Tag Archive for desmotivación

¿QUÉ PRECAUCIONES TOMÁIS A LA HORA DE BUSCAR TRABAJO PARA EVITAR LOS FRAUDES?

En estos tiempos de necesidad, la picFotos 2012 222aresca española se consolida, estando en su máximo esplendor; personalmente, pensaba que ya no habría nada que me pudiera sorprender, sin embargo, he leído una noticia que me ha encendido. He leído en varios blogs y periódicos la noticias titulada “Lo último en Recursos Humanos: paga 190 € si quieres que lean tu CV”  y también “Una polémica oferta de empleo”  que os recomiendo leer. Seguro que como a mí, no os dejará indiferentes y os generará reacción.

La situación actual no es la mejor, lo sabemos y todos tenemos que intentar ganarnos los garbanzos como buenamente podamos con actividades legales que no perjudiquen a nadie. Sin embargo, determinados límites no se pueden traspasar. No podemos permitir que se juegue con las personas que lo están pasando mal y que necesitan un trabajo. Estar desempleado no es agradable por las circunstancias que conlleva. Se nota que las personas de esa empresa de Granada que menciona el artículo no han estado nunca sin trabajo o al menos poco lo parece.

Esta empresa oferta 90 puestos de trabajo y entre los requisitos llama poderosamente la atención uno que es obligatorio: todo solicitante tendrá que ingresar 190 euros a la empresa para que ésta se lea el currículum. Está claro que aquí no se valora el talento, las competencias, la experiencia o la adecuación con el perfil requerido. Lo que prima es que se ingresen los 190 euros para que se lean tu currículum y eso no garantiza participar en el proceso y por supuesto en ningún lado se especifica que en caso de no ser seleccionado o descartado en el proceso se devolverán los 190 euros. Por supuesto, tampoco nadie os asegura que por pagar se lean vuestro currículum.

Según he escuchado en una cadena de televisión, por el momento, solamente se han inscrito en esa oferta 10 personas, es decir, que solamente 10 personas han pagado 190 euros. Mi recomendación es no inscribirse en ofertas de este tipo donde antes de nada os piden dinero por participar en el proceso.

Esto me parece un abuso y a los responsables de la empresa se les debería caer la cara de vergüenza al solicitar 190 euros a personas que necesitan un trabajo para poder solamente leerse su CV. Lo primero que me viene a la cabeza es que esos 90 puestos de trabajo ni siquiera existan y que sea una forma de recaudar un dinero a costa de las personas con necesidad de trabajar. A los responsables de esta empresa les planteo las siguientes preguntas ¿qué razones objetivas existen para cobrar 190 euros por participar en su proceso de selección? ¿En qué va a consistir el proceso de selección? ¿Vosotros pagaríais 190 euros por tener la opción de que se lean vuestro CV en un proceso de selección?

Desde nuestros estamentos políticos se debe frenar este tipo de abusos de los listos de siempre que pretenden lucrarse a costa del más débil. No se puede permitir el fraude en las ofertas de trabajo y se debe garantizar de forma permanente la legalidad y veracidad de los procesos de selección. Sanciones y penas más duras para los que hacen de la necesidad de otros un negocio.

En los procesos de selección se debe valorar vuestro talento, lo que sabéis hacer, el perfil profesional que tenéis para compararlo con el requerido a la oferta a la que optáis, vuestras competencias, logros, aptitudes, actitudes, etc.
Las empresas tienen libertad para solicitar el perfil que quieran y desarrollar las pruebas objetivas que estimen adecuadas para seleccionar a las personas mejor preparadas y adecuadas a lo que precisan. Siempre y cuando las empresas garanticen la igualdad de todos los candidatos a poder participar en ese proceso de selección. Una vez con datos, las empresas valorarán si encajan con el perfil mínimo necesario para ocupar esa posición y a partir de ahí, decidir si pasan las diversas cribas del proceso de selección o no. No es una prueba objetiva ni justa solicitar dinero a los candidatos para poder participar en el proceso de selección. Es como si a partir de ahora los candidatos les solicitarían a las empresas recibir 100 euros por hacerles llegar su CV. Si nos saltamos las reglas mínimas de juego todo estaría permitido y eso no se puede consentir.

Está claro que este caso es aislado y es ya el extremo exagerado de las personas que abusan de la necesidad de otros. La mayoría de las empresas cumplen las reglas mínimas y permiten que cualquiera que quiera participar en sus procesos lo haga de forma gratuita y libre para que la empresa valore sus perfiles.

A raíz de esta noticia me gustaría plantearos las siguientes preguntas: ¿Qué tipo de abusos habéis sufrido en los procesos de selección en los que habéis participado? ¿Cómo sabéis detectar las ofertas falsas de las reales? ¿Qué precauciones tomáis a la hora de buscar trabajo para evitar los fraudes? ¿Qué hicisteis al descubrir que esas ofertas eran un fraude?

Está claro que cada candidato es libre de decidir si participa en un proceso de selección o no. Sin embargo, si os piden dinero antes de comenzar a trabajar en una organización por poder participar en su proceso de selección debéis desconfiar y destinar vuestro tiempo, esfuerzo y talento a otras ofertas de trabajo reales. Está claro que es muy fácil decirlo, sin embargo, a veces es preferible no meterse en cosas oscuras que os pueden hacer estar aun peor. Nadie da duros a cuatro pesetas y debéis huir de los puestos chollo que os los ofrecen sin ningún esfuerzo y sin pasar las correspondientes pruebas de selección. A mejores condiciones y mayor responsabilidad del puesto más complicado y largo es el proceso de selección. Cuidado con esas empresas que os dan los puestos sin haber realizado ni una sola entrevista de selección porque os dicen que con ver vuestro CV es suficiente.

La búsqueda de empleo tiene sus peligros y abusos; por ello, debéis saber dónde mandáis vuestro currículum para evitaros malos tragos y decepciones evitables.

¿Qué recomendaciones daríais a las personas que buscan trabajo para evitar estos abusos?

Autor: Juan Martinez de Salinas

La parte de culpa de los RRHH en la baja productividad de nuestras empresas

Que somos de los países con peor productividad de Europa es un hecho incontestable.

Podríamos entrar a analizar muchos factores al respecto: que si hemos realizado un crecimiento económico basado en el ‘ladrillo’ y el turismo, que si el I+D+i es algo que nunca ha importado a los políticos de este país,…, pero hoy, tras una conversación mantenida en Facebook con un amigo, me he decidido a analizar que parte de culpa han tenido los RRHH de que nuestras empresas tengan tan baja productividad.

Y es que no hay mejor cosa para aprender de los errores que ocurren en las organizaciones que hablar con sus miembros, pero hablar con el fin de solucionar algo y no como mucha tendencia del management de RRHH que es la de hablar por hablar.

Cuando se habla de la baja productividad de las empresas y por ende de los trabajadores, siempre los RRHH achacan que los empleados poseen poco compromiso con la organización a la que pertenecen y eso es la clave. Pero aún siendo verdad, ¿es todo realmente así?

Dudo mucho que un recién licenciado por ejemplo entre a trabajar en una organización y no esté motivado por hacerlo lo mejor que sepa. Read more

La parte de culpa de los RRHH en la baja productividad de nuestras empresas

Que somos de los países con peor productividad de Europa es un hecho incontestable.

Podríamos entrar a analizar muchos factores al respecto: que si hemos realizado un crecimiento económico basado en el ‘ladrillo’ y el turismo, que si el I+D+i es algo que nunca ha importado a los políticos de este país,…, pero hoy, tras una conversación mantenida en Facebook con un amigo, me he decidido a analizar que parte de culpa han tenido los RRHH de que nuestras empresas tengan tan baja productividad.

Y es que no hay mejor cosa para aprender de los errores que ocurren en las organizaciones que hablar con sus miembros, pero hablar con el fin de solucionar algo y no como mucha tendencia del management de RRHH que es la de hablar por hablar.

Cuando se habla de la baja productividad de las empresas y por ende de los trabajadores, siempre los RRHH achacan que los empleados poseen poco compromiso con la organización a la que pertenecen y eso es la clave. Pero aún siendo verdad, ¿es todo realmente así?

Dudo mucho que un recién licenciado por ejemplo entre a trabajar en una organización y no esté motivado por hacerlo lo mejor que sepa. 

Yo creo que la desmotivación o falta de compromiso con su trabajo es debida a dos motivos:

1º Debido al propio mercado laboral nacional.
2º Debido a la propia política de RRHH en las organizaciones.

Los primeros ya son ‘tipical spanish’: precariedad laboral, temporalidad, remuneraciones menores que en otros países,… Pero lo que analizaré hoy son los segundos.

En general la sociedad en la que estamos se ha vuelto conformista con la idea de que prima el mínimo esfuerzo, o mejor dicho, realizar lo mínimo para que las cosas salgan. Aquello de que en el colegio se calificase como ‘progresa adecuadamente’ al que sacaba un 10 y al que sacaba un 5, ¿era motivador?

Pues creo que algo similar ha pasado en nuestras empresas. ¿Quién no conoce a alguna persona que no le haya dicho que en su empresa han ascendido a fulano o mengano pese a que todo el mundo sabe que es un vago, o porque es pariente de…, o por cualquier otra circunstancia ajena a su adecuada productividad en el trabajo que desempeña?

Se ha extendido como la pólvora la cultura de que da igual lo que trabajas si lo que realmente importa es como te lleves con los jefes, con lo cual el que trabajaba poco, ya no trabaja nada y el que producía adecuadamente, se ha cansado y ha dejado de producir.

Con todos mis respetos a los albañiles, nunca he entendido como un aparejador era mileurista en una empresa de construcción y el albañil cobraba 3.000 euros al mes.

Las políticas retributivas del ‘café para todos’ donde se remunera igual por puesto, con independencia de la productividad de cada persona, nos han pasado la factura ahora.

Y en esta situación si que han tenido que ver y mucho los RRHH (departamentos). Como forma de premiar en muchas organizaciones, que no en todas, se han empleado criterios ajenos a la productividad. Horas presenciales en la organización frente a horas realmente productivas, relaciones personales con un elemento de la organización y no con otro, acatamiento de órdenes sin rechistar frente al diálogo y crítica constructiva,…

Se han ascendido a miembros que sobradamente sabido por el resto no se los merecían lo que ha contruibuido a que el resto de la organización se haya desmotivado y bajado en su productividad.

Y es verdad que el dinero en el tema laboral no lo es todo, sino que para mucha gente el desarrollo profesional unido al crecimiento personal es fundamental para el compromiso con su organización y creo que por desgracia es donde nuestras organizaciones han fallado: no han sabido o no han querido valorar el esfuerzo de los miembros y han preferido criterios más subjetivos de promoción y cuando esto ocurre y la subjetividad entra a jugar un papel importante en el desarrollo profesional la cosa sólo deriva en DESMOTIVACIÓN

 

Autor: Jose Luís Del Campo Villares

Hoy por mi y mañana …. ¡¡también por mi!!

Hoy más que un artículo me hago una reflexión en voz alta.

Mucho se quejan las empresas de la baja productividad de sus empleados, de la falta de compromiso con sus organizaciones y una desidia laboral creciente.

Y mi pregunta es: ¿Alguna organización se ha hecho la pregunta de si sus actuaciones reflejan lo que el título de esta entrada transmite?

¿Cuántas veces las organizaciones han pedido a sus miembros un esfuerzo para desarrollar un proyecto que posteriormente no se les ha valorado como se debía?

Lo que ha pasado es que suele pasar lo de siempre, la cuerda se rompe por el lado más débil, con lo cual la única ‘forma de protesta del empleado es la desmotivación y por lo tanto la pérdida de compromiso con su organización.

Deberían las organizaciones y en especial los departamentos de RRHH reflexionar sobre que fue primero: ‘la gallina o el huevo’, o sea, ‘no hay elemento desmotivado si no hay una elemento desmotivante’.

Cierto es que hay de todo dentro de las organizaciones, pero mucho me temo que hay un dicho adecuado: ‘Sólo el rey puede ser magnánimo y no los subditos’. Read more

La motivacion laboral en tiempos de crisis

La satisfacción laboral se consigue aunando tanto la motivación por parte de la empresa como de la automotivación.

Una persona satisfecha con su trabajo es aquella que va a trabajar con alegría. El levantarse e ir al tabajo a diario no supone un sacrificio sino todo lo contrario, !!gusta!!. Esto ocurre cuando alguien encuentra que en su trabajo puede desarrollarse tanto profesional como personalmente, es decir se puede decir que se encuentra autorealizada. Percibe que su trabajo es necesario, valorado y correspondido por su organizacion.

En estos tiempos de crisis, es mas dificil automotivarse por la gran cantidad de rumores y de noticias verdaderas que nos rodean, lo que hace que muchas veces nos perdamos en abstracciones y no nos centremos en nuestro cometido diario.

Read more