La Universidad en España: otra gran mentira del Estado del Bienestar

Una de las cosas que lleva aparejado el Estado del Bienestar es que sus miembros cada vez consigan estar mejor formados. Y en eso juega un papel importante el sistema educativo y por ende la Universidad.

El Estado del Bienestar es un término acuñado por muchos políticos para referirse a la mejoras que los ciudadanos hemos experimentado en las últimas décadas en materia de derechos, protecciones sociales, …, todos aquellos beneficios sociales que nuestros padres no disfrutaron.

Fruto de esto último, la Universidad se sobrevaloró en sus inicios, ya que así como en los años 60-70 solo realizaban estudios superiores los hijos de familias adineradas, ya en los 80-90, la Universidad se aburguesó y entre las becas y la necesidad de licenciados, cualquiera, aun el más tonto del pueblo, podía sacar una carrera universitaria.

Y como suele pasar en esta vida, cuando algo se hace accesible, deja de ser valorado como antes. Con lo cual paralelamente a lo anterior han surgido en competencia a la Universidad Pública, las Universidades privadas y las Escuelas de Negocio, a donde puede ir exclusivamente los de poderío económico considerable.

¿Esto lo arreglamos entre todos?

Cuando salió esta campaña de ‘marras’ hice un artículo al respecto, Así no señores, así no….., y lo que es la vida, he de rectificar, porque aunque lo que promovían era vergonzoso y una vulgar patraña, el eslogan se ha convertido en realidad. No si era lo que perseguían, pero lo han conseguido.

Y es que de verdad, si la cosa está arrancando (cosa que dudo), está siendo porque ‘esto lo arreglamos entre todos’.

A todos los españoles nos han subido el precio de la electricidad y a todos les subirá el del gas. A todos, pese a la reducción del gasto de las administraciones, les ha subido el IBI, y eso que los valores de las viviendas han bajado, pero cuando subían rápidamente se revisaban al alza y ahora no a la baja a igual velocidad.

Las 10 redes sociales con mayor número de visitas

Eso si, es un estudio hecho con los comportamientos de ususarios en los EEUU pero es indicativo de como sube y baja la utilización de las diferentes herramientas 2.0.

Curiosamente se observa como el dominio de Facebook parece ahora indiscutible, pero no hace mucho tiempo que no era así y MySpace era la red social con más usuarios.

Lo que si parece claro es que muchas de estas redes sociales son sustitutivas, es decir, que los usuarios se trasladan de una a tra con todas sus consecuencias no manteniendo su actividad en las dos a la vez, sino que sustituyen una por la otra.

En esta gráfica se observa que siempre hay un sitio dominante que obtiene la mayor parte de los visitantes y otros sitios que tienen un pequeño porcentaje de la cuota de mercado.

Ideas para que las empresas aprendan a usar Twitter

Ya hemos hablado en otros artículos de como mejorar la imagen o marca personal en las redes sociales. Sin ir más lejos, hace dos días hablamos de lo qué debe de hacer una empresa para estar en la Red.

Pues hoy vamos a entrar más al detalle en una de esas herramientas nuevas y de lo que deben de hacer las empresas para usarla: Twitter.

Cuando una empresa decide usar esta herramienta como vehículo de generar negocio ¿cómo empezar?

Lo primero crear una cuenta en Twitter en la que se le debe de añadir el avatar y a poder ser que sea la imagen de la empresa ya que así la empiezan a conocer. Automáticamente empezar a utilizar la aplicación Twitter Search para ver si habla alguien de su empresa o de la competencia, y ver que palabaras se relacionan más con su sector de actividad. De un plumazo puede ver si su empresa es relavante y sus competidores y que es lo que buscan los potenciales clientes.

¿Vamos hacia la deslocalización total del mercado laboral mundial?

Ya se que es una pregunta compleja, más de lo que parece, pero creo que merece una reflexión sopesada porque no se por qué me da la sensación que tendemos hacia ello.

Vamos a suponer una gran multinacional que fabrica diferentes productos, por ejemplo….. Inditex (por poner un ejemplo).

En sus inicios todo lo que se fabricaba se realizaba en talleres legales o alegales alrededor de La Coruña, en eso no me voy a meter. Pero cuando empezó el crecimiento desmesurado, por un lado la mano de obra no podía producir la demanda de prendas y por otro, el coste de producirlas en Galicia y mandarlas a diferentes partes del mundo era considerable, incluyendo el coste de la mano de obra.

¿Qué ha pasado? El efecto deslocalización. Se montan fabricas en Bangladesh, en Marruecos, en la India,…, donde, a parte de la mano de obra infantil, se paga a 2 euros el sueldo mensual. ¿Qué me cuesta mucho el transporte de las prendas? Me da igual, la reducción de costes de mano de obra me compensa.

Esto es un ejemplo de los que pasan en todas las grandes multinacionales, eso no me lo podéis negar.

Y me ha dado por pensar, ¿y si el planeta entero fuese una gran multinacional?