¿Estáis de acuerdo con estos tipos de liderazgo? ¿Es vuestro jefe de alguno de estos tipos?

businesswoman-617129_640

Tener habilidades o capacidades de líder puede ser muy importante si dentro de tus objetivos está llegar a ser jefe o tener tu propio negocio. Esto adquiere aún mayor importancia si actualmente estás al mando de un equipo de trabajo. ¿Crees que eres un buen guía y ejemplo para tu grupo?La Comunidad Laboral Trabajando.com – Universia analiza en este artículo los diferentes tipos de liderazgo que encontramos actualmente en las empresas.

Existen diferentes discusiones sobre si un líder nace o se hace, y las características que se debenreunir. Algunos poseen características innatas que facilitan el liderazgo pero también existe la preparación, es decir, la adquisición de habilidades y capacidades. Sin embargo, todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido que ejercer el liderazgo, ya sea en el trabajo, en nuestra vida familiar o social así que no creas que careces de experiencia. 

A lo largo de la historiahemos conocido numerosos líderes natos que han logrado movilizar a la masa y realizar cambios revolucionarios importantes para el mundo. Por su gran capacidad de convocatoria, se tiende a pensar que los líderes tienen sólo aspectos positivos. Sin embargo, existen también aquellos negativos, que han demostrado lo contrario, como por ejemplo Hitler u Osama Bin Laden.

El liderazgo se entiende como aquella influencia que se ejerce sobre las personas y que permite incentivarlas para que trabajen en forma entusiasta por un objetivo común. Entonces aquella persona que se desenvuelve con su entorno bajo estas cualidades es conocida como líder.

Existen diferentes tipos de liderazgos necesarios para diferentes culturas corporativas, por lo tanto depende de lo que requiera la compañía y su cultura. ¿Quieres saber cuál es el liderazgo más indicado para tu organización? A continuación te damos a conocer algunos de los más comunes:

  1. Liderazgo participativo: las decisiones no las toma de manera autónoma, se preocupa por conocer la opinión de su equipo y acepta la colaboración e intervención de los demás. Hace partícipes a todos de los logros y fracasos, estimulando las capacidades de cada uno. Su principal objetivo es crear un espíritu de equipo donde cada integrante se sienta valorado. Los conflictos se tratan y resuelven con la participación de las partes implicadas. Este tipo de liderazgo fomenta un ambiente laboral sano, positivo, motivador y, en consecuencia, beneficia la imagen de la empresa. Según nuestros expertos, este tipo de liderazgo es necesario adoptarlo cuando es importante trabajar en equipo y cuando la calidad se imponga a la rapidez de sacar las tareas adelante.
  1. Liderazgo burocrático: se caracteriza por llevar a cabo las tareas siguiendo muy de cerca las normas establecidas. Apenas existe comunicación entre el líder y sus subordinados, pues la forma de trabajo se basa en las políticas establecidas en la empresa. Además, exige un alto nivel de control, un ambiente poco social y un exagerado apego a las normas y reglamentos. Este tipo de liderazgo se encuentra principalmente en empresas donde siempre existe algún riesgo serio de seguridad (trabajar con sustancias tóxicas, maquinaria pesada, etc.), cuando se manejan grandes cantidades de dinero o cuando se tienen que tomar medidas especiales.
  1. Liderazgo carismático: habitualmente este tipo de líderes sobresalen del resto por su energía y entusiasmo. Además de motivar a los demás, los inspira como estilo de vida a seguir, llegando a pensar que sin la figura del líder carismático, la organización no tendría éxito. Utiliza la alegría y el positivismo como una forma de motivar y disminuir el estrés de los demás. Este tipo de liderazgo es necesario en ambientes de mucha tensión y agotamiento.
  1. Liderazgo autoritario: totalmente opuesto al participativo. Este líder piensa que los demás deben acatar las órdenes y no cuestionarlas. Se preocupa poco o nada de la opinión de su equipo. El mando autoritario parte de la premisa de que él lo sabe todo y, cuando no sabe algo, aparenta saberlo. Aunque este tipo de liderazgo es anticuado e impacta negativamente en la motivación de las personas, es común encontrar este tipo de jefatura en personas con poca o nula preparación en gestión de equipos. Aunque no es recomendado, algunos expertos recomiendan este tipo de liderazgo en aquellos momentos de crisis donde hay que tomar decisiones duras y rápidas en beneficio de la compañía.

“El respeto se gana respetando a los demás, pero también trabajando las relaciones laborales, una buena comunicación, y con honestidad y confianza con tu equipo. Estos aspectos son fundamentales para convertirse en un referente para lo demás y, por lo tanto, en un líder al que seguir”, señala Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *