Lo difícil de autodefinirse para crear tu marca y buscar trabajo

Con el paso del tiempo, tanto como candidato como reclutador en procesos de selección, una de las cosas que siempre ha resultado francamente difícil en el primer puesto como complicada de creer en el segundo, es la respuesta a dar a la pregunta famosa de: ‘¿Cómo se definiría usted?’

Y ojo, no por menos esperada esa pregunta, siempre nos deja descolocados si somos los candidatos como nos sorprende las respuestas si somos los reclutadores.

Muchas veces no sabes ‘a que carta quedarte’. Definirte de forma rápida y escueta sin pormenorizar en detalles y logros o por lo contrario recurrir a mensajes más amplios a riesgo de parecer pomposos. ¿Cuál escoger?

No hay respuesta correcta generalizada. Depende de la situación, del puesto, del tipo de reclutador, de como haya transcurrido la entrevista hasta el momento de la pregunta famosa,… Pero lo cierto es que siempre nos ponemos nerviososy no acertamos con una autodefinición de quien somos.

Lo que si es cierto es que si lago que hayas realizado o en el que hayas colaborado se puede poner como ejemplo de lo que tu eres, habrás ganado mucho en el proceso de autodefinirte.

Rara es la vez que salimos de una entrevista dudan do si habré o no contestado bien a esa pregunta, si habré pecado por exceso o por defecto,…

Un ejemplo:

Opción 1

R (reclutador): “¿Qué quieres hacer?”.

C (candidato): “Soy un arquitecto”

R: “¿Ha diseñado los edificios que he visto?”

C: “Tal vez”.“Colaboré en la construcción de ‘tal’ edificio”.

R: “Lo conozco, excelente obra”.

Opción 2

R (reclutador): “¿Qué quieres hacer?”.

C: “Soy un apasionado, proveedor innovador y dinámico de los servicios de arquitectura, que utiliza un enfoque de colaboración para crear y entregar experiencias excepcionales al cliente”.

¡¡AMEN!!

Ya puedes levantarte e irte porque nunca te llamarán.

Cierto es que el boom de los social media ha hecho que cada uno en sus herramientas preferidas consiga determinar y crear su reputación online, pero si el reclutador no la ha buscado estando abierta al público y nos realiza la famos pregunta, no hay una respuesta correcta, pero lo que si que hay son diversas palabras o conceptos que si os recomendaría que no empleaseis en vuestra autodefinición:

“Motivados”: Se presupone que lo estáis, sino no estarías en ese proceso de selección.

“Autoridad”: Si tienes que decir que eres una autoridad en algún tema o materia, mejor que lo digan tus trabajos que tú mismo de palabra. No se os pase por la cabeza decir que eres una 2autoridad en social media marketing” porque tengas 10.000 followers en Twitter. Eso solo demuestra que tienes mucho tiempo libre para navegar por esa herramienta social.

“Proveedor global”: Si eres una empresa que quiere vender sus servicios, no incluyas esta expresión salvo que esa capacidad no se asume o evidente, de lo contrario sonarás como una empresa muy pequeña tratando de parecer muy grande.

“Innovadora”: La mayoría de las empresas dicen ser innovador. La mayoría de las personas dicen ser innovadores. La mayoría no lo son. (No lo soy.) Menos mal porque la innovación no es un requisito para el éxito. Si eres innovador, demuéstralo. Describir los productos que has desarrollado. Describir los procesos en los que hayas participado. Aporta algo real por lo que su innovación es tácita, pero evidente.

“Creativo”: Si váis a LinkedIn y echais un vistazo a algunos perfiles, “creativo” aparecerá en la mayoría. Otros lo cambian por ‘una amplia, efectiva y probada, dinámica e influyente, jugador de equipo, de colaboración’ …

“Apasionada”: Suele dar un poco de miedo al reclutador esta expresión. que suene un poco de miedo. Cámbiala por ‘atención, concentración o especialización’, casi mejor y guarda la pasión por su ser querido.

“Único”: Tu negocio no es único ni tu tampoco. Ese concepto está en la mente de tus clientes o de colaboradores, pero no es bueno que tu mismo te consideres de esa forma.

“Gurú”: Tan de moda a raíz del mundo 2.0 . Ser un ninja auto-proclamado, sabio, conocedor, de guerrillas, estudioso, gurú, … es impresionante incluso simpático y cariñoso cuando lo hacen tus clientes, seguidores y/o amigos. pero que te autodefinas así tu, casi mejor que no.

Y todo esto dicho hasta aquí queda por los suelos si echáis un vistazo a algunas biografías al azar y encontráis: “un apasionado”, “profundamente perspicaz”, “extremadamente cautivadora …” …. Ojo, eso son biografías hechas no manuscritos descriptivos de cada uno.

Inc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *