¿Puede ser un emprendedor un buen líder?

entrepreneur - emprendedorLa semana pasada asistí en Valencia al “Día del Emprendedor” de la Comunidad Valenciana participando con un grupo de amigos del proyecto Bloguía de Empleo en una ponencia sobre Internet/Búsqueda de Empleo/Cultura Emprendedora.

No me quedé en la ciudad, a pesar de que es posible pernoctar en muy cómodos y baratos hoteles en Valencia, así que de vuelta me vine haciendo una serie de reflexiones, cosa que por otro lado suelo hacer, aunque no con la frecuencia que me gustaría eso es la verdad. Y entre éstas, una me lleva dando vueltas unos días y la quería compartir con vovostros: ¿Podemos hablar de la idea de “liderazgo” en un emprendedor (entendido éste como un autónomo o profesional independiente)? Es decir, ¿están reñidos el profesional independiente y el liderazgo?

¿Qué creeis?

Yo creo que en un inicio sí que exite una confrontación de posturas en los dos figuras, pero que pueden acabar confluyendo en la misma dirección. Y voy a intentar razonar mi respuesta.

Un emprendedor, entendido como un autónomo o profesional independiente que se aventura a abrir por su cuenta su propio negocio o actividad, es en un inicio eso, “un profesional independiente”.

Analicemos una definición de líder y liderazgo, por ejemplo:

Liderar reside en la capacidad de llevar a otras personas a un destino al que no llegarían por si solas” 
Joel Barker

líderSi nos fijamos en la definición la relación con otras personas hace referencia a que deben de existir más sujetos que el propio líder. Y esto no ocurre en la figura del emprendedor (autónomo).

Esté adolece del contacto humano con otras personas que en grupo persiguen el mismo fin. El, y únicamente él, es el que realiza todo el esfuerzo para llegar a donde el ha marcado su meta.

Al contrario, el liderar necesita de trabajar con un equipo de individuos con un interés común, con una organización determinada, con una cultura de equipo, …., una serie de factores que el emprendedor individual no puede experimentar.

En este sentido, vamos a ver que caracteriza a las dos figuras.

 

Al emprendedor

Capacidad de decisión, visión abstracta del entorno (capacidad de ver más allá), afán de superación, proactividad (no dejar que las cosas ocurran por que sí),…. En definitiva, que sea capaz de tomar sus riendas e intentar alcanzar la meta que se haya fijado.

Al líder

Habilidades de comunicación y escucha activa, capacidad de razonamientos justos, asertivo con los miembros del equipo para transmitir los mensajes, saber motivar al equipo, juicio crítico, saber empatizar con los demás,…

¿Son excluyentes? En absoluto. Sencillamente son competencias o habilidades distintas y a la vez complementarias. Es decir, un emprendedor puede llegar a ser un buen líder, de hecho si su proyecto individual crece y empieza a necesitar un equipo humano, sus competencias o habilidades no le llegarán y tendrá que adquirir nuevas competencias para liderar a su equipo. Y viceversa, si un líder se quiere hacer emprendedor, necesitará potenciar habilidades más hacia el individualismo porque un buen “director de orquesta no tiene porque saber tocar un instrumento”.

No obstante he omitido una habilidad doble que si es común a los dos, aunque con un objetivo distinto, para el emprendedor perseguir su objetivo y para el líder perseguir el objetivo de su equipo: “la automotivación” y “la autoconfianza“.

Las dos figuras necesitan tener unas buenas dosis de autoconfianza y automotivación. El emprendedor debe saber afrontar los problemas de un modo individual, es su proyecto y su empresa. Si no sabe darse a si mismo confianza en lo que hace y en sus posibilidades, que excuse de ser emprendedor. El líder tiene que saber automotivarse y confiar en si mismo, dado que uno de sus cometidos es el de generar confianza en su equipo y el de motivarlo. Si no empieza por el mismo, que se plantee dejar de ser líder.

Vamos a ver una escena de la película “12 hombres sin piedad” que particularmente me encanta como ejemplo al tema que estamos viendo, asi como de otros muchos factores de habilidades humanas:

Esta película trata de un jurado que debe de deliberar en un juicio por asesinato. Se pueden observar muchas cosas: Liderazgo (pasivo), trabajo en equipo (fin común), roles, necesidades de comunicación y/o escucha….  En esta escena se ve la actuación del líder (presidente del jurado) y del que podíamos definir como emprendedor (el que discrepa). 

El que discrepa esta confiado en sus ideas e intentará mediante habilidades de liderazgo (comunicación, empatía, argumentación,…) convertirse en el líder. El presidente del tribunal, que debería tenerlas, se puede observar como no es este el caso.

Se puede ver el paso de un emprendedor hacia un líder y como evoluciona este proceso a lo largo de toda la película.

En conclusión, un emprendedor puede ser un buen líder y viceversa, aunque probablemente sea más costoso el segudo caso que el primero, dado que las habilidades o competencias a adquirir por el líder están más enraizadas en la forma de ser de la persona, mientras que las necesarias para pasar de emprendedor a líder, están más unidas a formas de actuar, con lo que pueden ser modificadas más fácilmente que las formas de pensar, es decir, es más fácil modificar un comportamiento que una creencia. Pero bueno, ese ya es otro tema.

¿Qué creeís entoces vosotros sobre el liderazgo y el ser emprendedor? ¿Son posibles su convivencia, son excluyentes?

A la pregunta título de esta entrada, ¿puede ser un emprendedor un buen líder? la respuesta es sí.

10 comments

  1. Roberto Iglesias dice:

    Hola, Jose Luis

    En definitiva un emprendedor debe ser lider y si no lo es por naturaleza, debiera aprender esa habilidad.

    Sin embargo un emprendedor no necesariamente debe entenderse como un autonomo o profesional independiente, pudiera ser un estudiante. Recuerda que la habilidad tecnica en estos casos no son tan necesarias como las habilidades
    que debe tener la persona para lograr sus objetivos.

    • Buenas amigo Roberto.

      Estoy de acuerdo en que no solo un profesional o un autónomo es emprenderor. En este articulo lo he puesto así, pero está claro que todos en mayor o menor medida somos emprendedores. Un emprendedor debería por lógica saber liderar su proyecto. Y te cuento una pequeña historia para que veas mi conclusión.

      Una prima mia trabajaba de dependiente en una tienda de textil hace muchos años. Tenía un compañero que vio la oportunidad de hacer unos trabajillos extras, ya que fabricaban camisas en sus talleres y las vendían en sus tiendas. Su mujer y el, empezaron a buscar clientes y empezaron a hacer sus propias piezas de ropa en un pequeño taller. Vieron que la cosa iba bien y siguieron y empezaron a crecer. Al cabo de un tiempo, ya tenían una pequeña fábrica y decidieron emprender un nuevo proyecto algo más ambicioso, pero para ello vieron que la cosa se empezaba a complicar y conscientes de sus limitaciones buscaron ayuda, y contrataron especialistas en finanzas y en RRHH (comprometidos con el proyecto), ellos se dedicaron a liderar el proyecto y a dejar el dia a dia en manos de especialistas. Y el proyecto creció y se disparó, y cada vez se profasionalizó mas. Con los años me enteré de que esta persona nació en una casa que mi abuela tenia en un pueblo de León al lado de su caa de comidas y que la había alquilado a sus padres y que de pequeño jugaba a las canicas con mi padre. Siempre fue muy avispado decia mi padre.

      Hoy esta persona es la 9ª más rica del mundo, y su empresa es probablemente de las mas conocida en el mundo. Se trataba de Amancio Ortega el creador de ZARA (Inditex).

      Fue un emprendedor, que empezo con esfuerzo y trabajo a liderar su proyecto, y que con el tiempo se dio cuenta de que habia que delegar en quien sabía, generar confianza, saber motivar a su equipo, … , paso de ser un emprendedor a ser un gran líder.

      Y corroborando lo que tu comentas, efectivamente, más que las habilidades técnicas, utilizó sus habilidades personales. Un buen lider utiliza sus competencias y habilidades buscando rodearse de los mejores en su área, y el se limita a liderar. El estar a todo es el inicio del fracaso de un emprendedor,(tambien estamos hablando de un crecimiento brutal del negocio o proyecto).

      Lo que está claro que ser un buen lider depende mucho de las habilidades personales, hay quien vale y quien no, (como para la venta), potenciarlas y reconducirlas es otra cosa, pero tenrlas hay que tenerlas.

      Un saludo

  2. Juan de Jesús R. O. dice:

    Hola este blog está muy interesante. Es muy informativo. Hoy más que nunca que el liderazgo está en crisis es muy necesario este tipo de iniciativa de hablar y propagar las últimas ideas sobre el liderazgo. Te felicito por este aporte. Me gustaría que visitaras mi Web-Blog que trata también sobre liderazgo y crecimiento personal. Acepto sugerencias. Gracias.

    • Buenas Juan de Jesus.

      Ante todo gracias por tus palabras y me alegro de que te guste este pequeño proyecto que llevo realizando un tiempo. En esta época turbia en la que estamos existe una clara crisis de liderazgo, y además no se en que medida podemos achacar que estemos así tambien debido a la citada crisis. Lo que está claro es que mirando al entorno próximo, las ideas que creemos deben de poseer los líderes nos se ven en ninguna figura pública.

      La búsqueda del lider heroico que nos saque de este “lio” va a ser árdua y costosa. Yo creo de hecho, que saldremos de esta situación por el trabajo diario de los lideres tranquilos, aquellos que con su día a día, su trabajo cotidiano, su esfuerzo continuo, que nunca les será reconocido, van a crear buenas organizaciones que conseguirán levantar el vuelo.

      No creo que estemos hoy por hoy capacitados para definir un lider heroico, no lo veo por ningún lado, por lo tanto, ya podemos ir poniéndonos las pilas y tirar del carro, como sea y cuando sea, pero tendrá que estar en nuestra mano.

      De hecho me has dado una idea para un futuro post sobre el fin del empleo como existe actualmente y la importancia del liderazgo.

      Voy a ver tu web amigo.

      Un saludo

  3. El dilema planteado me ha dado que pensar. Sin embargo, me inclino a creer que sí, que un emprendedor puede ser líder o todavía más, si no es capaz de liderar su proyecto, alinear tras él a sus clientes, a sus bancos para que le financien, a su familia para que no le traten de quitar su idea de la cabeza, etc. poco tiempo le queda como emprendedor vivo.

    Por otra parte, he recordado la historia de Buda. Dicen que pasó su infancia en un confortable palacio alejado del mundo por unos altos muros. En su juventud decidió preguntarse qué habría ahí afuera y en ese aprendizaje está basado lo que luego resultó el budismo. Es decir, Buda antes que nada fue un emprendedor y el ejercicio de su liderazgo le llevó a crear una corriente de opinión… a partir del primero que le siguió.

    Saludos.

    • Buanas Josep.

      Ciertamente si no es capaz de liderar su proyecto un emprendedor, poco tiempo durará. No obstante cuando incluyes el entorno del emprendedor, no directamente relacionado con el dia a dia, me surje cierto miedo. Me explico. Yo he trabajado unos añitos en una entidad financiera como responsable de empresas y he visto muchos proyectos. Unos nacen y crecen. Otros nacen y van sobreviviendo. Y otros nacen y se mueren. De estos últimos, el mayor % de “fallecimientos de proyectos” están (según mi experiencia claro está) en emprendedores que con un buen proyecto el banco confió en ellos, pero al crecer, y tener que ser emprendedores y a la vez líderes, han fallado en lo segundo. Mala selección de personal, considerar al equipo como de la familia (demasiada empatía), en definitiva, no saber medir bien las distancias. Los que han sobrevivido, profesionalizaron el liderazgo, contrataron a responsables, separando las relaciones personales de las profesionales.

      Un buen emprendedor puede ser un buen lider, pero necesariamente debe de adquirir competencias para ello, sino fracasará como lider y por ende su proyecto.

      El ejemplo que pones de Buda es elocuente. Se me parece a la película “El Bosque”, que no se si la habrás visto. El afán por descubrir que hay fuera es claramente una emprendeduría, una lucha por el día a día. Eso es necesario en el emprendedor, el espiritu de descubrir, un poco el de aventurero. Y yo creo que para eso hay que nacer, o por lo menos “mamarlo” desde la infancia.

      Un saludo

  4. Alberto dice:

    Pareciera que emprendedor debería ser un atributo del lider. Así lo siguen por metas ciertas y alcanzables. Ahora, al revés si el liderazgo debe ser un atributo del Emprendedor? Hay muchos emprendedores que caminaron solo alguna vez.

    Por cierto, muy buena la nueva cara de tu blog, Felicidades
    Alberto

  5. Buenas amigo Alberto.

    Gracias por las palbras y me alegro de que te guste el nuevo “look”.

    Tienes razón, el emprendedor debe de haber liderado su proyecto en algun momento, aunque sea en solitario. Es por eso que es mas facil que un emprendedor llegue a ser lider que de al reves.

    El emprendedor es más propenso a aprender habilidades para sobrevivir en el entorno. El lider suele ser en ese sentido más pasivo. Dirige personas pero muchas veces mediatizado por usu superiores jerárquicos que le imponen las directrices a seguir. No emprnde nada, se limita a dirigir lo que otros han marcado o emprendido.

    Al lider se le suele seguir por confianza, en lo que ha hecho, alcanzado o por su forma de trabajar, y eso es algo que un emprendedor individual se lo ha ganado a pulso para sacar a delante su proyecto. Con lo que el emprendedor exitoso ya parte con ventaja para ser un buen lider.

    Un saludo amigo

  6. José Luis, yo diría que “depende”… ya que hay que considerar también otros factores como si el emprendedor quiere ser un líder, si sirve como lider o si sabe lo que es ser líder, por ejemplo.

    Yo pienso que no todo el mundo puede ser líder así mismo opino que no todo el mundo puede ser emprendedor, por lo que encontrar a una misma persona con ambas cualidades no puede deberse necesariamente a una unión de las mismas.

    Por cierto, me parece muy curioso que hayas hecho esta analogía de funciones, y puedo decirte que nunca me pasó por la cabeza un planteamiento como tal. Lo cierto es que también me hiciste pensar que es lo importante en un post
    Saludos
    SM

  7. Buenas amigo Senior.

    Tienes razón, es que es un tema que me dio mucho que pensar tras el congreso en Valencia.
    Todos tenemos más o menos propensión hacia ser lideres o emprendedores y es más o menos acentuada. Las dos cosas a la vez se me asemeja algo complicado y ambas necesitan de desarrollar competencias diferentes.

    Mirandolo en positivo ambas cosas, podríamos decir que alguien tiene propensión a ser emprendedor o lider 0 sobre 10, con lo que tiene altas posibilidades de mejora. Mirándolo por el lado negativo diríamos que es imposible de que sea lider o emprendedor con esa valoración.

    Es como el vendedor, puedes formar a alguien para que venda, pero el vendedor “nato” posee unas cualidades (comunicación, extroversión, actitud,…) que es imposible aprender con formación, o las tienes o no.

    Con el emprededor y el liderazgo pasa un caso similar. Por mucho que te formes, sino vales , no vales.

    Voy a hacer una entrada hoy sobre el liderazgo individual con tu aportación y la de Andres.

    Un saludo amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *