Lider y liderazgo como impulsores del cambio

He hablado muchas veces sobre el liderazgo como elemento motivador, gestor, ambientador, generador de clima, comunicador,….

En este articulo voy a enfocar al lider como «factor necesario para el cambio» dentro de las organizaciones.

La figura del lider es necesaria y que actue como tal cuando nos encontramos ante una situacion de cambios estrategicos y de transiciones dentro de las organizaciones. Los líderes deben preparar para afrontar las novedades tanto a la organización como a los miembros que la forman. Una vez realizado la adecuacion al transito hacia lo nuevo, deben de proceder a ejecutar el cambio. Hay no queda su cometido, debe de mantener la vigilancia en que el cambio surta efecto, de mantener el espiritu del cambio vivo, que las estrategias que llevaron a realizar ese cambio se consigan y ademas debe de motivar e influir en que los miembros de la organizacion se involucren en el buen fin que el citado cambio perseguia.

Deben de ser visionarios y poder levantar una estructura adecuada y solida sobre sus ideas, fundamentadas en el razonamiento de los argumentos y la motivacion y por lo tanto la involucracion de los miembros de su equipo.

Por definición, los líderes carismáticos son agentes de cambio.

¿Que es lo que caracteriza a los lideres carismáticos y les da la capacidad para realizar el cambio con éxito?

Basicamente serian los siguientes rasgos:

• Se muestran insatisfechos con el estado actual de las cosas.
• Son incansables y llenos de energía.
• Son personas de acción.
• Su descontento los impulsa a buscar nuevas oportunidades.
• Son emprendedores, impacientes y tienen el don de poder presentar su visión estratégica de modo que en general parezca al alcance de sus seguidores.
• Son hábiles en formar alianzas y en hacer que la gente se sienta especial.

Los líderes que cumplen estas caracteristicas destacan en sus ambitos profesionales y dentro de sus organizaciones, tanto por su rareza como por su brillo.

A diferencia del resto de los miembros del grupo, a los líderes de las organizaciones les toca aunar la politica de la organizacion, con los cambios que llegan del entorno, con la motivacion de los miembros de su equipo y con la suya propia.

No cabe duda que cada organizacion tiene una cultura, una politica, una estrategia,… , que la hace diferentes a todas, pero no debemos de olvidar que al estar formada por personas, se convierten en un micromundo social donde interactuan, por lo que primar lo anterior sobre el factor personal y humano, seria un error.

La impronta de un lider ejecutivo debe de quedar plasmada en la organizacion. Los líderes eficientes y carismaticos deben ser propulsores e impulsores de los cambios y de las transiciones, llegando a producir cambios tales como que de una dificultad, obtener nuevas metas para el equipo y la organizacion.

Saben que para que se produzca de verdad el cambio o la transicion los miembros del grupo deben de estar comprometidos y dotados de verdaderos poderes, y creer que ellos o ellas son esenciales aunque no indispensables. Los empleados inspirados,respetados, tenidos en cuenta, …, en definitiva motivados, se comprometen con la organizacion y sus cambios.

Los principales desafios para una organizacion en el proceso de cambio son motivar a la gente a funcionar eficazmente en un ambiente impredecible, y manejar la dinámica opuesta de la resistencia. Exige mucha determinación y mucha perseverancia porque es siempre más fácil estar en contra de algo que a favor de algo. Somos animales conservadores, nos gusta el pasado, nos gusta lo histórico.

El jefe no lo es todo….. pero casi

Hoy voy a poner el ejemplo del liderazgo en las organizaciones y que cada cual lo extrapole a la situación que quiera, real o no. Cualquier organización o empresa depende del trabajo de un grupo de personas, de sus habilidades, de su talento, de su compromiso con lo que hacen, …., todos unidos en una misma dirección. Pero ésta es marcada por un/unos jefes que deben de saber como todo lo anterior se conjuga para que funcione como un perfecto engranaje, sabiendo donde engrasar la maquinaria en cada momento, donde apretar o aflojar los tornillos para conseguir el máximo rendimiento o evitar que las máquinas revienten,…

Liderados, adoctrinados o aborregados

Una de las cualidades de un líder en una organización es la capacidad de movilizar a los miembros de la misma y que sigan sus directrices sin poner en duda lo que diga y como lo diga.

Claro está que no es la única cualidad del liderazgo pero, a fin de cuentas, en los últimos tiempos parece que es la que más importa: ‘movilizar a las masas’.

Por desgracia, cada día que pasa estoy más convencido de que es imposible que se hable de líderes en dos facetas de la vida, como son la política y la religión.

Y es que para que el líder sea tal, es necesario que los miembros de su organización deseen ser liderados y sepan que significa y eso, por desgracia, no se está dando.

No hay ningún ‘cerdo’ que no sea escrupuloso…

organizaciones, lider, jefe, liderazgo
…Ni nadie que diga que ve primero la biga en su ojo que la paja en el ajeno. Y es que en estos de los ‘pareceres’ y las ‘opiniones’ no hay nada escrito, pero siempre suele haber algo de ‘mala leche’.

¿Por qué no valoramos de la misma manera las acciones cuando las realizamos nosotros cómo cuando las hacen los demás?

Y es que esto, no siempre pasa así que quede claro, es uno de los grandes problemas dentro de nuestras organizaciones y que han derivado muchas veces en la pérdida de compromiso entre empleado y organización y viceversa.

Cuando se dan diferentes baremos para medir las actuaciones dentro de una organización lo que está claro es que la cosa no puede acabar bien.

Que fulanito se vaya para su casa a las 17.00 horas y que menganito se vaya a las 18.00 horas y se lo permitan ya es suficiente motivo para generar mal clima laboral, con independencia de que fulanito haya producido más en su jornada laboral que menganito. El tema del ‘presentismo’ en el mundo laboral en este país y en nuestras organizaciones parece pecado mortal.

Así no señores, así no…..

estoloarreglamosentretodos.org, voluntad, crisis, cambio
Hoy no voy a ser positivo, hoy no voy a ser asertivo, ni siquiera voy a ser motivador. Por desgracia me siento realista.

Eso si, no voy a abandonar la ‘gestión de personas’ como hilo conductor de esta entrada.

¿Quién, me pregunto yo, ha sido el propulsor de la web estoloarreglamosentretodos.org?

Cuando me ha llegado el enlace por canal de twitter me pareció interesante y lo pinché. Y ahora que me paro a pensar y a escribir estas palabras, no se lo que me pasó por la cabeza primero, una alegría o una tristeza (por no decir verguenza).

Y me voy a explicar para que no haya mal entendidos.

Que un grupo de personas se movilice para intentar con buena voluntad dar una visión de la crisis en la que estamos sumergidos más esperanzadora, me parece muy digno, honesto y me quedo sin adjetivos positivos para describir la campaña.

‘Si, lo confieso’, ¡¡una vez fui jefe!!

líderes, jefes, liderazgo
Siempre estoy con la tecla dispuesta para hablar mal de los ‘jefes’ y bien de los ‘líderes’. Pero hoy voy a romper una lanza a favor de quiene siendo ‘jefes’ quieren cambiar y llegar a ser ‘lideres’.

Y es que he de confesarlo, y no me averguenzo de ello, yo una vez, fui jefe.

Más bien me porté como un jefe y no como un líder y por lo tanto debo de entonar el ‘mea culpa’. Pero mirándolo en la distancia y con objetividad, creo que en aquel momento era lo suyo y sin dudarlo en una situación similar lo volvería a hacer, aunque predique lo contrario. Y es que las cosas tienen todas su justa medida y ‘cuando no se puede, no se puede y además es imposible’ (como diría aquel).

Y es que el liderazgo es una acción entre personas y como tales, entre humanos, y en esta vida los humanos he de confesar que somos muy especiales de vez en cuando.

Como sabéis que me gusta el ejemplarizar vamos a ponernos en situación y luego sacaremos unas conclusiones.

Del ‘Management’ y del ‘Síndrome de Diógenes’

jefes, organizaciones, management, síndrome de Diógenes, líderes,
No es la primera vez que hablo de este tema en el blog, pero creo que es de recibo, según se está poniendo la cosa del mercado laboral y de la economía en general, ahondar en el tema.

El ‘management’ ya es algo muy cotidiano, aunque muchas veces no muy bien entendido y por lo tanto puesto en práctica.

Mientras tanto, el ‘Síndrome de Diógenes’ se entiende como ‘un trastorno del comportamiento que normalmente afecta a personas de avanzada edad que viven solas, que se enfoca hacia el abandono personal y social y por el aislamiento voluntario en el propio hogar, acompañados en muchos casos de la acumulación de grandes cantidades de desperdicios domésticos’.

Vamos a unir ambos conceptos a ver que nos encontramos (Management + Sindrome de Diógenes).

Supongamos en la definición anterior que sustituimos ‘persona de avanzada edad’ por ‘persona de más responsabilidad’ o sea ‘jefe’, ‘abandono personal y social y por el aislamiento voluntario’ por ‘endiosamiento profesional’, ‘hogar’ por ‘organización’ y ‘desperdicios domésticos’ por ‘colaboradores no aptos’. Obtendríamos lo siguiente:

Síndrome de Diógenes aplicado al management: Caso de un jefe, endiosado dentro de su cometido dentro de la organización que se suele rodear de un equipo mediocre e incompetente.