Conciliación o desconciliación laboral, ¿por qué es tan importante?

Hoy os voy a hacer referencia a la noticia aparecida en Europa Press y que a mi modo de ver es una muy mala cosa para el mundo laboral actual, aparte de las cifras de paro “galopantes” que hay y que se aproximan:

“El 66% de los españoles puede conciliar la vida laboral y familiar, 8 puntos menos que en 2005”.

 Si decimos solo la primera parte de la frase la cosa no parece tan mala, dado que 2 de cada 3 españoles pueden conciliar su vida profesional y personal. Lo que ya no es tan bueno es lo de la segunda parte, que hayamos descendido 8 puntos en tres años.

 Si las medidas tomadas por los organismos públicos, sindicatos y los colectivos sociales, buscaban aumentar la cifra de españoles que compaginen “ambas vidas” y hemos bajado en porcentaje, es que algo falla.

 Y nos ponemos peor, si concluimos que la media europea es del 80%, es decir, que 4 de cada 5 personas en Europa concilian ambas cosas.

 ¿Qué implica esta imposibilidad en la conciliación laboral y familiar y por qué lo considerao y tan importante como para hacer un post?

 Los problemas de conciliación provocan el 21% de los casos de absentismo laboral (bajada de la productividad de las empresas).Además los datos que se presentan reflejan que 2 de cada 3 trabajadores, un 63%, están satisfechos con su situación laboral y éstos perciben el trabajo como una “seguridad” y “obligación” (aumentan la motivación de los empleados y por lo tanto el compromiso con su empresa y su productividad).Si el hecho de poder conciliar su situación es posible, motivará un aumento de los empleados satisfechos con su situación  laboral, aumentando su compromiso con la empresa y por lo tanto la productividada de la misma.

 La OCDE nos achaca que España es un país con muy poca productividad, cosa que no voy a ponerme a discutir. Pues empecemos por la conciliación familiar y laboral, que es uno de los factores, por no decir el que más, consigue incrementar la satisfacción de los empleados y por ende aumentar su compromiso con su empresa y por lo tanto la productividad de la misma.

¡¡Mira por tus empleados si quieres que ellos miren por ti!! y os dejo la anterior reflexión al hilo del test que os deje en un post anterior

2 comments

  1. Carmen Jasanada dice:

    estoy totalmente de acuerdo con la importancia de conciliar para tener empleados satisfechos y motivados, pero lo que no entiendo entonces es el porque del debate en la union Europea acerca de trabajar 65 horas semanales:

    http://www.elpais.com/articulo/economia/ministros/UE/debaten/elevar/65/tope/horas/trabajo/semanal/elpepueco/20080609elpepueco_6/Tes

    no se, a veces me da la sensación de damos 20 pasos atrás.

    Un abrazo

  2. Pues tienes toda la razón Carmen. Trabajar 65 horas implica mejorar la productividad a consta de empeorar el ratio de horas/producto fabricado (o servicio prestado), y a consta también de la no conciliacion familia/trabajo.

    Lo que algunos piensan es que por trabajar más horas se producirá más , cuando es demostrable que el cuerpo humano tiene un aguante.

    Esta idea la debió de pensar uno de los que realmente no trabaja ni 10 horas a la semana.

    Saludos amiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *