Cuando la formación no es suficiente

Si hablamos en términos empresariales y decimos que cuando alguien termina su formación es un ‘output’ del sistema educativo y un ‘input’ para el mercado laboral, la cosa puede parecer algo liosa aunque realmente no lo sea. Toda formación reglada tiene un ‘perfil curricular’ que indica cual es la salida profesional que tendrá la persona que la realice en el momento de finalizarla.

Engracia Hidalgo, ‘gracias por la flor pero me cago en el tiesto’

Anonadado me he quedado la semana pasada cuando escuche a la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo decir que ‘para el 80% de las ofertas de empleo cualificado se requiere una titulación universitaria, cuando solo el 14% de los demandantes registrados en los servicios públicos de empleo tienen ese nivel formativo’. Punto uno. Defíname empleo…

El gran error de la formación para desempleados

Vuelvo a un tema que hace hervir la sangre cada vez que lo toco, porque una mala formación a desempleados es una pérdida de tiempo y de recursos económicos que nunca volverán y en esta vida si hay algo que no se puede perder es el tiempo.

Desde sus inicios, se ha visto que la intención de los cursos para desempleados era la de conseguir la ‘recolocación’ o ‘reinserción’ al mercado laboral del desempleado. Ambas cosas no significan lo mismo pero persiguen el mismo fin, que es el de que el desempelado deje de estarlo.

Hoy no toca el hablar de como las entidades que hacen estos cursos pegan desfalcos a base de timar al personal, porque de eso ya he hablado largo y tendido, sino que toca hablar del error conceptual que hay en esta formación para desempleados.

En este país, recolocar a determinados desempleados, lo que implicaría que volviesen al mismo sector del que salieron es cosa imposible o muy difícil, lease la construcción.

La ‘titulitis’, ese extraño objeto del deseo

Un exceso de titulados anula los títulos. Cuantos más hay, menos valen; según el INE (Instituto Nacional de Estadística), un tercio de los asalariados tienen una titulación superior a la necesaria para el puesto que ocupan (yo creo que más, pero me vale). Y esta desvalorización de los diplomas y las competencias no afecta solamente a los puestos de cartero, cajero de banco o revisor del ferrocarril, donde en general se requiere un título universitario, ¡un papel que hace solo cincuenta años bastaba para convertirlo a uno en un intelectual!

Cuando la cabra tira al monte

Esta es a frase que se me viene a la cabeza frecuentemente cuando escucho a gente diciendo que con un curso de reciclaje la recolocación está al alcance de la mano.

Y no es que lo vea imposible, sino que lo veo muy improbable. Recolocación o outplacement, es que me da lo mismo en un mercado laboral como el nuestro por desgracia.

Cuando una persona que lleva 15 años en su puesto, haciéndolo bien, pero por circunstancias como la crisis actual se ve abocado a ir al paro, ¿alguien se cree que con un curso de 40 horas se podrá reciclar de puesto?

Lo más fácil es que este curso no le valga para nada y deba de partir de el mismo la intención de reciclarse o recolocarse. Pero es ley de vida, quien en sus 15 años de vida laboral sabe hacer un cosa (y bien) no es tan fácil de recilarse como parecen hacernos querer ver.

Y aquí quiero separar el matiz de diferenciar entre recolocación y reciclaje.

Formación y productividad en las grandes empresas

Vamos a ver lo que realmente les importa a las grandes empresas la productividad de este país.

Y me refiero al caso concreto de una gran empresa en la que desde tiempos inmemoriables han estado ‘chupando’ de la Fundación tripartita y fondos europeos para hacer lo que les diera la gana con los créditos formacionales y como han evolucionado ahora que ya los formación les importa 3 pimientos.

Y hablo en primera persona porque si hace 4 años yo les impartí formación ahora la buscan ya de otro tipo.

Otras ‘mentiras y gordas’ sobre el mercado laboral

Hoy me ha dado por volver ‘a cargar’ contra los ‘famosos’ estudios que realizan consultoras y fundaciones recibiendo para ellos ingentes cantidades de subvenciones para decir ‘nada y más’ y en este caso de hoy, por encima, mentir.

Y es que clama al cielo las conclusiones que sacan del cuaderno ‘Capital Humano 122’ elaborado por Bancaja y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) presentado hoy mismo:

La edad y el nivel de estudios son los factores más determinantes para sufrir el Paro de larga duración (correcto)

Un licenciado tiene un 14,5% menos de probabilidad de encontrarse en esa situación que si tuviera estudios primarios, mientras que para un diplomado la posibilidad es 13,8% menor que para una persona que sólo ha cursado primaria. Eso es una mentira que no se la cree ni quien encargó el estudio.

Vamos a ver si nos entendemos.

Educación y formación en Recursos Humanos de la UNED

educación, formación, recursos humanos, UNED
Me han preguntado por mail un lector del blog que es lo que opinaba de la formación que nos podemos encontrar como ayuda a buscar empleo y que se relacionase con el area de los recursos humanos en estos momentos en el mercado de la educación o de la oferta formativa.

Y me he hecho una búsqueda entre diferentes universidades, escuelas de negocios y consultorías de formación, que toquen este área de los recursos humanos.

He de reconocer que es amplia y variada, tanto en los contenidos como en los precios de los cursos. Ya se sabe que la educación no es barata, y menos si es de calidad