Tuiteo, luego existo ¿y si no tuiteo?

twitter_dios1Esta semana se ha abierto un debate la mar de ameno en Cloud Consulting de la mano de José Miguel Bolivar sobre la idea de que aquellos que nos gusta la Red y hablamos de las herramientas 2.0 deberíamos ponerlas en practica proactivamente, y se enfocó mucho hacia el Twitter, aunque podía darse para cualquier red social como LinkedIn o Xing.

Y que decir tiene, que en una comunidad tan variada ha habido reflexiones de todo tipo. Mi amigo Senior sacó una entrada al respecto de título ‘Ser 2.0’ no es un logo, es una actitud, y he de reconocer que tras su lectura he comenzado a ver y utilizar el Twitter de otra manera.

Hay quien piensa que el Twitter como vehículo de comunicación organizacional no va del todo.

No obstante la opinión generalizada es que es una buena herramienta comunicacional ppro que muchos de nosotros estamos en unos comienzos incipientes y nos viene muy grande todavía. José Miguel, Senior y Yoriento son de los más Twittadictos (con todo el cariño) de todos los blogeros y eso ayuda bastante a que su vehemencia nos demuestre que es una herramienta útil en las organizaciones.

Pero como es característico en mi, voy a hacer de abogado del diablo y voy a dar opiniones, o mejor dicho, argumentos en ambos sentidos del debate.

dios-twitterA favor del Twitter y demás herramientas 2.0

Si a cualquiera de nosotros hace 20 años nos dicen que podríamos escribir nuestros pensamientos y opiniones y nos podrían ver instantáneamente en cualquier parte del mundo, estaríamos pensando que era de locos. Que iba a existir una Red global de conocimientos en la que predominase el altruismo como efecto que la mueva, tampoco lo creeríamos. Pero las cosas han evolucionado y lo que nos parecía imposible, ya es incluso pasado. ¿Qué nos deparará el futuro? A saber, pero por lo de pronto, las redes sociales y/o profesionales, el Twitter y todas las harramientas nuevas están teniendo un éxito tremendo.

Pues sólo ya por pura lógica, el cambio hacia estas tendencias es ley de vida, a parte de sano y saludable. La vida es un continuo cambio y evolución.

Desde ese punto de vista, adaptar tu vida, tu trabajo o tu forma de ser a las herramientas 2.0, lo tendrás que hacer tarde o temprano, por lo tanto debemos de verlo como una oportunidad enorme y no como un problema. A nadie se le exige que sea de la noche a la mañana, pero si que debe de realizarse.

twitter-icon-packEn contra del Twitter y demás herremientas 2.0

¿Cuantas redes sociales, plataformas y herramientas 2.0 y 1.0 se han quedado en el camino? ¿Por qué iban a ser estas herramientas actuales distintas? ¿Vale la pena esperar a ver lo que ocurre con ellas para luego meterse de lleno en su funcionamiento si es algo que perdura?

Cierto además como ha dicho hoy mi amigo Andrés Pérez Ortega que esto de las herramientas 2.0 y los seguidores es barato. Me explico aunque creo que lo hace mucho mejor él mismo: ¿Cuantos de los que me siguen, me followean y me tienen como “amigo” en facebook estarían dispuestos a pagar por mi trabajo?

La distancia que hay en estas herramientas entre dos personas es meramente un click, ni más ni menos. Si tengo 1500 seguidores en Twitter, la mayoría de ellos porque solo cuesta un click de ratón el seguir a alguien, cuántos son realmente contactos de verdad y cuántos estarían dispuestos a pagar aunque fuese un céntimo por seguirte?

La gratuidad de las herramientas 2.0 hace que en ellas abunde mucho la paja, con lo cual esta es una de las críticas más potentes, ya que el esfuerzo de encontrar a alguien que valga la pena seguir exige más esfuerzo por la abundancia de personal.

Y ¿qué es lo que pienso yo al respecto?

Pues realmente creo que un mix de emociones y sensaciones. Me explico.

Los que me conocéis, sabéis que llegué tarde a las herramientas 1.0 y así lo reconozco y me he dado cuenta de que las 2.0 serán necesarias en un futuro no muy lejano.

Ahora bien, ¿son una forma de vida o no dejan de ser unas herramientas, como las serán las 3.0, 4.0,…?

Yo creo, como siempre dicho, somos los humanos los que debemos de utilizar los recursos y no ser nosotros los recursos. Desde esa óptica, Twitter y compañía son herramientas que los humanos podemos utilizar o no para mejorar nuestra calidad de vida, trabajo o relaciones personales/sociales, pero como todo en esta vida, hay humanos que no necesitan de estas herramientas.

¿Qué están ahí? Es un hecho. ¿Qué no toda la gente ve necesario su utilización? Por descontado. ¿Qué a lo mejor mucha gente no es conocedora del potencial de estas herramientas porque nunca las ha usado? También estoy seguro de ello.

A fin de cuentas, y no nos llevemos a engaños, los humanos mandamos en las herramientas y no ellas en nosotros. ¿Nos adaptaremos? Seguro ¿o conoceís a mucha gente que no tenga tenga teleéfono movil, o dos?

Que cada cual se marque sus necesidades y que utilice estas herramientas 2.0 que la Red nos pone a nuestra mano cuando lo considere necesario.

Por si acaso, yo ya me he lanzado, no vaya a ser que cuando me de cuenta ya vengan las 3.0.

15 comments

  1. Agustí López dice:

    Hola José Luis!
    Efectivamente una de las dudas habituales es para qué me voy a meter si esto en dos años vete a saber dónde está. Y los que nos movemos por este mundillo tendemos a ser iniciadores en NT, lo que no es en absoluto necesario.
    Así que la distorsión con la realidad que podemos llegar a tener me temo que es evidente.
    Un abrazo!
    Agustí

    • Buenas Amigo Agustin.

      Efectivamente. Muchos las ven como modas pasajeras, por lo tanto ya no contemplan la posibilidad de adentrarse mucho en ellas poruqe ‘¿para lo que van a durar?’.

      Lo que hay que verlas es como una herramienta más con lo que lleo implica mantener un contacto adecuado para saber manejarse y una distancia prudencial para que no influyan demasiado en la vida de cada uno.

      Un saludo

  2. Andrés dice:

    Jose Luís, gracias por el post y por la cita. Creo que lo fundamental no es QUE herramienta vamos a utilizar ni CUANTO tiempo va sobrevivir, sino PARA QUÉ la vamos a utilizar y que rentabilidad (no necesariamente económica) nos va a proporcionar. Para un autónomo o un profesional independiente esto último es básico.
    Un abrazo muy fuerte

  3. José Miguel Bolívar dice:

    Gracias por la entrada y por la mención. Coincido con buena parte de lo que comentas, en especial con lo que dices sobre supeditar las herramientas a los intereses y no al revés.
    Discrepo con mi amigo Andrés y su visión ultrautilitarista de la web 2.0. Estamos, insisto en que esta es mi opinión, que luego me llaman talibán, ante un cambio de paradigma. Lo importante, para mí, no es cuántos de tus seguidores en twitter o facebook contratarían tus servicios sino cuantos te siguen de verdad, es decir, leen lo que escribes. A lo mejor alguien que nunca te compraría nada pero que te sigue asiduamente conoce a alguien que conoce a alguien que… puede acabar contratándote o comprando tus servicios.
    Lo importante, en mi opinión, de las redes sociales es que te permiten construir una identidad digital y labrarte una reputación de la cual se va a derivar una lógica influencia. Es lo mismo que en la vida normal, pero más fácil, más potente y más rápido. Si eres un idiota en la vida real, lo serás en las redes sociales y si tienes algo interesante que decir en la vida real, en las redes sociales llegarás a más gente y tendrás más repercusión.
    No se pueden aplicar experiencias 1.0 a lo que está ocurriendo en el mundo 2.0 porque simplemente no son trasladables.
    Twitter pasará de moda o no, pero los valores 2.0 no son fruto de twitter ni de facebook sino de la existencia de internet y por tanto creo que persistirán mientras internet exista.

  4. Yoriento dice:

    Gracias, por la mención, José Luis. Y suscribo el comentario de José Miguel.

    Creo que miramos con mucho más utilitarismo a las redes sociales que a otras herramientas o contextos profesionales.

    Cada uno debe valorar la eficacia de lo que hace en la vida personal y profesional en función de sus intereses personales y profesionales.

    Conversar en Twitter ya forma parte de mi estilo de vida como quedar para ir de tapas o leer un libro. Lo que sí hay que tener claro es que Twitter te da en función de lo que tu aportas…pero como en la vida real, y aquellos que son más profesionales pueden serlo más aún gracias a las redes sociales. Y los que no, tendrán que currárselo más, también en las redes sociales.

    Abrazo, colegas 😉

  5. Buenas José Miguel.

    Gracias a tí por abrir este debate.

    Estoy de acuerdo contingo en que las cosas, en este caso las herramientas tanto las 1.0 como las 2.0, vienen y van. Lo importante es aprovecharse de ellas para nuestro máximo beneficio pero siempre manteniendo la perspectiva de que son y para que valen.

    Ciertamente el espíritu de Internet ha llegado para quedarse en nosotros, por lo tanto es bueno que todos nos vayamos adaptando al futuro que ya está aquí.

    Unos sienten esa necesidad antes y otros después (al estilo vocación religiosa, jejeje!!!) y otros sencillamente no reciben esa llamada.

    Aún asi, todos los que aquí estamos en algún momento oimos la voz y en la medida de nuestras posibilidades o habilidades nos vamos lanzando. Lo que nos da a ver que la Red la conformamos muchos a miles de velocidades distintas.

    Y haciendo una metáfora con la idea de Andrés, los ya conductores habilidosos en las herramietas 2.0 se ven entorpecidos con los que llevan la L de prácticas, jejeje!!

    Un saludo

  6. Buenas Yoriento.

    Lo que está claro y en eso coincidimos todos, es en que las redes sociales, twitter y demás herramientas son útiles en la medida de las características de cada uno, ¿qué se mezclan muchos perfiles de usuarios que buscan cosas muy distintas? eso es verdad. Y bien dices tu que es como el terrenos a sembrar, si lo siembras del modo adecuado recogerás frutos de forma correcta sino, pasará que quien actue así lo vera como otro instrumento inservible.

    La pregunta sería ¿para que?. Cada uno digo yo, que entrará por unos motivos diferentes en las herramientas 2.0, en vez de verlas como lo que son, herramientas y utilidades.

    Yo en algo coincido con Andrés y es en el hecho de que la proliferación de herramientas ha contribuido de verdad al incremento del número de seguidores y followers, jejeje!! que realmente no aportan nada (y no digo sólo económicamente, jejeje!!). Pero el problema no está nosotros mismo, sino en que expectativas tiene cada uno cuando las usa.

    Yo creo que el problema va por ahí. Saber cada uno que espera de las herramietas que nos dan.

    Esperar demasiado conduce a la frustración y por lo tanto al famoso ‘eso no vale para nada’ .

    Saludos amigo

  7. Agustí Brañas dice:

    Hola José Luis, bona tarda,

    Hace tiempo acuñé una frase que recogía mi sensación en el mundo 2.0: “A medida que me sumerjo más en el mundo 2.0, me doy cuenta de que estoy más próximo de la superficie que del fondo”.

    Evidentemente, este sumergir se debe contemplar desde el punto de vista funcional, es decir, cómo las herramientas o soluciones me pueden ayudar a resolver lo que, desde mi interior, brota en términos de creatividad, innovación o, simplemente, de social media.

    Esta claro que, mi objetivo, no pasa por ser un tecnólogo o el máximo conocedor de la herramienta X. Aprovecho para comentar que nadies se llame a equívoco con el uso de la palabra herramienta. No tiene ninguna componente negativa.

    Además, este debate me ha llevado a mis tiempos de infancia -que lejos y añorados quedan los mismos 🙂 – en los que, si recordamos, brotaba de nuestros labios con suma rapidez la frase de “ya no te ajunto”. ¿Por qué digo esto? Parece que el espíritu 2.0 sea dominar al máximo las herramientas que, hoy, se conocen. En mi modesta opinión, nada más lejos.

    El espíritu 2.0 es el de compartir, sumar o crear conocimiento a partir del qué ya disponemos, de nuestras actitudes y aptitudes en beneficio nuestro y de nuestro entorno -ya sea conocido, desconocido, actual o futuro-, al objeto de minimizar los costes del conocimiento. Si para ello existe una herramienta que me puede ayudar, ¡Bienvenida!.

    Así que, en cuanto a twitter, yo tuiteo. Existiría igual, tuiteará o no tuiteará.

    Saludos,
    Agustí Brañas

  8. Buenas Agustin.

    La frase que has acuñado es cierta. Este mundo de la Red cada día aumenta en contenidos, con lo cual cada día estamos más lejos de ser unos expertos. El crecimiento es exponencial, con lo cual, lo mejor sería que cada uno de nosotros pudiésemos definir lo que esperamos de las herramientas y buscar eso exclusivamente, el satisfacer nuestras expectativas y no el ser los expertos.

    Como se suele decir además, el experto es aquel que ha cometido todos los errores posibles en una faceta, con lo cual las herramientas deberían de ir en esa dirección, conseguir nuestra mayor satisfacción y evitar el buscar el ser ‘un especialista’.

    Y lo que no me cabe duda es que el espíritu del 2.0 se basa como dices en el hecho de compartir. Eso seguro.

    Un saludo amigo

  9. Luis Lopez Garay dice:

    No es cuestion de espiritu 2.0, es cuestion de si algo te es util o no.

    En lo personal uso Twitter desde hace 8 meses o menos y mi experiencia es que al menos a mi, me ha servido como blogger, como persona, como aprendizaje ya que algunas personas comparten enlaces de interes como este :), tambien he recibido ayuda de personas, y compartido opiniones con otras, cosa que en MSN o Myspace no puede suceder de inmediato.

    Hay personas que son adictas a esto, son faciles de reconocer, un twitt cada 5 segundos, uso de #hashtags y otras cosas.

    Twitter se supone que no es un blog, un mercado de viagra o “internet marketing” ni mucho menos un tablon de anuncios clasificados, pero la gente es quien le da el uso, y si asi actua la gente, asi es en muchas redes.

    • Cierto amigo Luis.

      No dejan de ser las herramientas eso, una forma de ayudarnos en lo que nosotros querramos usarlas. Obsesionarse con estas herramientas, por ejemplo el Twitter no es bueno como nada en esta vida.

      Lo cierto es que yo llevo bastante dado de alta pero hasta hace unos días no usaba asiduamente el Twitter y he de reconocer que me parece una excelente forma de comunicación y que probablemente genere adicción.

      Un saludo

  10. Sólo sé que la 2.0 puede ser lo que tú mismo decidas que quiera ser. Ni más ni menos. Y por muchos debates que vayan de aquí hacia allá. El único que puede decidirlo eres tú.

  11. Buenas Senior.

    Ahí creo que está la esencia de las 2.0, en que cada uno las pueda desarrollar tanto como desee y conseguir sacar de ellas lo que siembra.

    Si las trabajas de forma adecuada, se convierten en verdaderos potenciales de comunicación, de socializaciçon y de transmisión de conocimientos.

    Si las trabajas como un foro/chat, eso sacarás, un mero rato de esparcimiento.

    Lo que está claro es que son herramientas que ponen a disposición de las personas un potencial hasta ahora desconocido, con lo cual es una pena no utilizarlo.

    Ya sabes que yo no era muy usuario del twitter por ejemplo, pero tras una semana usándolo, he de reconocer que tiene un potencial descomunal.

    Un saludo

  12. Tweets that mention Tuiteo, luego existo ¿y si no tuiteo? | José Luis Del Campo Villares -- Topsy.com dice:

    […] This post was mentioned on Twitter by Luciana Orsi, Icono Consultora. Icono Consultora said: Tuiteo, luego existo ¿y si no tuiteo? http://bit.ly/bSouV1 […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *