Archive for Capacidad de Liderazgo

Liderados, adoctrinados o aborregados

Una de las cualidades de un líder en una organización es la capacidad de movilizar a los miembros de la misma y que sigan sus directrices sin poner en duda lo que diga y como lo diga.

Claro está que no es la única cualidad del liderazgo pero, a fin de cuentas, en los últimos tiempos parece que es la que más importa: ‘movilizar a las masas’.

Por desgracia, cada día que pasa estoy más convencido de que es imposible que se hable de líderes en dos facetas de la vida, como son la política y la religión.

Y es que para que el líder sea tal, es necesario que los miembros de su organización deseen ser liderados y sepan  que significa y eso, por desgracia, no se está dando.

A veces me he preguntado en este blog por la falta total de liderazgo que envuelve a nuestra sociedad y siempre cargando contra la figura de los ‘no-líderes‘ que tenemos. Pero hoy creo que voy a ‘cargar’ contra la otra parte, los liderados. Read more

El liderazgo actual, ¿es amoral o inmoral?

inmoralHoy me planteo una de las mayores dudas que encuentro con el tema del liderazgo actualmente, tanto de personas en las organizaciones, como se políticos en poderes públicos.

La duda que me embarga es que las actuaciones de nustros líderes hoy en día son amorales o inmorales.

Si entendemos como amoral una actuación de una persona que en sentido estricto pese a ser negativa para su entorno no es contraria a su moral ya que carece de ella, e inmoral como la actuación de un persona que repercute de forma negativa en su entorno a sabiendas que lo que hace es contrario a sus pricipios morales y la moralidad que predica, que son nuestros líderes, o mejor dicho, ¿a qué se debe la crisis de liderazgo actual a la amoralidad o a la inmoralidad de los líderes?

La elección del término tiene repercusiones importantes, ya que en el caso del líder amoral, actúa por instinto sin tener unos principios morales determinados con lo cual no actuará nunca contra ellos. Si elegimos el líder inmoral, estamos indicando que el líder realmente esta dirigiendo al grupo con unos principios morales negativos que son contrarios a los que predica como moralmente adecuados, con lo que se denota una más fe por su parte.

Vuelvo a repetir ahora, ¿que tenemos líderes amorales o líderes inmorales?

La amoralidad no implica comportamiento negativos que repercutan en sus equipos, sencillamente no posee condutas morales por als que regirse. La inmoralidad es justamente cuando se actúa de forma contraria a los principios que se defiende conscientemente de que se está obrando mal.

Como me gusta a mi, ejemplericemos.

Que las cajas de ahorros en este país hayan estado haciéndolo mal durante años, a sus jefes se les mantenga en el cargo, manteniendo y subiendo sueldos a sabiendas de su negligencia, y que ahora se refloten a base de dinero público procedente de los ciudadanos, cuando a estos se les exprime día a día a impuestos, subidas de precios y similares castigos para seguir manteniendo en sus puestos a los que obraron mal, ¿qué es? ¿amoral o inmoral?

Pues si me lo permitís, en mi opinión, la actuación del gobierno es inmoral y la de la oposición amoral en esta situación.

Un líder (aunque sea político), que sabiendo que debe de castigar a unos miembros de su equipo por causar mal al colectivo, y que además presume de ser justo, que permita que en su grupo paguen los que no tienen culpa para favorecer a los culpables, es a todas luces algo inmoral contrario a todos los principios morales que debe de defender y que de hecho presume que defiende.

Si otro de los líderes no actúa al respecto de lo anteriormente indicado, porque sencillamente no sabe ni lo que hacer, ni que principios morales que defender, ni nada de nada, sencillamente tiene una actuación amoral, porque en realidad no tiene ningún princpio que guie su forma de actuar.

Las dos actuaciones producen crisis de liderazgo una porque son contrarios al bien común del grupo que lideran y otras porque generan confución y desazón en los miembros del equipo.

Por desgracia en la actualidad no hay una figura líder se la que se pueda decir que posee unos principios morales de actuación y que actúe conforme a ellos. Tenemos en la vida cotidiana y en nuestras organizaciones una multitud de líderes inmorales y amorales.

Pecar de pensamiento, palabra, obra u omisión

Aunque parezca mentira vamos a hablar de organizaciones. Y dentro de ellas, del comportamiento de sus miembros con respecto a la política organizacional y como interactuan con ella.

Todo esto se debe a una discusión que mantuve el otro día con un empleado de una caja de ahorros, de las que están ‘malitas’, bueno, más mala que las otras.

El defendía honrosamente que la culpa de la situación actual la tenían los ‘altos ejecutivos y directivos’ que, sin estar ‘a pie de calle’, durante años dictaron las directrices de las organizaciones alejados de la realidad que han llevado las cosas a como se encuentran ahora.

La reflexión que yo le hice  fue la siguiente.

En una organización empresarial, cualquiera que sea su estructura y jerarquías, cualquiera es libre de hacer lo que quiera, de actuar como considere y en definitiva de ser responsable de sus actos. Me diréis que es mentira, como me dijo él, ya que lo’jefes’ mandan y los subordinados obedecen y sino ‘ya se sabe donde está la puerta’.

Ahí es cuando comenzó la discusión.

Mis preguntas fueron las siguientes: Read more

El ‘arte’ de ‘dorar la píldora’

Me niego a creer que alguien de vosotros no tiene en su organización alguien que cumpla el perfil del ‘adorador de píldoras’.

Es decir, aquel que no es que precisamente brille por su excelente trabajo (cantidad y calidad), ni que se lleve precisamente bien con los compañeros (salvo los superiores) y que por único mérito tiene el de alabar todo lo que su jefe en la organización hace o dice.

A lo largo de mi trayectoria profesional siempre me he encontrado con algún personaje como este en todas las empresas en las que he prestado servicios. Y es que es innato en las organizaciones, yo creo que no existiría una organización como ‘Dios manda’ si no existe el adorador, entendámonos, el pelota o vulgarmente conocido como ‘trepa‘.

Y si os preguntáis porque he tocado este tema hoy, os diré que es fruto de una conversación con un amigo consultor a raíz de las próximas elecciones municipales y autonómicas que habrá este año y de la nueva política formativa que quiere hacer el Gobierno con los desempleados, o sea, formación implicará ayudas económicas. Read more

RRHH, ¿camino del ‘engagement’ o del ‘trabajador florero’?

Defínaseengagement‘: Un trabajador engaged es una persona que está totalmente implicada en, y entusiasmada con, su trabajo. O sea, lo que todo empresario desearía tener.

Podría entenderse como compromiso organizacional e implicación laboral que no hay que confundir con el engagement. Es algo más sobre todo intrínseco en el comportamiento del trabajador.

Defínase ‘trabajador florero’: como podría definirse a las mujeres floreros (y cuidado que es un ejemplo, no me denunciéis al Ministeró de Igualdad), son aquellas que ‘hecen bonito’ en un evento y las consideran más bien elemento decorativo y meramente presecial. Por lo tanto, el trabajador florero es aquel que está en su trabajo, para que lo vean que está, independientemente de lo que haga.

Este especie de trabajador, al contrario del ‘lince ibérico’ no es que no esté en peligro de extinción, si no que es justo lo contrario, cada día están más pobladas las empresas de miembros de esta especie.

Un empleado engaged reconozcamos que es una utopía para los empresarios, sin embargo un trabajador florero es una realidad.

Siempre se dice que los extremos son malos, entonces ¿por qué en este caso un extremo (positivo) es utópico y otro (negativo) es más que real? Read more