La 'era de la democratización tecnológica'

tecnologia-80-infografia-videoCualquiera de los que lea este artículo, y que ya tenga una determinada edad, o sea, que no se incluya dentro de los conocidos como ‘nativos digitales’, sino que más bien sea un ‘adaptado’ a sus tiempos, tiene en la memoria lo que le costó su primer ordenador para su casa, lo que costaban antes las impresoras o, incluso más recientemente, lo que costaba el primer teléfono móvil o el primero que se llevaba en el coche (sin hablar del tamaño que tenía).

Cuando ahora tienes en la mano un smartphone, casi ni nos acordamos de aquellos tiempos, parecen de la ‘prehistoria’, pero realmente son de hace poco más de dos décadas. Dos son los hechos que han ocurrido para que nuestra visión de la tecnología haya cambiado tanto: la rápida obsolescencia y la democratización de la tecnología.

De la primera aun hablamos recientemente, con lo cual vamos con la segunda.

Democratización tecnológica

Esta ha ocurrido en un doble sentido: abaratamiento de la tecnología y acceso a tecnologías antes inaccesibles.

Comprar computadora Dell por ejemplo, se antojaba imposible hace dos décadas; primero porque era una marca de elevado precio, aunque realmente las había mucho más caras y segundo porque no existía establecimiento que lo vendiera físicamente cerca de nuestros domicilios.

Imposibilidad económica pero, aun pudiendo, en muchos casos era una imposibilidad física.

La evolución rápida de la tecnología (unida a la obsolescencia que os comentamos en otras ocasiones), la expansión de Internet en los domicilios que permite comprar en prácticamente en todo el mundo sin salir de nuestro salón y la enorme competencia de marcas y fabricantes en el mercado, ha repercutido el la reducción del precio de los dispositivos tecnológicos lo que ha redundado en que se haya democratizado el poder adquirirlos, de tal forma que si hace unas décadas solo estaba al alcance de unos pocos, hoy cualquiera puede tener una determinada marca, un determinado dispositivo o adquirirlo en cualquier parte del mundo sin que sea necesario pertenecer a ningún tipo de élite social.

Sin duda, la tecnología actual ha incrementado, y mucho, a la democratización social y a la democratización tecnológica.

Consejos para abrir y financiar una empresa

business man pushing a cogwheel

Ya que a muchos no os he convencido de que lo de emprender es algo para lo que hay que nacer y no es válido para todos, por lo menos espero echaros un ‘capote’ a aquellos que os habéis aventurado a haceros ‘emprendedores’ con el siguiente artículo.

¿Sabes ya lo que vas a vender, a quíén y con quién vas a competir?

Hacer un buen estudio de mercado a la hora de emprender un negocio propio es uno de los métodos más eficaces para tener éxito en tu empresa, y evitar cualquier ‘castañazo’, ya que te permitirá conocer más de cerca toda la información relativa de lo que quieres hacer. Un estudio de mercado debe tener cualquier dato que pueda ser relevante para tu negocio como la capacidad económica que tienes (o prevés tener), todas las fases de desarrollo y distribución de tu producto o servicio, los clientes que puedes llegar a tener y cualquier tipo de competencia que existe en el mercado en el que te encuentras. Read more

Detectives privados ¿también usan el mundo 2.0?

Detectives privados ¿también usan el mundo 2.0? Una profesión tan centrada en el mundo 1.0 como es la de los detectives privados, es un claro ejemplo de como han evolucionado determinadas profesiones con esto de la expansión de los socialmedia.

Recientemente en una serie de webs vinculadas con esta profesión como detecyl.com, hemos visto que los socialmedia han introducido cambios en los comportamientos de las personas que hacen que la gente se haya hecho muy descuidada. Un comentario en el muro de un perfil de Facebook, una foto indiscreta subida a Instagram o una conversación mantenida en Twitter, son cada día más utilizados para conseguir pistas dentro del cometido de los detectives privados tradicionales.

Estos estaban acostumbrados a recoger información de todo tipo, incluso fotográfica mientras que ahora cada persona con móvil es un fotógrafo en potencia y un facilitador de información cuando comparte una foto en una red social.

Esta agencia de detectives en León indicaba que no es el primer caso ya que se encuentran en el que alguien, compartiendo una foto en un determinado lugar, muestra algo que para el carece de importancia pero que para un detective es de vital valor y le ha ayudado a solucionar el caso que estaba gestionando.

Aquí se nos plantea una interesante pregunta. Si de esa foto por ejemplo que se comparte, se derivasen consecuencias negativas para alguien, ¿este podría pedir responsabilidades a esa persona por compartir esa foto? La verdad es que el que sube una foto, hace un comentario o algo similar, es el responsable del mismo, según indican las directrices de las diferentes redes sociales. Pero el subir una foto que aparentemente es inofensiva no consideramos que de derecho a alguien a emprender acciones contra quien lo haya subido.

Subir una foto de un ‘selfie’ en la playa que se vea detrás a una pareja besándose y que estén alguno de los miembros cometiendo adulterio del que se derive un posterior divorcio, ¿puede dar derecho a esa persona a pedir responsabilidades al autor del selfie?

El detective privado ha encontrado en los socialmedia un aliado para conseguir información, sobre todo gráfica. Pero el límite entre la responsabilidad de esa información es algo realmente complicado por ahora de discernir.

Por ejemplo, simpático caso de la Reina de Inglaterra a unas chicas que se hacían un selfie. Las chicas no tendrían culpa de hacer el selfie pero ¿y de compartirlo? En este caso no hay delito ni información relevante para un detective, ¿pero si la hubiese?

CR_917362_eso_de_que_te_haces_una_foto_y

Nuevas tecnologías, nuevos tiempos, nuevas profesiones

tecnologia-80-infografia-videoLas nuevas tecnologías no solo han traído la expansión del uso de Internet, socializándolo al máximo como ya contamos ayer mismo en un artículo, sino que han contribuido de forma directa en el mercado laboral, tanto en la aparición de nuevos puestos de trabajo como en la redefinición de las características de los puestos como se conocían hasta la fecha.

Hasta no hace mucho un CM, a la sazón, Community Manager, era prácticamente desconocido en el mundo de la empresa. No es que hoy sea aun demasiado, pero si ya se ha producido el boom de profesionales de estas funciones, aunque las pymes no vena el retorno de invertir en un profesional de esta características. Social Media Manager, Community Manager,…, son algunos de los nuevos puestos de trabajo que nacen al calor de las nuevas tecnologías, los socialmedia y la extensión en su uso.

Pero otros puestos de trabajo se han tenido que redefinir. ¿Alguien se imaginaba hace unos años que desde un terminal móvil, sentado en es sofá podías vivir del trading por ejemplo? Todo el mundo asociaba este tipo de actividad financiera a aquellos ‘locos’ agentes de bolsa todo el día con el ‘compra’ o ‘vende’ colgados de un teléfono.Hoy, aunque existen estas figuras, la reorganización de sus funciones, las particularidades de sus puestos de trabajo, se han visto redefinidas por las nuevas tecnologías. Otra cosa parecida continuando con este ejemplo es el tema del idioma.Un agente de bolsa debía de controlar el tema del idioma si era delos que invertía en mercados extranjeros, Trader Forex, cosa que ahora, con las nuevas tecnologías cualquiera desde su sofá puede invertir en USD o en cualquier otra divisa sin tener conocimiento mínimo de inglés.

A mi modo de ver, son más impactantes los cambios en los puestos de trabajo que ya existían que la aparición de nuevos, ya que mentalmente tenemos asociados a profesionales con sus puestos y verlos ahora, en situaciones completamente diferentes nos descoloca.

Pero ya nos podemos ir acostumbrando porque estos cambios y esta tecnología ha venido para quedarse, con lo cual lo extraño se convertirá en cotidiano.

Los socialmedia y la tecnología ha socializado a todos

Profesionales de tecnología e informática, entre los cinco más cotizados en las empresas españolesCon independencia de que los socialmedia y la tecnología aparecida a raiz del ‘boom’ del uso de Internet tenga, o mejor dicho, exija una nueva forma de interactuar con los demás, lo que está claro que ha socializado a todos desde el punto de vista que pocos son los que no tienen un perfil abierto en una red social. Es más, ya muchos los ven como medios de comunicación obligados.

Eso si, hay los típicos que no se dan cuenta que son solo un canal, que no es el mundo 1.0, aunque por su ímpetu y su vehemencia e las conversaciones así lo crean.

Pero lo cierto es que todo el mundo tienen un móvil a mano y, por ende, una cámara de fotos. Algo que antes era impensable de llevar encima, ahora lo llevas en el bolsillo, con lo cual, cualquiera ‘es fotógrafo’. Aquello de ir en bicicleta es muy antiguo, pero lo de bajar con una MTB y un casco con una cámara encima o cualquier otro tipo de accesorios gopro, lo hace hoy por hoy cualquiera, cuando no hace mucho era algo que solo lo hacían los especialistas. Ojo que el otro día una ciclista con un casco en el que llevaba una de estas cámaras instaladas grabó como le atracaban y a su atracador, lo cual no deja de ser un ejemplo de que la nueva tecnología en ocasiones no es tan mala como alguno la quiere pintar.

Entras en una tienda gopro como en el caso anterior y ves que está al alcance de cualquiera dispositivos que antes estaban pensados para los profesionales, algo que si demuestra a las claras que los socialmedia y su tcnología, han contribuido y mucho a la socialización de todos y como sociedad. Cosa muy distinta es que no todos nosotros hayamos interiorizado cual es la forma correcta de relacionarnos y surjan comportamientos nada adecuados ligados a las nuevas TICs.

Antes tener un ordenador personal en casa era algo de privilegiados, ahora además de navegar a través del teléfono, lo habitual es tener en cada caso un par de ordenadores, uno fijo y otro portátil. La tecnología se ha abaratado, lo cual también ha contribuido a la socialización.