¿Por qué se le llama ‘Networking’ cuando quiere decir ‘enchufe’?

proceso de selección , networking, enchufe, contactos, buequeda de empleo
Quienes me habéis leido alguna vez, sabéis que soy partidario del arma del ‘Networking’ como una de las formas fundamentales en la búsqueda de empleo. Pero hoy me siento realmente confundido ya que me estoy dando cuenta que en este país no funciona también el ‘Networking’ como parece.

Ya he repetido varias veces que según los datos facilitados por el INEM y el Ministerio de Trabajo, el 80% de las ofertas de empleo no salen al público. O sea, que son cubiertas sin procesos de selección. El boca a boca o la recomendación son importantísimos. Pero, ¿es realmente esto Networking?

Vamos a ver que es lo que siginifica esta palabra y si es verdad que está funcionando tan bien como parece.

Entendemos de forma muy genérica por Networking al proceso de extender tu red de conocidos con el fin de la puesta en contacto de una parte demandante, de algún tipo de bien, servicio o mano de obra y de otra parte a alguien que ofrece dicho bien, servicio o mano de obra. Lo que vulgarmente significaría que tus contactos trabajen para ti y extiendan tus servicios a sus propios contactos con lo cual el efecto multiplicador es enorme.

Lógicamente hay muchos tipos de contactos, de mayor o menor importancia, o como digo yo intensidad. Lo que está claro es que hay dos sujetos:

-El primero mediante su red de contactos se da a conocer, por ejemplo para buscar empleo.

-El segundo, es aquel que está buscando a alguien para cubrir un puesto de trabajo.

Un caso real selección de personal con intervención de web de empleo y de consultora de RRHH

Hablando con mi amigo Yoriento el otro día sobre el tema de las webs de empleo y su grado de eficacia me he atrevido a incluir esta entrada en la que añado incluso el papel de las consultoras de RRHH. Se trata de un caso totalmente real e incluso hasta puedo presentar datos. Sólamente es un ejemplo de como funciona ‘EL SISTEMA’.

Asunto: Proceso de selección

CL es el cliente que busca un profesional para cubrir un perfil de directivo medio en una ciudad de tamaño medio de España.

CO es la consultora de RRHH a la cual CL contrata para que le haga el proceso de selección.

WE es la web de empleo que CO utiliza para publicar la oferta de empleo.

CA es el candidato que ya registrado en la web de empleo decide mandar su candidatura a esta oferta de empleo.

Resolución del proceso

Va a ser un caso curioso porque describiremos los dos derroteros o caminos que siguió este proceso de selcción dede CL hasta CA y a la inversa, viendo a través de ellos el funcionamiento de la web de empleo (WE) y de la consultora de RRHH (CO).
portales de empleo, candidaturas, filtro, consultora de RRHH , oferta de empleo, Yoriento

La sinceridad en los procesos de selección

entrevista de trabajo, proceso de selección, sincero
No hace mucho salió un informe en el que decían que el 22% de los trabajadores había exagerado en algo a la hora de realizar el proceso de selección para el trabajo en el que estaba en ese momento. Principalemnte en el echo de que dominaban un segundo idioma cuando realmente poseían pocos conocimientos.

Pero bueno, de exagerar a mentir creo que va un largo trecho, porque cierto es el refrñan que dice que «se coge primero a un mentiroso que a un cojo», por lo tanto en el día a día laboral, no tardarías ni dos horas en ser descubierto y en que salieran a la luz tus carencias de las que en la entrevista de trabajo presumiste.

Esto me lleva a pensar en una cosa. ¿Es bueno ser totalmente sincero en un proceso de selección?

Algunas cosas sobre las Webs de Empleo

Hoy para no perder la costumbre he decidido sacar defectos a alguna cosa. Ya fueron las ETT como centros privados de colocación, asi como las consultoras de RRHH que venden la importancia del factor humano como clave en el enriquecimiento de una empresa y luego en la práctican se olvidan de todo. Pues hoy le toca el turno a las webs de empleo.

Con todas las herramientas 2.0, asi como la expansión a cualquier hogar de las nuevas tecnologías, internet está al alcance de todo. Y como cualquier otra cosa, es objeto ciertamente de negocios que si en sí no son ilegales, son éticamente inapropiados, sobre todo cuando se está jugando con la necesidad de la gente, centrada en estos momentos con la búsqueda de empleo.

He realizado un experimento y he contactado con una persona de una web de empleo, reconocida en este país y con un consultor de RRHH de una consultora de selección de altos directivos con el que tengo mucha confianza.

Os voy a contar el experimento y las conclusiones a las que he llegado.

Me he registrado en una web de empleo con dos nombres diferentes y he intentado cubrir dos formularios de curriculum e intentar diferenciarlos pero sin falsear la experiencia labroral. Y me he registrado con uno de los nombres en un importante número de ofertas de empleo más de 300 y con el otro nombre me he registrado solamente en 5. Mientras que el primer curriculum recurrí a llenar todos los cuadros que se me habrían de la mejor forma posible, el segundo fue más escueto, pero a la vez más meditado con respecto a las palabras a utilizar.

El resultado fue que del primer curriculum hecho sin más, publicando todo lo que se me pedía, recibi 2 llamadas telefónicas de posibles entrevistas de 300 candidaturas inscritas, mientras que del segundo recibi 4 llamadas de entrevistas de 5 registros.

¿Qué pasó entonces?

He conseguido sacar unas conclusiones que espero que os valgan de reflexión.

La pimera es que las webs de empleo son completamente apersonales. Da igual lo que pongas, no contemplan más que datos, si los datos no entran dentro de las variables contempladas, quedas automáticamente fuera del proceso de selección. Un ejemplo fue que yo ponía residencia en una provincia aunque resido en otra, con lo que en la primera candidatura quede excliuido y en la segunda, dije que residía en esa provincia y me llamaron. De hecho, no miraron mucho más en el curriculum, porque a esa entrevista acudí en persona.

La segunda es que para que una empresa que demanda mano de obra en estos portales de empleo llegue a a imprimir tu curriculum debes de haber quedado entre los candidatos que siguen en el proceso después de haber pasado todas las preguntas filtro de la oferta.

Estas dos conclusiones me permiten corroborar una idea que tengo y que es que las empresas no recurren más a estas webs de empleo para demandar mano de obra porque saben que la selección no le dará el mejor candidato posible, sino el mejor candidato que ha pasado los filtros previos. Existe lo que se denomina en estadística un % de error muestral en el cual seguramente se hayan caido del proceso candidatos con una valía mejor que el finalmente seleccionado, pero que algún filtro (edad, sexo, residencia,…) los ha descartado.

Aún así el % de llamadas del primer registro que hice me pareció enormemente exagerado con lo que decidí contactar con un consultor de RRHH (firma reconocida a nievel nacional) y son un reponsable comercial de una web de empleo.

Y tras hablar con ellos pude sacar otras conclusiones a mayores.

Tercera conclusión. Muchas de las ofertas que están en esas webs de empleo no existe en la realidad, por eso que no recibiese muchas llamadas. Ves una oferta que se adecúa perfectamente a tu perfil, te inscribes en ella y estás 90 dias en proceso de selección hasta que te das cuenta de que no te van a llamar.

¿Qué es lo que ocurre? A parte de que hay mucha competencia por un puesto de trabajo, es que gran parte de estas ofertas de empleo no existen.

¿Cómo ganan dinero las webs de empleo?. Principalmente del tráfico de visitas (publicidad). Aquella web que no posea un deteminado número de visitas y ofertas de empleo renovables asi como una potente base de curriculums, está abocada al fracaso.

Empresas, especialmente consultoras de RRHH se registran en estas webs (una lo hace y me imagino que más lo harán) para dar a conocer sus procesos de selección. Y cual es mi sopresa cuando me doy cuenta de que algunas de sus ofertas no existen. Me explican que es la forma de sondear el mercado, y recoger información de posibles candidatos, que una vez filtrada les valen a los comerciales de las consultoras para captar clientes a los que ofertar procesos de reclutamiento.

Un ejemplo fue el de una consultora reconocida que ofertó la plaza de director de oficina para una entidad financiera en una ciudad determinada. Tal plaza no existtía, pero en función de los potenciales candidatos ofertó este proceso a una entidad que aceptó la selección. Ya habían realizado las entrevistas a los candidatos antes de tener al cliente captado, con lo que el proceso para esa entidad fue rapidísimo y su imagen mejoró mucho con lo que consiguieron captar más clientes. Eso si, clientes que están dispuetsos a pagar una importante cantidad de dinero por que les busquen a un candidato rápido.

Otro ejemplo es el de otras consultoras que mandando tu curriculum te citan para una entrevista y cuando la terminas te dicen que esa plaza ya está más o menos dada pero que pueden surgir más plazas (cuando no te lo dicen incluso antes de la entrevista).

¿Saben esto los webs de empleo?. Por su puesto. Me lo confirmó una persona que trabaja en un de estos portales. De hecho ya sabe que % son ofertas que no son verdad. Está más que estudiado, pero hacen la vista gorda porque ellos están interesados en que la gente visite su web. Lo mismo pasa con ofertas de empleo que ya están cubiertas y que no quitan de su portal, porque siguen siendo un reclamo a visitantes.

Con todo esto no estoy diciendo que las webs de empleo no presten una función de ayuda para buscar trabajo. Ahora bien, esto es eticamente inmoral, a parte de ser un método de recolección de datos personales ilegal. Juegan con la necesidad de la gente y eso no me parece correcto.

Ahora me explico porque en un estudio reciente del INE se indica que el 80% de los puestos vacantes de empleo se cubren con procesos no ofertados al público.

¿Qué opináis?. Me gustaría contar con vuestras opiniones.

Un saludo

¡¡¡Por su blog… lo conoceréis!!!

Hoy voy a tocar un tema nuevo en mi blog pero que habéis tocado muchos de vosotros en diferentes ocasiones y que hoy me he propuesto comentar: «La importancia de un blog en un proceso de selección».

Claro está que los tiempos avanzan que es una barbaridad, que las nuevas tecnologías están por todos los sitios a nuestro alrededor influyendo cada vez en más factores de la vida. Y como no podía ser menos, también influyen en el área de los RRHH.

Muchas veces hemos hablado en diferentes blogs, y entrado en calurosas discusiones siempre amistosas, de las herramientas 2.0 en el área de los RRHH y su infuencia. Al «networking» lo hemos dado la vuelta un par de veces, encontrándonos todos más o menos con una conclusión (corregirme si me equivoco), que es que se debe de considerar como una herramienta más, ni la mejor, ni la peor, sencillamente en una posibilidad más que según avance el tiempo y la tecnología, probablemente irá ganando muchos más adeptos.

Pero hoy me he propuesto analizar otro de los recursos que la red y el 2.0 nos han puesto al alcance: «El blog».

¿Qué importancia tiene un blog como espejo de una persona en un proceso de selección?

Cada uno de nosotros empezó de un modo cualquiera con su experiencia como blogger y «nuestro ego» de bloggers nos ha hecho crecer en nuestras ansias de compartir experiencias, conocimientos y Know-how.

Mucha gente tambien utiliza también los blogs como medio de entretenimiento, de evasión o sencillamente porque quiere contar sus vivencias.

¿Qué ocurre cuando una persona participa en un proceso de selección y el reclutador introduce su nombre en cualquier buscador y muestra que esta persona posee un blog? ¿A alguien le ha pasado esto alguna vez con su/s blog/s?

¿Consideráis que puede perjudicar la candidatura de esa persona en el citado proceso de selección? O por lo contrario, si entendemos un blog como una imagen de la personalidad, de las habilidades, de la forma en que acomete las relaciones interpersonales del autor, en definitiva de su forma de ser y actuar, ¿upone un bue espejo cara al reclutador?.

Me imagino que me diréis que dependerá del blog y de como en el te comuniques.

Pero os hago otra reflexión en voz alta, ¿nunca habéis pensado que algo puesto en vuestro blog os puede algún día llegar a perjudicar, en este caso que os comento, en un proceso de reclutamiento de personal? ¿No tmeis en algún momento que se distorsionen vuestras palabras y se quede una imagen errónea de vuestra personalidad y/o forma de ser?.

Probablemente alguno, entro los que me incluyo, ha realizado alguna vez un articulo en su blog bajo los efectos de un estado de ánimo particular (rabia, enfado, ira, nerviosismo, tensión,…) que es inadecuado y que pudiese sesgar la opinión que de ti tenga una tercera persona. Seguro que os ha pasado, porque como me encanta decir a mi, somos humanos y no recursos, y como humanos que somos, estamos sujetos a nuestras virtudes y a nuestros defectos, a nuestras habilidades y a nuestros vicios, dejándonos llevar a veces nos dejamos llevar por nuestros sentimientos en «el calor del momento».

Queramos o no, la red , o sea internet, es un buen registro de todo lo que dices o haces, todo queda ahí, en público, a la vista de todos, sólo hace falta sacarlo a la luz. De hecho ya hay empresas que se dedican a limpiar de la red aquellos datos, opiniones o cualquier circustancia que te pudiese perjudicar en cualquier momento, tanto personal como profesionalmente.

Mi experiencia personal me dice, que para poder formarse una opinión de un blogger, es necesario seguirlo durante un tiempo, pero que para «venir a bajo» su imagen basta con unas pocas palabras que estén publicadas en un día de esos que no nos son propicios.

El blog debe de ser considerado como un medio generador de «tu propia marca» (Personal Branding), como analiza de un modo excelente Andrés Pérez en su blog Marca Propia.

En pura lógica el trabajar con blogs, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Pero como se suele decir «ni todo es blanco ni es negro, hay tonalidades».

Una vez leí en una revista de managment a un CEO de una multinacional americana que decía

«El sitema de comunicación dentro de las organizaciones (comunicación interna), debe de cambiar y adaptarse a las herramientas facilitadas por la red 2.0 . Considero que el blog es la revolución comunicacional y la mejor forma en la que los miembros de un equipo pueden comonicarse».

A parte de todo lo anterior que opináis de esta reflexión también, ¿será el blog la herramienta comunicacional y generadora de tu propia marca en el futuro cercano?