Somos ‘Homo Negotiator’

Tuiteando el otro día con los amigos de @TalentTools acerca de un tema para escribir un post me di cuenta de que debería de ser uno que tratase el tema de la negociación.

Como dijo una vez John Kenneth Galbraith: “Fuera del sexo, la negociación es el campo más común y problemático de relación entre persona y persona, y las dos actividades no dejan de tener sus semejanzas».

Pues eso, dejando el sexo aparte, hablemos de la ‘negociación’ hoy.

Nos guste o no, somos negociadores, o como me gusta decir a mi ‘Homo Negotiator’. La negociación es una realidad de la vida misma. Se discute por un aumento con el jefe o tratas de regatear en un mercadillo por el precio de algo. Dos abogados tratan de arreglar un pleito ocasionado por un accidente de tráfico. Un grupo de compañías petroleras planean una empresa común para explorar petróleo en el mar,… todas son negociaciones.

En el mundo se negocia todos los días. Las personas negociamos aun cuando no caen en la cuenta de que lo estamos haciendo. La madre negocia con los hijos respecto a qué horas deben apagar la luz. Es en definitiva un medio básico para lograrlo que queremos de otros.

¡Vender, vender,…, malditos!

Tras unos días ‘de querer y no poder’ sentarme a hacer una entrada, he decidido que de hoy no podía pasar.

Y llevo unos días pensado en un tema del que hable en varias ocasiones hace tiempo que es el del ‘mundo de las ventas’.

Y es que me ha vuelto a pasar en esta semana uno de los actos más frecuentes en los ‘vendedores no exitosos’ (por llamarlos suavemente) que es la ‘venta por instinto’ en vez de hacer la ‘venta por necesidades’.

La primera, por desgracia, es la más abundante y en su propagación influye mucho la crisis en la que nos encontramos: ‘las ventas por encima de todo’.

Negocios en el 2.0: ‘Del dicho al hecho, aún más trecho’

¿Alguna vez en tu vida has cerrado algún negocio en el mundo real, o sea 1.0? ¿Si? Puedes seguir leyendo. ¿No? puedes seguir pero a lo mejor no eres capaz de comprender por completo el mensaje de este post.

Cuando estás en una negociación para captar un cliente, ejecutar algún proyecto o acto similar que implica trato ‘face to face’ (mundo real), es cuando me gusta a mi decir, ‘que hay que saber manejarse en las distancias cortas’.

Más de una vez he tenido enfrente a un interlocutor que se le veía un brillo gris en los ojos que le da una mirada ‘de un par de cojones’, con lo que ya sabes que la cosa va a ser dura y costosa. Es ahí, en el cuerpo a cuerpo, donde se cierran los negocios, ni más ni menos. Ganar-ganar debe de ser siempre ña máxima, pero en el arte de la negociación hay auténticos maestros.

La mala reputación para las organizaciones

reputación, mala reputación, mundo 2.0, Community Manager, organizaciones,
¿Por qué la organizaciones están en estos últimos tiempos empeñadas en lavar su mala imagen o mala reputación en el 1.0 con acciones realizadas en el mundo 2.0?

Si recurrimos a los sectores con más reclamaciones o quejas de clientes por mal trato recibido, dos destacan por encima del resto: las telecomunicaciones (o sea la telefonía) y el sector financiero (o sea, bancos y cajas).

Curiosamente, no hace mucho salió uno de esos estudios de las grandes consultoras de RRHH (lógicamente, hecho por encargo) en el que se decía que en las empresas en las que mejor vivían sus empleados ganaba Vodafone, estando entre los cinco primeros La Caixa y el Banco Santander.

Entrelazando las dos cosas me hago una pregunta: ¿estos estudios dicen por una casualidad la verdad? La respuesta es sencilla: NO.

Y es un hecho comprobable: ¿creeís que en una organización dónde siempre se están quejando los clientes se puede vivir bien? Salvo que tengas una espalda ‘de caballo’, lo dudo mucho, ya que a ningún empleando le hace gracia estar todo el día aguantando reclamaciones y quejas o incluso disculpando la mala actuación de su organización.