Tag Archive for ser

10 Cosas que pueden convertir a un jefe en un buen líder

grupo-coaching

No son infalibles, pero si contribuyen a que un jefe dentro de su organización  pueda convertirse en buen líder o, cuando menos, empezar a serlo.

Son frases, actos, aptitudes frente a los demás que son muy valoradas por su equipo y que arrancan un verdadero compromiso en quien las ve o las oye y lo mejor de todo, es que no cuesta nada hacerlas.

Estas cosas cambian la vida de muchos miembros de la organización e incluso la del propio jefe. Entonces, si realmente no nos cuestan económicamente nada y tampoco ningún esfuerzo, ¿por qué no hacerlas más a menudo hasta convertirlas en algo habitual? Read more

10 Cosas que pueden convertir a un jefe en un buen líder

grupo-coaching

No son infalibles, pero si contribuyen a que un jefe dentro de su organización  pueda convertirse en buen líder o, cuando menos, empezar a serlo.

Son frases, actos, aptitudes frente a los demás que son muy valoradas por su equipo y que arrancan un verdadero compromiso en quien las ve o las oye y lo mejor de todo, es que no cuesta nada hacerlas.

Estas cosas cambian la vida de muchos miembros de la organización e incluso la del propio jefe. Entonces, si realmente no nos cuestan económicamente nada y tampoco ningún esfuerzo, ¿por qué no hacerlas más a menudo hasta convertirlas en algo habitual?

Ya que debes dirigir a un grupo humano, lo mejor es que seas tan humano como ellos y creo que las siguientes cosas pueden ayudar a ello en gran medida:

1º Decir lo que se está pensando. El ser jefe no implica que se sea superior mentalmente a los subordinados. El compartir con ellos lo que se está pensando lo convierte en uno más del equipo, más humano y, sobre todo, más generador de confianza.

2º Reconocer errores. Errar es de humanos y el reconocerlo más aún. ¿Qué mejor cosa para un subordinado que el ver que el jefe también puede cometer errores? Reconocerlo no es una merma de poder frente al grupo como se creen la mayoría de los jefecillos, sino que es justamente lo contrario.

3º Además de reconocer errores, lo suyo es disculparse cuando sea necesario. A nadie un ‘lo siento’ le hace daño y el que lo recibe probablemente vea en ello una forma de compartir cosas y que es de confianza el jefe.

4º Alabar lo que hacen bien los miembros de su equipo. De las cosas en esta vida que más felicidad producen a alguien es el que halaguen lo que hace y reconozcan su valía. Dentro de un equipo pasa lo mismo.El que el jefe haga un elogio al buen empleado es motivo suficiente para ganar su respeto.

5º Ser agradecido. A todos nos gusta en mayor o menor medida el ayudar a alguien, eso sí, esperamos un agradecimiento por ello. ¿Qué cuesta dar las gracias a los miembros de tu equipo si realmente las merecen? Es de las mejores formas para conseguir ‘piña’ en tu grupo.

6º Si humano es equivocarse, no menos humano es el pedir ayuda. El jefe que pide ayuda no se ‘rebaja’ como muchos creen sino que está involucrando a los miembros de su equipo y generando una asertividad que hará que el equipo tire en la misma dirección.

7º Viceversa, el líder pide ayuda cuando la necesita, no es una debilidad, pero también la debe dar en todo momento cuando se la pidan, Y ser ayuda efectiva no de palabra.

8º Cuando pides ayuda es por algo determinado, ¿y si pides a un miembro de tu equipo a que te enseñe a hacer algo? No solo le pides ayuda sino que le estás demostrando tus ganas de aprender para no volver a tener que pedirle ayuda en el futuro. El buen líder busca ese compromiso: ‘me enseñas y prometo esforzarme en aprender para no molestarte más.

9º No decir nada. A veces justo es el no decir nada un acto de buen líder. Mejor no decir nada a tener que dar una reprimenda en ‘caliente’. El buen líder no se deja llevar por las emociones y sabe cuándo y como decir las cosas. Puede que en ocasiones sea mejor no decir nada a decir algo inadecuado.

10º Demostrar aprecio por la otra persona, no solo en el trabajo, sino en todos los aspectos. El buen jefe se preocupa por el bienestar total de sus subordinados.

Qué hacer para ser más ‘social’

El otro día, en un seminario sobre redes sociales aplicadas a la búsqueda de empleo en el que participe, tras la ponencia de camino a casa me vine haciendo una pregunta que intentaré reflejar en este post. ¿qué hacer para ser más ‘social’?

Y llegue a una primera conclusión a partir de la cual todo lo demás se puede decir que es un añadido. Ya sea un desempleado para buscar empleo, un empleado actualmente que quiere mejorar su marca personal 2.0 por lo que pueda pasar o simplemente una empresa, lo primero que debe de hacer es comprometerse con lo que significa el ser más ‘social’.

Dos cosas son necesarias para esto:

  • Saber claramente lo que implica ser más social.
  • Saber cuales son los beneficios que ello te reportará.

Parece que hay una loca carrera para subir al carro de los medios de comunicación social y la gente no se está dando cuenta de que no es una cosa que se pueda pensar un lunes y el martes ya serlo.

Además, es muy diferente “hacerte más social” que “ser más social”. Read more

Unos ejemplos de diferencias de opiniones y tolerancia

Hace unos dias publique un post sobre la tolerancia. He visto recientemente estas anecdotas o historia sy creo que seria bueno que os las dejases, como representacion de que la pluralidad de opiniones y la tolerancia de las mismas implica el hecho de que todas ellas deben de ser respetadas, porque una misma realidad puede poseer diferentes verdades.

La realidad es percibida de distinta manera por diferentes observadores en función de su perspectiva, pero incluso siendo esta la misma, las conclusiones pueden ser distintas, porque además de la perspectivas nuestras opiniones están influidas por el aprendizaje, las creencias y nuestra exeriencia en la vida. Valores y creencias tienen un peso muy grande y ante una misma situación, diferentes personas pueden hacer muy distintas valoraciones.

Observar la siguiente historia, ejemplo de diversas perspectivas de una misma realidad :

“Una mujer joven y guapa, Alíce, cuyo marido no le dedica mucho tiempo, pues viaja bastante, tiene un amante. Una noche ella la pasa con su amante y cuando al amanecer vuelve a casa, tiene que pasar un puente donde encuentra un loco en actitud amenazante. Retrocede y va a ver a un barquero para que le cruce el río, pero este le pide dinero por adelantado; al carecer de él va a ver de nuevo al amante, le explica lo que ocurre y le pide el dinero para pagar al barquero, pero el amante se lo niega sin dar explicaciones. Va a ver a un amigo, que ha estado enamorado platónicamente de ella, y le cuenta todo sobre su marido, el amante el barquero y el loco, pero su amigo también le niega el dinero, a pesar de que ella le cuenta que se ha portado mal con él. Sin saber ya qué hacer, retrocede sobre sus pasos y decide afrontar el peligro. Pasa el puente y el loco la mata”.

Ahora, de todos los personajes que intervienen en la historia, trata de establecer un orden de culpabilidad, dándole el número 1 al más responsable y el 6 al menos responsable.

Independientemente de la valoración que hagas de la historia, otra persona puede tener, y de hecho tendrá, una valoración diferente a la tuya, por lo que dará a los responsables un orden distinto al que tú acabas de dar, proporcionándote, además de forma convencida, sus argumentos de por qué lo entiende así.

Haz una prueba con un grupo de amigos, cuéntales la historia de Alice y verás cómo las opiniones varían, aportando cada uno “sus razones” de quién es el más y el menos culpable del desenlace.

En esta segunda historia veremos un ejemplo claro de la diversidad de opiniones de un mismo problema y un comportamiento como funciona la tolerancia:

Read more

LA TOLERANCIA ¿TIENE LÍMITES?

La intolerancia sitúa al ser humano en su perfil más bajo, hace a las personas desconfiadas y limita su mente no dejándolas ver más allá de sus propios ojos, se le niega al semejante su condición, perdiéndose la dimensión humana y abriendo la puerta a la agresividad.

Y todo ello para demostrar que hay hombres que son superiores a otros, que hay grupos que tienen más derecho que otros o que hay hombres que son más hombres que otros. Queda así abolida la justicia, se pisotea la libertad y se rompe la razón y el orden, volviendo a la época de las cavernas.

Cuando sometemos al otro estamos creando las condiciones necesarias para ser también sometidos; la libertad es una consecuencia de la pluralidad. Freud esgrimía que en la intolerancia quedaba reflejada de forma patente la agresividad instintiva del ser humano.

Es necesario aceptar la diferencia en todas sus dimensiones, respetar abiertamente la diversidad, confiar en que la pluralidad enaltece al ser humano y admitir la necesidad de la existencia de otros que piensen y sienten distinto a nosotros, porque precisamente ese contraste es lo que de verdad enriquece culturalmente.

Una sociedad en la que sus miembros se sitúen en la perspectiva del otro permitirá percibir la problemática en su origen, facilitando soluciones en los primeros estadios, caminando en consecuencia hacia un mundo mejor y elevando la cultura a niveles hasta ahora no alcanzados.

No hay que olvidar que la tolerancia tiene también sus límites, que deben ser correcta y necesariamente establecidos, ya que en caso contrario la tolerancia puede degenerar en la intolerancia que se trata de evitar.

Read more