La importancia del ‘One on One’ en el ‘Networking’

Recientemente mi amigo Pedro Atienza ha comenzado una debate acerca de la ‘Amistades virtuales en un entorno muy real’, y me ha dado por meditar sobre el significado de la misma, cosa que me ha dado dos ideas que quería comentaros. Una la recojo en este artículo y que es la importancia del ‘One on One’ en el ‘Networking’ y la segunda espero comentarla en la siguiente entrada y es sobre la importancia del ‘Face to Face’ también sobre el ‘Networking’.

Ocupándome del primer asunto y al hilo del debate abierto, cuando me refiero al ‘One on One’, es la versión americana del ‘uno contra uno’.

Todos podemos hablar de que poseemos una red de contactos más o menos extensa. Algunos son, por decirlo de algún modo, de mayor intensidad que otros, es decir, que generan unas relaciones más intensas que otros.

Esto es lógico ya que no podríamos mantener relaciones intensas con todos nuestros contactos porque, a parte de no haber tiempo material, sería mentalmente difícil.

Por lo tanto, un blogger o un twitter puede tener muchas visitas o muchos seguidores, pero ¿cuántos de ellos se podría decir que son relaciones similares a las que podría tener en la vida real en ntensidad?

Y es aquí cuando enlazo con el ‘networking‘, lo que vulgarmente se dice la ‘red de contactos’.

¿Alguien cree que con 2.000 o 3.000 seguidores en Twitter se tiene una red de contactos de igual número? ¿A cuantos de tus seguidores ni siquiera conoces o has cruzado un mail con ellos? ¿Con cuantos de ellos mantienen una estrecha relación?

Ciertos estudios dicen que entre un 15% y un 20% de tus contactos si que pueden ser considerados como tal. Y cuando hablo de contactos, me refiero a susceptibles de realizar ‘networking’.

Cuando llega el momento de que necesitas poner en marcha tu red de contactos, es cuando de verdad te das cuenta de con quien puedes y no puedes contar.

Puede ser que necesites contactar con alguien o algo y para ello debas de recurrir a la mediación de uno de estos contactos, pero casualmente es de los de ‘baja intensidad’. ¿Qué pensarías que diría si de repente le ‘asaltases’ pidiendo esa colaboración o ayuda? ¿Qué probabilidades crees de que su ayuda sería efectiva? Y por lo contrario, ¿qué probabilidades crees que habría de lo contrario?

Es donde creo yo que entra la importancia del ‘One on One’.

Para crear una red de ‘networking’ efectiva se debe de intentar tratar a todos tus contactos por igual. Ya se que es difícil, pero nunca sabes a quien puedes necesitar en un momento determinado. Intentar llegar a mantener cierta relación de intensidad, que, aunque sea esporádica, siempre que se activa la relación, posee cierto grado de intensidad, mínima y necesaria para que, llegado el momento, si necesitas de este contacto para algo, este sea posible.

El tiempo y la distancia se dice que hacen el olvido. Y en esto de Internet pasa algo similar.

Puede ser que tu situación personal te haga no poder visitar tus blogs afines en un tiempo o dejar de estar activo en Twitter una temporada, pero lo bueno sería que cuando volvieses a ‘estar activo’, la intensidad de tus contactos no hubiese caido. Todos tenemos épocas más activas y menos activas pero que el contatcto esté ahí es lo que realmente importa.

El ‘One on One’ es lo que ayuda a esto. Es decir, tratar a cada contacto individualmente, mantener una relación suficientemente abierta y recíproca que permita en cualquier momento, y sin necesidad del cultivo diario del contacto, ser de una utilidad mutua en el futuro. Se le une el ‘Win to win’. No esperes ganar contacto útiles si tu no eres útil para tu contacto, o por lo menos estar en disposiciónde serle útil.

Si individualizas tus contactos, analizas sus necesidades y actúas recíprocamente con ellos y los ‘mimas’, siempre serán contactos útiles en caso de ‘networking’.

Y traslademos el caso a la vida real. ¿Alguna vez alguien que hace ‘un par de siglos’ que no veis os llama o encuentra por la calle, se os presenta como amigo de toda la vida e ‘ipso facto’ os pide un favor? ¿Lo habeis hecho?. Y si esta persona cada Navidad, por ejemplo, te hubiese remitido un SMS, aunque fuese estandar, que demostrase que por lo menos en un momento determinado se ha acordado de ti, auqneu sólo hubiese sido ese detalle en todo el año, ¿le habríais hecho el favor?

Eso es el ‘One on One’. Identificar la intensidad que demanda cada contacto para poder tenerlos siempre dentro de tu red de contactos efectiva o eficiente.

9 comments

  1. Juan Martínez de Salinas dice:

    Hola José Luís,

    Coincido con tu idea.

    Los contactos debemos trabajarlos con cierta periodicidad y no solo cuando nos interesan porque si hacemos esto último, lo más normal es que no den largas. Y uno tiene que preocuparse y charlas sobre cosas mundanas para fidelizar y establecer vínculos de comunicación.

    Saludos,

    Juan

    • Mucha razón amigo Juan.

      Hay contactos que necesitan más dedicación que otro, eso es verdad, pero lo importante es saber la que cada uno necesita y si se lo puedes ofrecer.

      Lo que está claro es que muchas veces nos acordamos de Santa Barbara cuando truena. Y con los contactos pasa igual.

      Un saludo amigo

  2. uberVU - social comments dice:

    Social comments and analytics for this post…

    This post was mentioned on Twitter by JuanMartinez: RT @JoseLdelCampo New post: La importancia del ‘One on One’ en el ‘Networking’ (http://cli.gs/vB3BQ)…

  3. Formación y Talento dice:

    Hola Jose Luis, creo que siempre tendremos más o menos afinidad por unas personas u otras, pero si es cierto que las redes nos dan una oportunidad más quenotable de establecer networking.

    Creo que en primer lugar hay que saber qué buscamos y con qué objetivo: por ejemplo, en el facebook buscamos a esos amigos a los que les habiamos perdido la pista y en twitter es un poco al contrario, buscamos nuevos contactos…en todo caso creo que al principio todo es un “infinito to infinito”, en el sentido de que las redes son tan amplias como queramos que sean, pero lo verdaderamente interesante es hacer que el 2.0 exista de verdad,. haciendo poco a poco contactos más “reales”

    Un saludo, Oliver

  4. Buenas Oliver.

    Lo último es lo que voy a poner en el próximo articulo, el ‘Face to Face’, cara a acra o desvirtualizar al contacto.

    Sería como volver de la 2.0 al 1.0.

    Pero a fin de cuentas, los contactos 1.0 son más efectivos tadavía que los 2.0.

    Ponerle cara y ojos es fundamental.

    Un abrazo

  5. begoña dice:

    Buenas noches, Jose Luis!.

    Comparto tanto tu exposición como la de los que han dejado comentarios, pero bajo otro punto de vista: La web 2.0 nos facilita aún más mantener el contacto con personas interesantes o que han sido o son importantes para nosotros, a lo largo del tiempo. Ya no es necesario tener que llamar por teléfono cada mes o verse personalmente cada cierto tiempo, para saber que esa persona está ahí.

    Cada una de las redes , en función del uso que hayas querido darles, te dará sus frutos. Coincido con un comentario anterior en que el facebook es también mi red personal; me sirve para encontrar y para que den conmigo personas que he conocido personalmente y con las que he interactuado, con las que había perdido el contacto por el ritmo de vida y los compromisos personales que vamos adquiriendo, así como también me sirve para reforzar los nexos existentes con mis amigos actuales; obviamente no somos los mismos porque todos hemos cambiado, pero la confianza y complicidad que nos teníamos sigue intacta, e incluso algún resquemor que pudiésemos haber tenido en el pasado, ha desaparecido con el paso del tiempo. Una vez encontrado, se mantienen y estrechan los vínculos de nuevo a través del contacto privado a gusto de los implicados.
    Sin embargo, poco a poco también voy adaptándome a los nuevos tiempos y perdiendo el “miedo” a mostrar mi identidad digital; el twitter y las redes profesionales empiezo a usarlas como herramientas para conocer gente nueva afín con mis intereses personales y profesionales, y estar al día en información de actualidad económica y tecnológica, estableciendo nuevos vínculos, sin ser tan importante el hecho de no conocer a una persona “face to face”.

    Eso sí, para todas ellas, aplico y comparto lo que expones, el One on One: la interacción es esencial, y aunque sea mínima, es importante establecer algún tipo de vínculo , personalmente enriquece mucho más (participar en foros, leer blogs, comentar personalmente a través de mensajes directos, felicitar en los cumpleaños, etc); no con todos tendrás el mismo tipo de empatía, pero el comportamiento debe ser el mismo, pues eres el mismo individuo en todas las redes sean del tipo que sean (afortunadamente , nuestra actitud sí depende de nosotros); otra cosa, es que con unas personas, interactuarás más que con otras (es lógico que si alguien te da más confianza, tú confíes más en ella y te abras mucho más, como en la vida real). Tu ejemplo es muy cierto: si un contacto lejano, en un momento dado y por “efecto sorpresa” se acuerda de ti, enviándote una felicitación personal por ejemplo en navidades o felicitándote por tu cumpleaños, cuando vuelve a contactar de nuevo contigo solicitando una información o ayuda, estás mucho más predispuesto a colaborar que si ha pasado de ti durante mucho tiempo. El efecto sorpresa es muy agradable porque es inesperado, y gratifica interiormente.

    Respecto al tamaño de la Red, creo que como he leído en un blog interesantísimo de uno de mis nuevos contactos, debe ser cuestión de sexos: en general, como mujer prefiero una red de contactos reducida pero más rica en interacción mutua y profunda, que una extensa red con escasa interacción.

    Aprovechemos el maravilloso universo que nos brinda la tecnología. Además, permite acceder a mucha información a todas las clases sociales, al menos en las sociedades avanzadas, pagando eso sí, el coste de oportunidad (o la conexión particular, o visitas a centros públicos que faciliten conexión).

    Seguimos en contacto. Saludos.

    • Buenas amiga si que sale el comentario.

      Pues creo que en este articulo falta la segunda para del networking que es el ‘face to face’.

      Yo he dado curso sobre competencias laborales y en uno de los test que hago, sale la propensión a tener muchos contactos comerciales y poco intensos o pocos en numero y muy intensos. Depende, como buen gallego. Del puesto de trabajo, de las habilidades adquiridas con el tiempo, del entono laboral…..

      Eso trasladado a la vida diaria es igual. Depende de nuestra vida anterior.

      Lo que esta claro es que cada uno recoge lo que siembre. Si cultivas los contatcos, estos estarán siempre ahi, aunque sea con un buenos dias cada semana. Lo bueno es savber lo que necesita cada contacto.

      Mañana pondre un articulo sobre la segunda pata. a ver si con los dos juntos sacamos mas cosas en claro.

      Un beso

  6. Fernando Lopez dice:

    Hola José Luis:

    De acuerdo con tu planteamiento. pero me gustaría aportar otra idea. Comentas que hay contactos que necesitan más dedicación que otros, pero también está el otro ounto de vista, que es el contacto que necesita uno de los otros, es decir, la dedicación que le presten a uno.

    Un abrazo

  7. Buenas Fernando.

    Muy acertada la puntualización, porque a fin de cuentas, no debemos de ver la red de contactos como un todo con la que interrelaciono, sino como un conjunto de pequeñas relaciones que la conforman. Y desde ese punto de vista, son relaciones interpersonales y mutuas.

    La otra parte tambien busca algo en el contacto. Aqui juega lo de ‘ganar-ganar’, eso está claro.

    Un saludo amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *