Cuando el ser ‘emprendedor’ no es el puñetero camino de rosas que nos quieren vender

groucho

Podría daros respuestas con datos económicos, a través de experiencias que he vivido y conocido, pero todas irían en la misma dirección. No obstante hay una que lo explica todo de forma resumida: si tan bueno es ser emprendedor, tu propio jefe y un sin fin de ventajas que nos venden en ese camino de rosas, ¿por qué no conozco a ningún político, sindicalista o banquero que deje su trabajo y se ponga de autónomo? Eso sí, sin que al hacerlo le adjudiquen a dedo sus antiguos camaradas contratos, porque eso no es emprender, es prevaricar. Si fuera tan bueno, fácil o ‘chollo’, seguro que los políticos no estaroian empeñados en que fuéseos emprendedores, ya se cuidarían muy mucho de ‘privatizarlo’ o dejárselo para sus amiguetes y familiares.

Yo, como español de bien que me considero, quiero lo mismo que los políticos: sueldo fijo que triplique como mínimo el SMI, dietas, coches, primas y tener pensión vitalicia tras siete años de trabajo,…. ¿por qué me voy a hacer emprendedor si no me da nada de eso?

Muchas veces he definidio al emprendedor como su empresa: ‘Emprendedor & Cía.’ (donde emprendedor es el nombre de cualquiera de nosotros). Lo jodido de este camino de rosas que es el emprendimiento es la Cía. Montar un negocio en el que hay tres socios, donde cobran los tres y solo trabaja uno, como que no parece muy justo ¿verdad? ¿Por qué tiene que cobrarme la seguridad social unos 270 euros al mes más o menos por nada? ¿Me trae clientes? ¿Por qué hacienda se me ‘trinca’ el 21% de retención de lo que trabajo y el 21% de lo que facturo en concepto de IVA si no me sale a la calle a hacer labor comercial y captarme nuevos clientes? Es más, cobre o no cobre mi trabajo (dichosos morosos), yo tengo que pagarles igualmente, ¡¡pobre de mi como me retrase un solo día en pagar e mis dos socios que componen la parte Cía!!.

Me encanta el cinismo de esta casta política sin escrúpulos, que sacan la le de morosidad obligando a las AAPP a pagar a un máximo de 30 días y, sin ir más lejos, tengo yo una factura pendiente de un ayuntamiento de Galicia que según los datros de hacienda, se retrasa 83,46 días en pagar, o sea, que paga a 113,46 días, ¡¡coño!! para que saca una ley que no se cumple. A claro, esa ley es para los pringados de los emprendedores pero no para la casta política.

¿Pero a que suena chulo? ¡¡Emprendedor!! ¡¡Es la ejem,…, la leche!!

Un ejemplo de hasta donde estamos llegando es cuando el otro día llega mi hija del colegio, tiene 8 años, donde están haciendo unas manualidades que luego venden para recaudar fondos para una excursión y me dice mi hija: ¡¡papa, soy emprendedora, me lo dijo la profe!!

No sabía si bajar a todos los santos uno por uno o reirme, la verdad. Pero que a una niña de 8 años le diga que es emprendedora porque vende su trabajo, me parece un poco heavy!!. Es más seguro que hago mal en ponerlo aquí, porque mañana es capaz de ponerse Montoro a la puerta de la clase de mi hija para pedirle que ingrese el IVA de las manualidades y manda una inspección de la seguridad social.

En mi experiencia profesional he visto emprendedores de éxito (casi ninguno), supervivientes (unos cuantos) y derrotados (la mayoría). El 100% de aquellos que se vieron abocados por necesidad o desesperación a emprender un negocio, están en la ruina. Los que sobreviven o triunfan, un ínfimo porcentaje de los que comienzan, son personas que ya de por sí tienen una mentalidad emprendedora, clave fundamental para el éxito de un emprenduría. Si no tienes unas caracteristcias determinadas en tu forma de ser, pensar, trabajar o actuar, olvídate de emprender, no pierdas ni tiempo ni dinero, ni mucho menos embarques a tu familia en avales de operaciones financieras para poner a flote tu proyecto. He visto bastantes familias destrozadas por motivos similares.

Una media de 300 euros al mes de 3 millones de autónomos, supone al Estado la friolera de 900 millones de euros en recaudación. ¿Parece mucho? Pues vamos a compararlo como debemos.

  • Permitir que durante un año 3 millones de personas (autónomos) no paguen la cuota a la seguridad social, los famosos autónomos, suponen 10.800 millones de euros.
  • Salvar a Bankia y a su cúpula, ha supuesto 23.000 millones de euros y, ni de lejos se han salvado 30.000 puestos de trabajo.

¿Es que hay españoles de segunda y de primera? ¿Por qué salvar a los de cuello blanco, los de sueldo fijo desorbitado, atracadores de abuelos con sus preferentes, dietas sin justificar, tarjetas ‘black’,… y dejar caer a los pequeños autónomos que deben de empeñar su patrimonio emn muchos caso por haber fracasaso en su emprededuría?

Y ya véis que no me meto en la burocracia, requisitos e impuestos necesarios para emprender una actividad. Es que si yo fuese a darme de alta a hacienda en el régimen de autónomos, el funcionario de turno me tendría que sacar la alfombra roja, porque de mi sudor se paga su sueldo, entonces ¿por qué un autonomo se siente ‘puteado’ cuando se va a dar de alta y parece que le debes sangre el funcionario de turno? Pues sencillamente porque la mentalidad del español nunca ha sido la de ser emprendedor, no es algo que llevemos en la sangre ni en los genes, cierto es que mucho porque las leyes nunca han ayudado a ello. Nosotros queremos ser funcionarios, cosa que no me extraña, porque caiga lo que caiga fuera, ellos siguen cobrando su sueldo, aunque sea a costa de que un emprendedor tenga que vender su casa para poder pagar las cuotas de autónomos que tiene pendientes.

Lo siento mucho, pero España ‘no es un país para emprendedores’.

 

 

 

2 comments

  1. Rafa García dice:

    Tan duro y clarito como cierto. Me ha encantado la comparativa con el rescate de la banca. Aquí hay una burbuja de emprendimiento que va a dejar (o está dejando ya) a más de uno en la cuneta.
    Emprender no es verbo para cualquiera. Hacen falta muchos ingredientes y hasta un poco de suerte. Uno asiste atónito a la creación de supuestos negocios.
    Eso sí: sea tu idea viable o no, te vayan bien o mal las cosas, tu cuota de autónomo y tus impuestos son exactamente los mismos.

    • jose luis dice:

      Buenos días amigo Rafa. Lo trtiste es que siendo duro sea la realidad del día a día 🙁 Para ser emprendedor hay que tener algo, nacer con ello, por lo menos eso creo yo, no todo el mundo vale. Y lo triste es que la neceidad apremia y muchos se suben a la nube de la emprendeduria como tabla de salvación, cuando realmente es la tabal de los piratas cuando te echaban a los tiburones.

      Esta burbuja de emprendedores va a explotar y estoy seguro que no se va a rescatar a ninguno como se hizo con Bankia. De hhecho ya está pasando, y no se esá rescatando a nadie 🙁

      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *