Cuando todos los días son….. “Lunes al sol”

Cuando uno alcanza cierta edad ya es proclive a ver las cosas desde otra perspectiva, pero ete aquí que siempre pasa algo en esta vida que siempre te acaba rompiendo esquemas.

los lunes al solEmpecé en el año 1990 mis estudios universitarios de empresariales y comencé a tomar conciencia de que era la economía y de que era lo que nos rodeaban en este mundo. Yo vivía ignorante (y muy feliz no obstante) en lo que se refiere a la ECONOMÍA (con mayúsculas). Que había ocurrido en el pasado, como estaba el presente y lo que nos vendría en el futuro.

Cada uno se formaba con un objetivo, una meta, un anhelo.

Ahora desde la excelente perspectiva que te dan los años pasados y las experiencias vividas te das cuenta de cuan equivocado estaba. Y es que es muy cierto que el tiempo quita y da razones a la vez que te enseña a afrontar las cosas que van ocurriendo a lo largo de la vida. Pero cuando ocurre algo inesperado, pero sobre todo desconocido, es cuando se debe demostrar lo aprendido en la vida.

Y una situación como la que estamos viviendo actualmente en el mercado laboral es algo que se escapa a cualquier experiencia anterior vivida. Nadie en edad laboral actual se ha enfrentado nunca a una época tan turbulenta como en la que nos encontramos en el mercado del trabajo.

¿Alguien nos ha preparado para esto?

Mucha universidad, mucho master,…, pero nadie te enseña como afrontar la situación laboral actual.

Hoy se ha publicado el último estudio realizado por IESE-Adecco, en el que elabora el Euroíndice Laboral y  España contará con 4,6 millones de desempleados en septiembre, tanto como Francia e Italia juntos.

los lunes al solNada más leer esto se me han puesto los pelos de punta y se me ha venido a la cabeza la película “Los lunes al sol“. ¿Qué pasa cuando todos los días son “lunes al sol“? o lo que es más importante, ¿sabes como actuar cuando todos los días son “lunes al sol“?

Ansiedad, estrés, preocupación,…, desesperación. Ninguna sensación que experimentas es buena. El tiempo pasa y nadie llama al móvil, los días pasan y  las ofertas de empleo las vas tachando. Nadie nos ha preparado para esto.

Nos vendieron el “estado del bienestar”, el “derecho a tener un trabajo” o el “crecimiento económico”,… Grandes palabras que nos llenan la boca y las mentes y nos generaron unas ilusiones ficticias que ahora nos han hundido si cabe más en nuestro día a día.

Cuando todos los días son “lunes son al sol“, no hay día de la semana diferente de otro, no hay festivos, no hay horários, solo hay preocupación, nerviosismo, como dirían los expertos “estrés postraumático” ( o sea la ansiedad del paro).

En otras épocas la cosas fueron malas pero más o menos se les podía intuir una solución. Pero en esta ocasión nos enfrentamos a algo desconocido y eso es lo peor. El miedo a lo desconocido es innato en el hombre desde las cavernas. Y es este miedo el que nos ata, nos limita, nos impide ver la luz detrás de las hojas del bosque.

Romper los miedos a lo desconocido debe de ser la tarea fundamental de todos nosotros  para los que todos los días son lunes al sol.

Solo nos queda una cosa y es “reinventarnos a nosotros mismos“.

  • Olvidar nuestros miedos.
  • Olvidar nuestras limitaciones.
  • Crear nuestras oportunidades.
  • No esperar nada si no lo buscas.

Y por desgracia, en esta ocasión se bien de lo que os estoy hablando.

12 comments

  1. Pablo Rodríguez dice:

    Hola, José Luis.

    Es una situación complicada la que comentas, porque en esa situación, ese miedo a lo desconocido… ¿Cuándo empezaremos a ver el final del túnel? E incluso en caso de estar trabajando, ¿me tocará a mí en los próximos despidos?

    Y claro, el que está en situación de desempleo se desespera, puesto que la situación parece que no va a mejorar próximamente, y es una espiral negativa.

    Parece que cuanto más tiempo llevas en desempleo, más te desanimas y menos “apetecible” eres para posibles empleadores, que parece que siempre son más proclives a contratar a alguien que ya está trabajando que no a alguien que está en paro.

    No queda más remedio que seguir intentándolo, poner y utilizar todos los medios que haya a nuestro alcance, continuar formándonos, y buscando oportunidades.

    Al final, suelen aparecer, pero como bien dices, hay que buscarlas, si normalmente no es habitual que “aparezcan de la nada”, en la situación económica en la que estamos, menos aún.

    Saludos
    Pablo Rodríguez

  2. Es verdad amigo Pablo.

    Es una espiral de autodestrucción y los que están alrededor están con el miedo de que ellos pueden tambien sufrirla rápidamente.

    Lo desconocido debería suponer curiosidad, pero en la realidad lo que proporciona es temor. Y eso es por nuestra culpa. De hecho siempre se ha dicho “temor por lo desconocido” y nunca “curiosidad por lo desconocido” cuando sería desde una idea positivista lo adecuado.

    Cuando ya nosotros mismos nos marcamos prejuicios negativos es que anteponemos lo malo antes de que ocurra.

    Redescubrirnos dia a dia y buscar hasta debajo de las piedras las oportunidades es lo que debemos de hacer.

    Un abrazo

  3. José Luis:
    Una cosa es teorizar y otra muy distinta pasar por este tipo de situaciones. En el año 2002 la empresa para la que trabajaba cerró como daño colateral por crisis de Enron (no me extiendo en detalles) y me quedé en el paro. Una compañera mía que estaba en la misma situación dijo lo mismo que tú ahora: estamos como los lunes al sol. Hoy es empresaria. En el año 2007 otra empresa para la que colaboraba quebró por desentendimiento entre los socios. Más lunes al sol. Fundé la mía y aunque con agobios seguimos adelante,
    Ahora dices que tenemos que reinventarnos pero tenemos que hacerlo todos los días, no sólo cuando hay crisis. Nadie sabe (sabemos) lo que va a pasar. Hasta los gurús han desaparecido. ¿Dónde están ahora Tom Peters, David Goleman y compañía? Pero una cosa es segura: siempre nos queda nosotros que es lo único que siempre hemos tenido. No nos engañemos. Hablamos de consultoría artesana y lo único que somos capaces es de teorizar y de darle vueltas al molino. Valemos lo que somos y en situaciones como la que describes, lo único que no podemos perder es la consciencia de lo que somos.
    Ánimo y a ver si te pasas más veces a visitarnos.
    Saludos.

  4. Buenas amigo.

    En esta ocasión el artículo no es desde el punto de vista teórico. Por desgracia es bastante práctico.

    Tienes razón en una cosa. Lo de reinventarnos no es solo ahora, con la crisis, nos debemos de reinventer en cualquier situación, es como digo yo “la mejora continua”. Ese es nuestro objetivo, aunque después las cosas no salgan como lo que esperábamos. Eso puede pasar, pero si estamos en continuo proceso de mejora, de aprendizaje,….tarde o temprano las cosas comienzan a funcionar.

    Un saludo y tienes razón me comprometo a pasar de visita más a menudo.

  5. José Luis, siempre hay un mañana o para seguir el post, un martes en que las cosas pueden ser diferentes, y por muy malas que sean las predicciones, recuerda que no simepre se cumplen… Yo veo el ambiente venidero más positivo e incluso se siente en el ambiente, pues no se habla tanto de crisis ni de desempleo como antes… creo que es sólo cuestión de meses para que empecemos a remontar, y no tan es que llegaremos tan bien como antes, pero no seguiremos bajando… Espero que en tu caso puedas encontrar nuevas vías pronto.
    Slds
    SM

  6. Buenas amigo.

    De verdad te digo que espero que lo que comentas sea cierto, pero me mantengo al respecto en una postura bastante pesimista para serte sincero. Yo creo que lo peor está or llegar y espero de todo corazón equivocarme. Y más por la cuenta que me trae personalmente.

    La verdad es que como se suele decir “Dios aprieta pero no ahoga” pero por norma general y en estos tiempos más ahoga mucho.

    Un saludo amigo

  7. Juanc dice:

    La verdad es que la cosa se está poniendo muy fea y no tiene pinta de mejorar.

    Hoy por hoy es un alegría poder decir el lunes que vas al trabajo.

    Increible pero cierto.

    Muy buen blog.

  8. hagetmau dice:

    Voy a romper una lanza a favor de esta crisis… ya sé que la mayoría se echará las manos a la cabeza…Mi opinión es esta:
    En un mundo en el que unos se quejan de que trabajan demasiado, no tienen tiempo para su familia, para sus distracciones y otros de que no trabajan..¿No quiere decir eso que hay que ir hacia un reparto del empleo? ¿Hacia jornadas más llevaderas? Hemos alcanzado cosas que no nos imaginabamos, telecomunicaciones, transporte, entretenimiento… y están al alcance de personas normales, porque están delante de nuestros ojos!!
    Se está esperando a que gente que tiene menos idea que los otros nos vengan a ofrecer una salvación en forma de trabajo… nos encomendamos a un desconocido para obtener ayuda… no es esto un sinsentido? Mañana desarrollo un poco más esta idea, vale?

    • Ok amigo.

      Y para nada me echo las manos a la cabeza.

      Si una cosa está clara es que el nivel de nuestras necesidades diarias nos ha sido impuesto por lo que nos rodea, por lo tanto, debemos o mejor dicho queremos satisfacerlas a toda costa y a poder ser acrecentarlas.

      Hemos vivido de un modo muy artificial y lo vamos a pagar, de eso no me cabe duda alguna.

      Tienes razón en lo de que si esperamos a que alguien sin más aptitudes que las nuestras nos venga a salvar, vamos “frescos”.

      Desarrolla lo que quieras amigo, que será bien recibido.

      Un saludo

  9. hagetmau dice:

    Soy un poco zapatista, ya lo sé, pero quiero imaginar un estilo de vida como el que te ponen en los dominicales de los paises tipo Dinamarca, Holanda, etc. donde concilian su vida laboral y privada… y creo que hay que tomar iniciativas en temas que nos puedan gustar… la financiación… no sé, creo que el grupo de amigos, es una estructura que habría que llevar al entorno laboral.

  10. Ciertamente amigo Juanc.

    La cosa no pinta nada bien, por lo que todo aquel que está hoy en el mundo laboral debe de estar agradecido.

    Un saludo

  11. Buenas Hagetmau.

    Cuando era más joven y no tenía ataduras familiares hice un viaje por los países nórdicos y quedé francamente sorprendido de su estilo de vida. Eso si que es trabajar para vivir, pero vivir bien.

    Aquí es de al revés. Mucho quieren vivir bien sin trabajar y realmente lo consiguen aunque para ello muchos tenga que vivir para trabajar .

    Realmente es una sociedad para envidiar la de los países que comentas.

    Un saludo amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *