LinkedIn, ¿lo hago bien pero no funciona?

Aunque siempre me he confesado blogger y ‘tuiteiro’ (como diríamos por Galicia), siempre me ha gustado mucho el fin y la operatividad que aporta LinkedIn. De hecho, cuando me han llamado para dar alguna charla o seminario sobre las nuevas herramientas 2.0 aplicadas a la búsqueda de empleo, siempre me he parado mucho tiempo en esta herramienta o red profesional porque creo que tiene mucho potencial, pero que para ello hay que saber manejarla bien y eso lleva mucho tiempo.

Por eso el otro día en una charla me resultó curioso que varios de los asistentes reconocían que estaban en LinkedIn desde hace tiempo pero que no le habían encontrado beneficio a ello. “¿Lo hago bien pero no funciona?”, respuesta, “No, lo haces mal”. Mi pregunta inmediata fue la de qué entendían ellos por beneficio. Casi todos me contestaron lo mismo: ‘encontrar trabajo’. La respuesta es obvia y directa y es otra pregunta ¿y qué has hecho además de darte de alta en LinkedIn para conseguir un trabajo?

Alguno ‘participaba’ en grupos, aunque realmente participar era meramente el apuntarse y que lo aceptasen, y ninguno llegaba a hacer más dentro de esta red.

Y es ahí donde creo que radica el error de muchos que se dan de alta. Se piensan que es un portal de empleo en el que te buscan para darte trabajo. Y eso no es así.LinkedIn se trata de una red profesional, o sea una red social para gente que busca generar oportunidades de encontrar trabajo o hacer negocios con el beneficio del ‘win-win’. No es un portal de empleo en el que pegas tu curriculum y hasta luego.

Como toda red social, en este caso social y profesional, la base es la interactuación entre sus miembros, nada que ver con darse de alta y dejar un curriculum ahí pegado. Si no aportas nada a tu red no esperes que el retorno sea positivo. Las redes son compartir y muchas veces es sembrar para recoger, no es ‘llegar y besar el santo’.

No me voy a meter en los errores más habituales que se cometen al crear un perfil en LinkedIn, porque eso daría para un par de post y si queréis algún día lo podemos comentar. Pero en lo que si me voy a meter es en dar, desde mi humilde opinión, unos breves consejos que deberías de tener en cuenta si te decides por estar en LinkedIn.

Breves consejos

 

1. Define tus objetivos. Como usuario de LinkedIn deberías de ser capaz de saber claramente que persigues con ello, cual/es son tu/s objetivo/s. Si consigues tenerlos claros desde el principio, te será más fácil saber que es lo que debes de hacer dentro de LinkedIn para poder alcanzarlos. El objetivo genérico de ‘encontrar empleo’ es imposible que te sirva en una red de más de 120 millones de miembros.

Lo que si está claro, es que sea cual sea tu objetivo al darte de alta debes siempre de:

  • Mantenerte conectado con usuarios similares a ti
  • Extiender tu red de contactos a través de ellos
  • Intenta rconstruir una reputación o marca personal, a poder ser  como un líder de pensamiento y opinión. Difícil pero con trabajo puede ser posible.

2. Revisar los perfiles actuales. Independientemente de tus objetivos, revisa los perfiles de otros usuarios de LinkedIn, sobre todo de personas y empresas que más admiras o respetas, o sea símbolo del éxito en esta red, de quienes son o pueden ser tus posibles competidores (actuales o potenciales) y claro está también debes de analizar y observar el pefil de ‘a quién te diriges’.

Aprenderás mucho de como rellenar tu propio perfil y de como debes de interactuar dentro de esta red profesional.

3. Cuida mucho la “Configuración” en tu perfil. Aquí es donde indicas quien/es pueden ver tus actualizaciones en la red, por ejemplo, el contenido de lo que dices en Twitter, de los posts de tu blog esa o de las páginas a las que te conectas. Ya seas un usuario de LinkedIn nuevo o experimentado, debes definir los ajustes sobre la base de sus objetivos.

Por ejemplo, si estás utilizando LinkedIn para encontrar un trabajo y en tu red hay competidores directos, es posible que quieras desactivar las actualizaciones de actividad.

Por lo contrario, si lo que quieres es ampliar tu red de contactos, es posible que quieras ajustar los controles de privacidad para que otros usuarios puedan ver tu nombre y título cuando estén viendo tu página.

 

Véis que son cosas lógicas, pero que muchos no se plantean a la hora de entrar en LinkedIn y luego pasa lo que pasa y es una red inutil. Con estos consejos no te garantizan el éxito pleno, pero si evitarás el fracaso total.

3 comments

  1. Buenas amigo Andreu y me alegro de que te gusten como para engancharte 🙂

    Dices bien que esta herramienta es muy buena para un futuro, pero solo le pongo una pega por desgracia, y es el de que la gente joven hoy, prefiere Facebook y Tuenti y ve a los de LinkedIn como unos ‘carrozas’, cuando era algo que debían de verlo con calma desde jóvenes.

    Ellos siguen viendo las redes 2.0 como redes sociales y asi lo usan, cuando el secreto está e saber combinar personal y profesioanl.

    Bien gestionado el pefil, es una herramienta buena para cualquier profesión, pero creo que nuestrso jovenes siguen viéndola como una herramienta que no es para ellso, y eso es un grave error.

    Un saludo amigo

  2. Buenas Andreu,

    Creo que en LinkedIn se ve la Ley Nielsen con bastante claridad (1% crea activamente, 9% colaboran o enriquecen y 90% mira).

    Sospecho que hay variaciones geográficas, pero en el caso de España mi experiencia es que se trata de una herramienta con mucho potencial, pero que exige dedicación y esfuerzo (y a veces se confunde con un motor de búsqueda de empleo como infXXXbs, por no hacer publicidad ;D).

    A esto se suma que en mi opinión todavía no tenemos realmente integrada la cultura de compartir información (que es la base del 2.0), y rara vez pasamos de un “Like it!”.

    ¿Cómo lo veis? ¿Vuestra experiencia os lleva a conclusiones parecida?

    Felicidades por el post!

  3. Amigo Isidro: ¡¡completamente de acuerdo contigo!!

    Mucha gente entra como un portal de empleo más y hay radica el error. Una red social es algo activo, interactuar, mientras que en este país por desgracia estamos esperando que nos llamen a casa para darnos un trabajo con clara actitud pasiva, eso menos la verdad, pero sigue predominando esa filosofía.

    Mientras no cambiemos de mentalidad no sacaremos provecho a herramientas como esta, y lo digo incluyéndome porque entono el mea culpa y se que tengo esta red muy desaprovechada.

    Un abrazo amigo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *