Barreras que nos paralizan en la búsqueda de empleo

Barreras que nos paralizan en la búsqueda de empleo

Aunque esta infografía que os pondremos al final del artículo podría ser muy acertada a la hora de realizar una búsqueda de empleo, dudamos que se ajuste a la situación del mercado laboral actual y al número de desempleados que tenemos. De hecho añadiría que la mayoría de las barreras indicadas con meramente la punta del iceberg y que, realmente, el problema subyace por debajo y esa barrera indicada es el fruto de ello.

Voy a realizar las correcciones pertinentes desde mi humilde punto de vista:

1ª. Falta de estructurar bien el tiempo. Si y no. Cierto es que cuando dejas de trabajar tus 8 horas diarias porque te quedas sin trabajo, tienes mucho tiempo libre para dedicarte a realizar una búsqueda de trabajo adecuada. Pero lo que no es menos verdad es que, dependiendo de tus circunstancias familiares, esas 8 horas menguan considerablemente ya que te saldrán tareas que deberás realizar y antes no hacías. Y esto es algo que no se indica en esta infografía. Cuando tienes esas 8 horas diarias para buscar trabajo, deberás de planificar todo lo que quieres hacer que sustituya a tu antigua jornada laboral. Lo que suele ocurrir es que de estar activo todo el día a estar ‘pasivo’ el cambio es brutal y hay que saber asimilarlo y administrarlo. Eso es lo que te permitirá estructurar el tiempo de forma correcta.

2ª. Sin plan o plan incorrecto. Muy similar al anterior. No se puede un viernes trabajar 8 horas y esperar el lunes tener esas 8 horas para buscar trabajo y con un plan perfecto. Hasta donde yo alcanzo, una cosa es el plan perfecto sobre el papel y otra muy distinta el plan en la acción. ¿Quién me indica que mi plan no es perfecto? Eso solo lo dirá el tiempo. Sin plan, claro está que no se puede ir, pero con un plan, aunque no sea perfectos sí se puede. Ya lo perfeccionaremos luego.

3ª. Falta de pericia en la búsqueda de empleo. Más que una barrera yo diría que es falta de práctica. Puede que cuando encontraste el trabajo del que te han echado, tampoco tuvieses pericia en buscar empleo pero sin embargo lo encontraste. Ahora, con años de experiencia en la vida deberías de controlar mejor ese tema. El problema o barrera no es la falta de pericia, lo que subyace por debajo es la excesiva competencia para un empleo que antes no había.

4ª. Mala combinación de habilidades. Francamente no entiendo esta barrera. Cuando te quedas sin trabajo intentas buscar otro que sea similar a las habilidades que posees. Si no puede ser, acabas buscando de lo que sea, pero eso no es una barrera, es sencillamente la evolución natural y supervivencia por conseguir un trabajo.

5ª. Falta de autoestima y confianza. Podría ser una barrera, pero lo dudo mucho. Esos dos puntos van en la personalidad de cada uno, con independencia de que esté o no buscando trabajo. Es un problema en todos los aspectos de la vida.

6ª. Estrés emocional. Aquí si que considero que es una barrera. La ansiedad, la angustia, las preocupaciones,…, si que son un factor bloqueante a la hora de buscar un trabajo. Es una barrera complicada de salvar, la verdad sea dicha, y solo hay dos opciones, o superarlas o saber manejarse con ellas a tu lado. Cadas uno posee una personalidad que le tirará más por un camino o por otro, pero en ambos casos debe de ser consciente de ello.

7ª. Presión familiar, falta de entendimiento y apoyo. Siento decirlo pero eso no es na barrera hoy en día. Toda familia con alguien desempleado sabe a todas luces lo difícil que es hoy encontrar un trabajo.  Dudo mucho que no le apoyen en la búsqueda o animen. Lo que si se puede derivar es que de las obligaciones familiares (económicas) se derive la ansiedad del punto anterior, pero no me creo que hoy en día las familias presionen a los desempleados.

8ª. Comportamiento de evasión,excusas o autoengaño. Puede darse el caso de que el que está buscando trabajo se autoengañe. pero permitirme que lo dude en estos tiempos. Todos somos conscientes de las dificultades de encontrar un trabajo y de que el trabajo que buscamos es prácticamente imposible de conseguir.

9ª. Cambios en la percepción del estatus, pérdida de identidad. Minusvalorarse por estar desempleado es un error. El parado puede hacerlo y lo limitará en la búsqueda seguro. No obstante, como en puntos anteriores, difiero mucho de que actualmente pase eso. pesa más la necesidad de tener ingresos para mantener a una familia que la pérdida de identidad.

10ª. Falta de estructura organizacional, apoyos y recursos. Cierto es que todo sin los medios adecuados es complicado de realizar, pero estoy seguro que cuando buscaste por primera vez empleo no había Internet por ejemplo. Lo de la falta de medios es muy relativo y dependerá de la forma de ser y habilidades de quién esté buscando empleo.

Barreras que nos paralizan en la búsqueda de empleo

Publisuites: Cuantifica tu marca o reputación online

Muchas veces hemos hablado de que el ROI (return of investment) es uno de los factores claves para entrar o no en los socialmedia, para medir si la inversión en tiempo, medios o capital que se dedica a ello, se puede recuperar posteriormente y en que plazo. No se suele tener muy claro que factores (KPI`s) hay que considerar para ver si los esfuerzos que hacemos por nuestra marca online al final redundan en mejoras cuantificables en ella.

Si eres una empresa o eres un profesional que te dedicas a externalizar la reputación online de clientes, seguro que manejas herramientas que te permiten realizar métricas y te facilitarán el cálculo del ROI. El problema está cuando eres un blogger o un profesional independiente de cualquier actividad que posees un web/blog y no dispones de herramientas que te permitan calcular el ROI del tiempo que le dedicas a tu bitácora.

Pues hay una forma indirecta que permite cuantificar tu marca o reputación online a través de tu web/blog. Hablamos de los post patrocinados.

Cuantifica tu marca o reputación online

Para realizar un ejemplo de esto, nosotros hemos escogido la web Publisuites. Si te registras en ella verás que puedes dar de alta tu web/blog, tu perfil de Twitter así como tu página de Facebook, que suelen ser las medios sociales más usados por los bloggers o profesionales independientes.

Entras, incluyes tu web/blog o más si es que tienes varias y especificas sobre que va el contenido que escribes. Cuando te das de alta y registras, pasas durante un breve espacio de tiempo a estar en espera. Es en ese momento cuando realmente se está produciendo el análisis de tu web/blog, es decir, se cuantifica tu marca o reputación online por parte de la firma que dará como resultado que te indiquen una cantidad determinada de dinero con la cual se valora que publiques un artículo que te puedan encargar para poner en tu web.

A mejor marca o reputación online el importe es mayor, lo que te permite saber, en función de la cantidad que te indiquen, cual es tu posicionamiento e influencia en redes sociales o reputación online. Son lo que se denominan como post patrocinados. Muchas firmas buscan que otros blogs hablen de sus servicios o productos y están dispuestas a pagar por ello, como si fuera cualquier otro tipo de publicidad.

Es una forma indirecta de cuantificar tu influencia social. Ideal sería el conocer qué criterios para determinar esa cantidad de dinero para poder trabajar más sobre los puntos débiles de tu marca o reputacion online.

Lo que está claro es que a medida que tu influencia o presencia en la Red gana enteros, lo que se paga por que escribas en tu blog un post patrocinado, también irá aumentando, lo cual te sirve para saber si ls acciones que haces para mejorar tu marca son correctas.

Pero no solo hablamos de webs/blogs ya que últimamente tweets patrocinados o estados de Facebook patrocinados, también son formas de cuantificar tu reputación online.

Y dicho sea de paso, ¡que mejor forma de cuantificar tu reputación online o marca online que en unidades monetarias que cualquiera puede comprender!

5 Métricas para saber como está tu interactuación online

5 Métricas para saber como está tu interactuación online, o sea, como te comunicas con tus followers. Métricas que son válidas tanto para personas físicas como para empresas, ya que en ambos casos lo que realmente hacemos es medir la popularidad de nuestra marca online.

No todos de vosotros tenéis que tener perfiles abiertos en estas diferentes redes, ni tan siquiera tenéis porque tener un blog, no obstante os dejamos 5 métricas que os puedan ayudar a saber si lo que estáis haciendo es lo correcto en tu marca online.

Empezamos por la que a nosotros nos parece la herramienta capital para el marketing online en este 2014 como es la figura del blog corporativo o blog de empresa:

  1. Actividad: Analiza la periodicidad con la que publicas los contenidos, así como la respuesta en los comentarios que te dejan en ellos así como la interacción con otros blogs.
  2. Crear comunidad: Controla el número de suscriptores por RSS a tus contenidos así como los seguidores que se suscriben a los newsletter que generes del blog.
  3. Visibilidad: Ten en cuenta las menciones que hacen de ti en otras webs o blogs. Mira y evalúa tu audiencia total y que contenidos son los más compartidos.
  4. Interacción: Fundamental el control primero de los comentarios que os indicábamos en la actividad, mirar que contenidos se comparten y como entran enlaces externos.
  5. Difusión: Diferenciar visitas de IPs únicas, algo muy importante.

Seguimos con las cinco métricas para Facebook:

  1. Actividad: Analiza la periodicidad con la que publicas los contenidos en tus estados, así como y cuando contestas a los comentarios. Analiza como diversificas contenidos.
  2. Crear comunidad: Controla el número de fans de tu página y como evolucionan.
  3. Visibilidad: Para ver como eres de visible, controla los comentarios que recibes o menciones, ya que son indicadores del potencial de visibilidad que tienes.
  4. Interacción: Número de ‘me gustas’, comentarios, historias creadas, personas que están hablando de esto o personas a las que ha llegado tu estad. Todo esto te dirá si estás interactuando de forma adecuada.
  5. Difusión: Viralidad ‘orgánica’, personas a las que llegas.

Seguimos con las cinco métricas para Twitter:

  1. Actividad: Analiza la periodicidad y frecuencia de tus tweets, respuesta a los mismos, menciones, me gusta y/o retweets, sobre todo de usuarios influyentes.
  2. Crear comunidad: Controla el número de seguidores y como evolucionan.
  3. Visibilidad: Número de menciones y número de listas en las que tu cuenta está incluida.
  4. Interacción: Número de menciones, favoritos y clicks en los enlaces que van en tus tweets.
  5. Difusión: Usuarios únicos impactados.

Por último ponemos las cinco métricas en LinkedIn. Aquí cambian si eres empresa o particular. Os dejamos si lo que posees es un perfil en esta red de empresa:

  1. Actividad: Analiza la frecuencia de las publicaciones RRPP en la página de tu perfil, como participas en grupos y cuantos contactos directos posees.
  2. Crear comunidad: Controla el número de seguidores y como evolucionan.
  3. Visibilidad: Número de menciones que tienes dentro de esta red y como evolucionan.
  4. Interacción: Número de recomendaciones de tus publicaciones, comentarios, documentos compartidos y clicks en los enlaces que incluyas. Todo en su conjunto te dará una idea de la interacción que realizas.
  5. Difusión: Usuarios únicos impactados.

La importancia del SEO para el posicionamiento

No es la primera ni será la última vez que hablamos en esta web sobre el tema del SEO, para entendernos, el posicionamiento en buscadores, aquello que todos quieren controlar para que cuando alguien realice una determinada búsqueda en Google salgamos los primeros. Deciros que os voy a dar el secreto del SEO que os posicione de forma ideal, sería mentiros. Nadie, absolutamente nadie, puede hacer que salgas primero en una búsqueda en Google de forma estable. Puede que salgas puntualmente, pero de forma continuada implicará muchas más cosas que una simple acción de SEO.

Además, Google cada poco varía los algoritmos de posicionamiento con o cual, todo aquello que realizabas para posicionarte de forma adecuada puede irse al traste en nada. Google ahora prima en las búsquedas a los anuncios patrocinados, los que cobra, ¿o pensabais que era una ONG?

Ahora bien, de actuar sin rumbo a regirse por unas pautas lógicas que, si bien puede que no te posicionen en cabeza, pero si te posicionen de forma adecuada, hay una gran diferencia.

Hoy os vamos a nombrar esas pautas que deberíais seguir para intentar realizar buen SEO. Lo dividiremos en cuatro puntos:

  1. Diseño de la web: debes diseñar tu web de una forma que cuando los robots de Google entren tengan fácil acceso a todos los contenidos. Antes de montar la web realiza un gráfico en árbol de los contenidos para que sea sencillo llegar a cualquier cosa. Ten en cuenta que los robots de Google suelen tardar 3 segundos en analizar todo. Si cargas la web con mucho contenido con mucho tamaño, por ejemplo vídeos, al cargar la web tardará más y te penalizará. Por último intenta diseñar las URLs de tus contenido de forma clara y con una palabra clave por la que te quieras posicionar (por ejemplo, incluir una categoría entre el dominio y el título del post como por ejemplo: http://delcampovillares.com/infografias/prosicionamiento-en-seo/
  2. El contenido es el REY. Nosotros no obstante diferimos en parte. Está claro que el contenido variado, ameno y que interese al lector genera nuevas visitas, lo que hará que Google te posicione cada vez mejor en búsquedas. Ahora bien, consideramos que las redes sociales son las REINAS de la casa y, claro está, en toda casa manda siempre la mujer. Un buen contenido sin unas buenas redes sociales, pasará desapercibido hoy en día. Con lo cual debes de cuidar ambas cosas: generar contenido de interés pero hacérselo llegar a mucha gente. Eso te redigirá tráfico y esto redundará en mejor posicionamiento en buscadores.
  3. Uso de las palabras clave. O sea, escoge bien las palabras por las que quieres posicionarte en buscadores ya que de su elección correcta y buen uso, dependerá todo tu posicionamiento. Úsalas en la medida que puedas en la URL, en las etiquetas del título, en las etiquetas de la descripción de la web, en la cabecera (incluso destácalas con mayor tamaño que el resto del texto) y, como no, empléalas en el texto de la web resaltándolas sobre el resto: cursiva, negrita, subrayadas,…
  4. Conseguir enlaces a tu web. O sea, que el resto de webs te enlace. Para ello no hay muchos secretos: crea buen contenido, que sea interesante,muy visual, vídeos, infografías,… Esto hará que la gente esté interesada en visitarte. Permite descargas desde la web. Además, intenta conseguir tráfico externo de otras formas (SEM) para conseguir mejorar tu SEO: prueba a compartir contenido en las rede sociales, en foros, comenta en otros blogs, directorios de artículos,….

Todo esto no te garantiza que salgas el primero en una búsqueda de Google, pero seguro que si lo generalizas en tu usos diario, tampoco te mandará más allá de la segunda o tercera página de Google.

Pasos para elaborar un plan de marketing online

Pasos para elaborar un plan de marketing onlinePese al titular de nuestro artículo de hoy, o sea, Pasos para elaborar un plan de marketing online, hemos de indicaros que nosotros desde siempre hemos pensado que el marketing online no es más que ‘otra pata’ dentro del plan general de marketing que debe de tener toda organización empresarial. Y es que creemos que de poco vale el tener un plan de marketing online si no se tiene uno para operar en el 1.0, o sea, el mundo real, o incluso tampoco le vemos sentido hacer por separado un plan de marketing online sin tener en cuenta lo que se hace en el mundo 1.0, no vaya a ser que ambos no dirijan a la misma marca online y reputación que queremos transmitir de nuestra empresa.

Una empresa que tenga fama de no atender las reclamaciones de los clientes en el mundo real ¿cree que perderá esa fama si ahora plantea como primer objetivo de su plan de marketing online eso? Una de dos, o bien si plantea así el plan online es porque también debe de cambiarlo en el mundo real y el plan online puede ayudar y mucho a cambiar la percepción que tengan de su imagen. O bien, si se plantea solo online y continúa con su política actual en el mundo 1.0, lo mejor que podrá hacer es no perder el tiempo y dinero entrado en las redes sociales.

Todo tiene que ir aunado, en la misma dirección, con lo cual una empresa que lleva años sin entrar en el mundo online y decide hacerlo, lo primero que debería de hacer es saber si ya tiene ‘huella online’ o no, ya que puede tenerla sin que haya hecho nada, ya que sus clientes pueden haber comentado sobre ella.

Si no la posee, que planifique una estrategia de marketing global y, dentro de ella, la estrategia online. Si la posee ya, aunque no lo sabía, deberá de ver si es la imagen que realmente quiere tener o no. Si es la que quiere tener, la deberá potenciar y en ella se fundamentará la creación de marca online. Si no es la que quiere tener, deberá desde el mundo 1.o hasta llegar al 2.0, realizar un plan conjunto y global de marketing.

Partiendo de esta premisa, de coordinación entre marketing 1.0 y 2.0, os dejamos a continuación los consejos o pasos para elaborar un plan de marketing online de una forma adecuada sin caer en errores que lleven al traste nuestro objetivo:

Pasos para elaborar un plan de marketing online