Los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad

Los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad

Si llevamos ya unos días hablando del cambio del algoritmo de visibilidad de Facebook y lo último que hemos dicho y concluido es que a partir de ahora Facebook hará más visible aquello que más se comparte, lo normal es que hablásemos de la importancia de los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad y, por lo tanto, en la visibilidad.

Si recordáis que os dijimos el otro día que lo que aporta valor a tus seguidores es lo que ellos comparten, lógicamente deberás de tener muy claro el título que le quieres dar a tu contenido para que, a primera vista, ya sepa el seguidor que ese contenido le va a interesar leerlo y, que si le ayuda, muy probablemente lo va a compartir.

Lo primero que deberéis tener en cuenta es que lo que indica el título debe de ser verdad, es decir, que lo que se va a encontrar el lector es lo que realmente pones en el título. Poner un título llamativo, por ejemplo ofreciendo consejos para hacer una determinada cosa, no conducirá a nada y acabarás muy mal si no pone exactamente eso dentro. Puede que no le valgan al lector, pero deben de ir dentro del artículo. La falta de credibilidad es total para ti y tu marca.

Lo segundo que tienes que pensar es el tamaño del título. Lo ideal es que sea corto, claro, conciso y veraz. Ten en cuenta que en Twitter por ejemplo, debería de verse el título completo del contenido y como lo hagas demasiado largo no te va a aparecer entero con lo que la potencia de llegada disminuye considerablemente. Piensa como buscarías tu en Google el contenido que vas a compartir y eso te dará una idea de como deberá de ser de largo el título.

Lo tercero, y aunque parezca no relevante, es el tema de la/s foto/s que acompañen al contenido. Facebook te permite compartir el contenido con una foto. Si consigues que sea llamativa y genere reclamo entre los seguidores, la gente se animará a entrar a leerla y compartirla. Más relevancia incluso es el vídeo. Un vídeo puede que sea de las cosas que más se anime la gente a compartir.

Visto lo que debes poner, el tamaño y el acompañamiento al contenido en tema de fotos o vídeos, os dejamos una serie de consejos que esperamos que os sean útiles para crear títulos de valor. Os aconsejamos no abusar de ellos en exceso, pero suelen tener muchos mejores resultados que otros formatos:

  • Emplear la palabra ‘ranking’ o ‘listado’. No se por qué, pero nos encantan los rankings y listados más que a un tonto un lápiz. Si Vemos un listado, siempre entramos a verlo.
  • Si a las palabras anteriores añadimos expresiones como ‘de los mejores’, ‘de los más vistos, ‘de los más comentados’,…., ya entonces seguro que entran y son más dados a viralizarlo y moverlo en sus propias redes. Comenzar el título también por ‘Los mejores…’, ayuda y mucho a la viralización.
  • Emplear en el título cosas que tu realmente buscarías: ‘Cómo hacer…’, ‘Consejos para….’, ‘Tips….’,…. Todos dan idea ya de que tu contenido quiere ayudar y eso es muy agradecido y muy fácil de que te lo compartan en sus redes. Muchos empiezan el título con un número que de fuerza a lo que sigue al estilo ’10 Consejos para….’ o ‘3 Tips para ….’. Es útil pero conviene no abusar.
  • Hay también quién usa herramientas negativas del estilo: ‘Errores a evitar en ….’, ‘Los errores más comunes a…..’,… Aquí se juega con el interés que despierta lo negativo. Si quieres rizar el rizo, podrías pensar: ‘Listado de los 10 errores a evitar…..’ aquí ya unes casi todo lo anterior.
  • Verbos que empleas. Ayudar, prevenir, evitar,…, todos en presente o futuro, como mucho en infinitivo. Que quién los lea perciba que le pueden valer en un futuro cercano y no que son algo que debía de haber hecho en el pasado y no lo hizo. Lo que hicimos mal ya lo sabemos y no necesitamos que nadie nos lo repita.

Lo cierto es que todo estos son ideas que cada uno puede emplearlas como considere, pero sobre todo, no conviene abusar mucho de ellas ya que muchos listados, rankings y similares pueden acabar consiguiendo justo el efecto contrario al deseado si abusamos de los mismos en nuestro títulos.

¿Formación online o formación presencial?

elearning-300x247

Hay adeptos para todo. Hay, como Santo Tomás, que los que si no ven no creen, y hay quien no. Pero lo cierto es que en todos los lados ‘cuecen habas’ y seguro que cualquiera de vosotros puede contarme casos de formación online y de formación presencial buenos y no tan buenos.

El hecho que los puede diferenciar hoy en día es la especialización y el tiempo del que tu dispongas.

Si por ejemplo, tienes la intención que un determinado docente te de una acción formativa porque lo consideras como el ideal para tu formación, la opción de la formación online se me antoja mejor, ya que la alternativa es asistir presencialmente lo cual puede que sea imposible o que te suponga un gran esfuerzo. Read more

Capitalismo personal

avanzar hacia lo nuevo1

Hace tiempo que se viene hablando de capital humano en las organizaciones,  de recursos (humanos o No humanos), y personas. Todo ello mezclándose con terminología económica, y obteniendo un binomio interesante personas+economía.

En el post de hoy hablaré de tu capital personal. Del tuyo, el del vecino, el de tu compañero de despacho, etc. Todos tenemos nuestro propio capital y eso es lo que nos hace únicos. En nuestra cuenta personal tenemos:
  • Toda la formación que hemos recibido.
  • Nuestros talentos y habilidades (todo aquello en lo que somos buenos).
  • Toda nuestra experiencia laboral y los aprendizajes obtenidos de todo su conjunto.
  • Nuestras competencias (querer, poder y hacer).
  • Nuestra capacidad de aprendizaje.
  • Todo aquello que nos divierte.

Junto con nuestro capital personal tenemos una serie de ventajas como pueden ser nuestra red de contactos y nuestra creatividad a la hora de movernos en los diferentes ámbitos. Estas ventajas para algunos serán más sencillas de cultivar que para otros, pero todas ellas desarrollables por todos nosotros.

A la vista de todo lo mencionado, todos tenemos una riqueza de experiencias, aprendizajes y habilidades que nos hacen únicos; y es justamente lo que nos diferencia,  lo que nos va a facilitar el acceso a nuevas oportunidades laborales. Por consiguiente, y como dice mi amigo Germán, “sé tu mismo y deja que el mundo se asombre“.

Autora: Mónica Morales

¿Share o Like en el nuevo Facebook? Los malos community managers

¿Share o Like en el nuevo Facebook? Los malos community managers

¿Share o Like en el nuevo Facebook? Aunque la pregunta se podría realizar igualmente sin que hubiese cambiado el algoritmo de Facebook para mostrar contenidos.

Hoy he estado con un cliente que se ‘emperra’en que sus noticias no tienen tantos me gusta como antes y que además, el dichoso numerito que aparece debajo de las personas a las que ha alcanzado esta publicación es infinitamente menor que antes. Su única obsesión era esa, los dichoso numeritos de Likes y potenciales ‘visualizadores’.

Lo cierto es que ahí es cuando te das cuenta que la gente no quiere ser social, se conforma con parecerlo.

Siempre he defendido que el contenido de calidad acaba viralizándose el solo y consiguiendo resultados que ni pagando a Facebook conseguiría. Claro está, debe de ser un contenido interesante y que aporte valor a tus seguidores. Estos se animarán a compartirlo y, como es lógico, Facebook no es tonto, se dará cuenta de que el contenido que se comparte es mejor ponerlo más a la vista ya que siempre es una forma de mantener más tiempo a los usuarios dentro de esta red social.

Por lo tanto, que alguien se preocupe por los ‘me gusta’ o Likes o bien por a cuantos seguidores impacta, en vez de preocuparse por si alguien comparte su contenido, demuestra que la mayoría de las empresas que están en las redes sociales solo quieren parecer eso, sociales, no quieren serlo realmente, les da igual, solo quieren que sus fans aumenten por aumentar para dar más imagen de superioridad social y que su preocupación por darles contenidos de valor es algo completamente secundario.

like-vs-share_in_b2b_social_media_marketingLos malos community managers, siempre recurren a más fans, más seguidores y más me gustas o Likes como forma de indicar que su trabajo es correcto, cuando en cualquier esquina de Internet, por cuatro duros, te ofrecen que tus contenidos tengan 30 me gustas o Likes a los 2 minutos de haberlos compartido. A muchos les va bien esta política y sus empresas o los clientes para los que trabajan tragan con esta ‘milonga’, pero llegará el día que eso no se traduzca en resultados contantes y sonantes (fiduciariamente hablando). Ese día ni los fans ni los Likes les van a salvar.

Incluso el hecho el que un contenido tenga comentarios es indicador de mayor actividad e interactuación social que el mero hecho de poner un Like.

Desde el primer día que abrimos esta web, siempre hemos dicho que el contenido es el rey y que las redes sociales son la reina. El cambio de Facebook en su algoritmo no hace más que corroborar lo que siempre hemos dicho: los fans se hacen fans por algo, por lo que tú les aportas. Y Facebook ha decidido hacer esto: premiar a los contenidos más compartidos que, en teoría, son compartidos por su aporte de valor a su comunidad.

Aquellas empresas que sigan creyendo en los Likes como el trabajo bien hecho acabarán pasando por el ‘aro de Facebook’ y pagando por tener visibilidad.

A un mal líder le encantan los baños de multitudes

Consejo Empresarial para la Competitividad

A un mal líder le encantan los baños de multitudes y, en su defecto, aquellos actos de reconocimiento del éxito de su equipo aunque no haya tenido nada que ver en su consecución.

Un mal líder se apunta los tantos de su equipo como propios, lo cual solo le lleva a generar mayor animadversión entre los miembros del grupo que dirige. Sin embargo, al mal líder eso le da igual, ya lo que importante es el momento de gloria que quiere vivir con ese ‘tanto que se apunta’.

¿Qué pensarías de vuestro jefe si para conseguir apuntarse ‘un tanto’ perjudicase a alguno de vosotros beneficiando a otros, jactándose de los buenos resultados del equipo en grupo como si fueran méritos propios cuando realmente no ha tenido nada que ver y que, en el caso de que se consiguiese algo positivo en tu organización haya sido a cambio de perjudicaros a la mayoría de los miembros que la integráis?

Se me ocurren unos cuantos adjetivos para definir ese tipo de liderazgo, pero ninguno es apto para ser escrito en este blog sin que entre ‘la censura’ a intervenir.

Pero como sabéis que me encanta la ejemplarización, ¡cómo iba a faltar hoy en nuestra sesión de coaching diario!

Ejemplo escenificado de un mal líder: Mariano Rajoy con su reunión ayer con los empresarios del Ibex 35.

Se reúne con los directivos de las empresas del Ibex 35 comandadas estas huestes por el ‘bucanero’, perdón, banquero, que realmente mueve los hilos de España, a la sazón, Emilio Botín, para que estos le digan que lo ha hecho de maravilla.

Vamos a ver lo dicho antes de un mal líder en este ejemplo:

  • Las empresas del IBEX en diciembre del 2013 daban empleo a 1,23M de persona, mientras en la EPA del 1 Trim del 2014 hay 16,9M de trabajadores. Por lo tanto, se reúne con un colectivo que representa al 7,5% de los trabajadores de España.
  • Un colectivo que representa a una clase social que ha pasado de tener 35.000M de euros en su patrimonio en noviembre de 2011 (cuando entró este líder) a tener ahora mismo 60.000M de euros (¡casi un 100% más de patrimonio en plena crisis!
  • En esta reunión ha habido miembros de empresas ‘rescatadas’, subvencionadas con dinero público o, como en el caso de las eléctricas, que les han permitido beneficiarse a costa del resto de los otros miembros de la organización o sea, el resto de españoles.
  • Le dice que ‘lo ha hecho muy bien al líder’ una persona que reconocidamente lo ha hecho mal en su organización, si consideramos que tener patrimonio oculto en Suiza es malo para la organización.

Podría poner más cosas pero no quiero ‘calentarme’.

Pues con todo y con eso, el mal líder quiere hacer ver a su grupo en conjunto que lo ha hecho de maravilla. ¡Por qué no se lo dice al millón de desempleados que hay más desde que es el líder el? No creo que a estos miembros de su organización les parezca en absoluto que la cosa vaya bien.

Que se lo diga a aquellos miembros que han pasado de tener trabajo a jornada completa a irse al paro y ahora a ser contratados a media jornada con sueldos indignos.

Pero claro!!! el mal líder se sube a ‘la ola’, bien cuando no tiene nada que ver en ello o bien cuando el beneficio obtenido por el grupo es a costa de perjudicar a la mayoría de sus miembros en vez de ayudar a todos por igual.

Y solo una última reflexión de desigualdad. Se dice que en los USA el 20% de la riqueza del país está en ,manos de los poderosos, mientras que en España se saca pecho indicando que aquí solo poseen el 10% de la riqueza. Eso es lo que presume un mal líder, cuando lo que realmente se esconde detrás de esa cifra es que la tasa de miseria y pobreza en España es más del doble de la que hay en los USA (y más desde que este líder ‘lidera’).

El mal líder se apunta los tantos y le encanta el baño de multitudes, aunque no haya tenido nada que ver. Pero esconce y no dice toda la verdad nunca cuando la cosa no es tan favorable.

Mariano Rajoy, blanco y en botella.