Estudio sobre los conflictos laborales y su efecto en el trabajo diario

La Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia ha querido conocer la opinión de sus usuarios a través de la encuesta, que se ha realizado a través de www.trabajando.es, acerca de los conflictos laborales y cómo afectan a su trabajo. Es evidente que un clima plagado de tensiones puede tener una repercusión muy negativa, no sólo para los propios trabajadores, también en las tareas y eso inevitablemente en los resultados. Limar asperezas y generar un ambiente positivo, son tareas que desde la dirección de la empresa se deben cuidar aunque, tal y como afirman los encuestados, no siempre es así.

  1. ¿En tu empresa ha ocurrido algún conflicto laboral?

1

El conflicto, por desgracia, es inherente a los negocios y las empresas; los lugares de trabajo están constituidos por diferentes personas y distintas personalidades, que en ocasiones no son compatibles y pueden dar lugar a problemas. Pero lo importante es que sean resueltos de manera rápida y eficaz, con el fin de que no afecten a la productividad.

 2. ¿A qué se ha debido?

2

Los conflictos surgen por una serie de razones, ya sea por malentendidos, competitividad, diferencias en la personalidad o estrés. La clave está en aceptar que tarde o temprano surgirán, reconocerlos, establecer las causas y definir formas para superarlo.

3. ¿La empresa se ha preocupado de solucionar estos conflictos?

3

 4. ¿Qué medidas ha tomado tu empresa?

 4

Al pasar gran parte del día en el trabajo, parece aún más relevante mantener un buen clima laboral, evitando los conflictos y las situaciones de estrés. Finalmente, mantener un buen equipo de trabajo, que esté unido favorece el rendimiento, la motivación y productividad.

5. ¿Con qué frecuencia se producen conflictos en tu empresa?

5

 6. Sexo

6

En esta ocasión gran parte de quienes accedieron a contestar la encuesta fueron hombres.

  1. Edad

7

 8. Nivel de estudios

8

 

 

La gran mayoría de los encuestados contaban con formación profesional grado medio y bachillerato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *