Los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad

Los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad

Si llevamos ya unos días hablando del cambio del algoritmo de visibilidad de Facebook y lo último que hemos dicho y concluido es que a partir de ahora Facebook hará más visible aquello que más se comparte, lo normal es que hablásemos de la importancia de los títulos del contenido que compartes y su importancia en la viralidad y, por lo tanto, en la visibilidad.

Si recordáis que os dijimos el otro día que lo que aporta valor a tus seguidores es lo que ellos comparten, lógicamente deberás de tener muy claro el título que le quieres dar a tu contenido para que, a primera vista, ya sepa el seguidor que ese contenido le va a interesar leerlo y, que si le ayuda, muy probablemente lo va a compartir.

Lo primero que deberéis tener en cuenta es que lo que indica el título debe de ser verdad, es decir, que lo que se va a encontrar el lector es lo que realmente pones en el título. Poner un título llamativo, por ejemplo ofreciendo consejos para hacer una determinada cosa, no conducirá a nada y acabarás muy mal si no pone exactamente eso dentro. Puede que no le valgan al lector, pero deben de ir dentro del artículo. La falta de credibilidad es total para ti y tu marca.

Lo segundo que tienes que pensar es el tamaño del título. Lo ideal es que sea corto, claro, conciso y veraz. Ten en cuenta que en Twitter por ejemplo, debería de verse el título completo del contenido y como lo hagas demasiado largo no te va a aparecer entero con lo que la potencia de llegada disminuye considerablemente. Piensa como buscarías tu en Google el contenido que vas a compartir y eso te dará una idea de como deberá de ser de largo el título.

Lo tercero, y aunque parezca no relevante, es el tema de la/s foto/s que acompañen al contenido. Facebook te permite compartir el contenido con una foto. Si consigues que sea llamativa y genere reclamo entre los seguidores, la gente se animará a entrar a leerla y compartirla. Más relevancia incluso es el vídeo. Un vídeo puede que sea de las cosas que más se anime la gente a compartir.

Visto lo que debes poner, el tamaño y el acompañamiento al contenido en tema de fotos o vídeos, os dejamos una serie de consejos que esperamos que os sean útiles para crear títulos de valor. Os aconsejamos no abusar de ellos en exceso, pero suelen tener muchos mejores resultados que otros formatos:

  • Emplear la palabra ‘ranking’ o ‘listado’. No se por qué, pero nos encantan los rankings y listados más que a un tonto un lápiz. Si Vemos un listado, siempre entramos a verlo.
  • Si a las palabras anteriores añadimos expresiones como ‘de los mejores’, ‘de los más vistos, ‘de los más comentados’,…., ya entonces seguro que entran y son más dados a viralizarlo y moverlo en sus propias redes. Comenzar el título también por ‘Los mejores…’, ayuda y mucho a la viralización.
  • Emplear en el título cosas que tu realmente buscarías: ‘Cómo hacer…’, ‘Consejos para….’, ‘Tips….’,…. Todos dan idea ya de que tu contenido quiere ayudar y eso es muy agradecido y muy fácil de que te lo compartan en sus redes. Muchos empiezan el título con un número que de fuerza a lo que sigue al estilo ’10 Consejos para….’ o ‘3 Tips para ….’. Es útil pero conviene no abusar.
  • Hay también quién usa herramientas negativas del estilo: ‘Errores a evitar en ….’, ‘Los errores más comunes a…..’,… Aquí se juega con el interés que despierta lo negativo. Si quieres rizar el rizo, podrías pensar: ‘Listado de los 10 errores a evitar…..’ aquí ya unes casi todo lo anterior.
  • Verbos que empleas. Ayudar, prevenir, evitar,…, todos en presente o futuro, como mucho en infinitivo. Que quién los lea perciba que le pueden valer en un futuro cercano y no que son algo que debía de haber hecho en el pasado y no lo hizo. Lo que hicimos mal ya lo sabemos y no necesitamos que nadie nos lo repita.

Lo cierto es que todo estos son ideas que cada uno puede emplearlas como considere, pero sobre todo, no conviene abusar mucho de ellas ya que muchos listados, rankings y similares pueden acabar consiguiendo justo el efecto contrario al deseado si abusamos de los mismos en nuestro títulos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *