a) anterior.

b) Reduciendo el sueldo que están dispuestos a cobrar los desempleados.

c) Incrementando la demanda de trabajadores en mayor proporción que la oferta de desempleados, lo que supondría que se incrementasen no solo el número de trabajadores sino que también se subiese el sueldo.

¿Qué estamos haciendo aquí?

  • La demanda cae en picado: cierre de empresas, obstáculos a los emprendedores y creación de nuevas pymes, huída de capital y tejido industria extranjero.
  • Aunque la oferta se reduce por desempleados buscan emigrar para trabajar, la entrada de nuevos desempleados es mayor que la salida  para fuera, con lo cual no hacemos más que aumentar la demanda.

Todo esto conduce a que la única salida que se ve es la de bajar el sueldo como única forma de reducir la oferta de mano de obra (reducir desempleados), con la idea de conseguir que si antes un trabajador trabajaba por 1.000 euros, ahora dos trabajen por 500 cada uno o menos.

Y esto está pasando aquí y en media Europa, estamos dirijidos por una banda de ineptos e inútiles que cualquier chaval de primero de carrera con dos dedos de frente podría explicar, lo que me da a entender que los que nos manda, presumiendo de masters y de ser consultores en la empresa privada no son tontos, que saben a la perfección lo que ocurre y la solución, pero no están dispuestos a acometerla porque supondría una pérdida de sus privilegios.

Para terminar, ¿qué simboliza la raya del punto 5? Sencillamente indica aquel nivel  de sueldo en el cual un empleado ya no le compensa trabajar porque no saca para vivir y, por desgracia, nos estamos seriamente acercando a ese punto y de ahí a la miseria, hambre y revuelta social no va más que un paso muy pequeño.

 

6 comments

  1. […] Recordando primero de carrera, las leyes de libre mercado, a Keynes y que en teoría, si los mercado fuesen perfectos, siempre tenderían a alcanzar un punto de equilibrio por si solos.  […]

  2. Epaminondas dice:

    Bueno, pare reducir el desempleo se pueden tomar muchas más medidas de las que usted expone aquí. Un ejemplo de (posibles) soluciones: reducir o eliminar si es posible la dualidad laboral, contrato único, mochila austriaca, aumento de la productividad, apostar por sectores fuertes y diversificados sobre los que sostener nuestra economía (nada de ladrillo y ya está), potenciar las exportaciones…

    • jose luis dice:

      Buenas tardes, y lo primero tutéame por favor.

      Cierto que hay muchas medidas para reducir lo que es el desempleo, algunas de ellas las indicas bien, pero pasan todas por incrementar la demanda de profesionales porque se incrementa el tejido empresarial. Otras de las que comentas son con una necesaria intervención del Estado fomentando determinadas políticas, con lo cual aunque se disminuyese el paro, no implicaría que el mercado se regulase solo como hablan los famosos economistas. Las políticas de empleo deben favorecer la creación de una mayor demanda de profesionales y, a mi modo de ver, el contrato único no es una forma. Esa medida es exclusivamente un método para reducir las potenciales pérdidas de un empresario en un despido. Lo que hay que hacer es tomar medidas para que los empresarios no tengan que despedir a nadie, y estoy convencidísimo que esas medidas no pasan por los tipos de contrato que hay, sino por incentivar el crecimiento de las empresas y apoyo constante. Modificar los contratos es exclusivamente para defender al empresario en e´pocas de vacas flacas, nunca fomentará crear empleo ni aumentar la demanda de profesionales el dejar un contrato único.

      Un saludo

  3. Lola dice:

    Hola JL, me parece que tu post de hoy sea inspirado de nuestra previa conversación sobre el tema de ¿Trabajarías por menos de 1000 euros? Estoy de acuerdo en todo, creo que estos listillos que nos mandan están pensando en fomentar la creación de este 99% de pobres esclavos…no para nada, pero cobrar menos de lo que necesitas para pagarte el basico…Justo el otro día hable con una amiga griega que trabaja de profesor, cobra menos de los que le da de vivir, la han desplazada en una isla a inseñar, y está tirando del sueldo del marido, que se ha quedado en Atenas, para pagar alquiler, comida, luz y gas….creo que no hay que añadir palabras, está pagando de su bolsillo para seguir trabajando…

  4. Buenos días amiga Lola.

    Cierto que se me ocurrió el post fruto de nuestras conversaciones 🙂

    Cada día la situación es más vergonzosa y triste y como se llegue a los límites de subsistencia con los sueldos cayendo en picado la cosa se va a presentar muy peligrosa. Lo pero de lo de Grecia que cuentas, es que aquí llevamos el mismo camino, sino al tiempo 🙁

    Un saludo

  5. […] Recordando primero de carrera, las leyes de libre mercado, a Keynes y que en teoría, si los mercado fuesen perfectos, siempre tenderían a alcanzar un punto de equilibrio por si solos.  […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *