LA TOLERANCIA ¿TIENE LÍMITES?

 42 visualizaciones totales

La intolerancia sitúa al ser humano en su perfil más bajo, hace a las personas desconfiadas y limita su mente no dejándolas ver más allá de sus propios ojos, se le niega al semejante su condición, perdiéndose la dimensión humana y abriendo la puerta a la agresividad.

Y todo ello para demostrar que hay hombres que son superiores a otros, que hay grupos que tienen más derecho que otros o que hay hombres que son más hombres que otros. Queda así abolida la justicia, se pisotea la libertad y se rompe la razón y el orden, volviendo a la época de las cavernas.

Cuando sometemos al otro estamos creando las condiciones necesarias para ser también sometidos; la libertad es una consecuencia de la pluralidad. Freud esgrimía que en la intolerancia quedaba reflejada de forma patente la agresividad instintiva del ser humano.

Es necesario aceptar la diferencia en todas sus dimensiones, respetar abiertamente la diversidad, confiar en que la pluralidad enaltece al ser humano y admitir la necesidad de la existencia de otros que piensen y sienten distinto a nosotros, porque precisamente ese contraste es lo que de verdad enriquece culturalmente.

Una sociedad en la que sus miembros se sitúen en la perspectiva del otro permitirá percibir la problemática en su origen, facilitando soluciones en los primeros estadios, caminando en consecuencia hacia un mundo mejor y elevando la cultura a niveles hasta ahora no alcanzados.

No hay que olvidar que la tolerancia tiene también sus límites, que deben ser correcta y necesariamente establecidos, ya que en caso contrario la tolerancia puede degenerar en la intolerancia que se trata de evitar.

Es un deber social velar por ello, no podemos admitir, de acuerdo al respeto a la diferencia, comportamientos que atentan directamente contra la propia naturaleza del ser humano: maltrato, terror, muerte, abusos, etc. Muchas veces el excesivo respeto por los derechos del otro puede originar conflicto y hay que encontrar la inexcusable manera de evitarlo.

Tenemos obligación de reconocer al otro como un igual. Tolerancia es transigencia. Como habitantes de este mundo tenemos el compromiso de adoptar la tolerancia como principio fundamental y llevada hasta todos los niveles y estamentos si pretendemos, como seres humanos, alcanzar las cotas más altas de desarrollo.

¿Que he hecho mal para que un buen empleado se quiera ir?

 51 visualizaciones totales

Siempre dentro de las organizaciones corremos el riesgo que alguien que consideramos muy valido se nos quiera ir. Es una gran perdida; probablemente otras organizaciones se han fijado en su buen hacer. Salvo que las condiciones ofertadas sean inigualables o bien el trato que nosotros le hayamos dado a nuestro empleado haya sido inadecuado, intentaremos de retenerlo como sea. La idea es no tener que llegar a esta situacion, dado que el poder de negociacion de nuestro empleado sera superior al nuestro.

¿La pregunta seria: he hecho bien mi trabajo para conseguir retenerlo en la organizacion o en que he fallado?

Si el empleado esta comprometido con el proyecto de mi organizacion, salvo mejora sustancial que le oferten, no tendria motivos para plantearse el irse. Algo habre hecho mal.

¿Que podia hacer para no llegar a esta situacion?

• Confíar en mi equipo. Deberia de haber dado a los empleados/miembros del equipo la oportunidad de usar sus fortalezas únicas cada día, de desarrollar sus cometencias de un modo efectivo. Importante la comunicacion vertical de abajo a arriba y que sea efectiva por mi parte, es decir, escuchar lo que me tienen que decir, de una forma honesta y efectiva y que mi equipo asi lo perciba.

• Consigue que existan interrelaciones. Fomentar el espiritu de equipo. Dedicar un tiempo cada día con cada empleado individual para ver cómo le va personal y profesionalmente. Detectar expectativas y necesidades. Deje que los empleados dirijan el rumbo de la conversación, para no tropezar con temas privados o sensibles.

• Ser ecuanime y respetar las diferencias. No todos los empleados son iguales. Reconocer sus necesidades individuales y adaptar las tareas, gratificaciones y reconocimientos consecuentemente.

• Conseguir la involucracion o compromiso con la organizacion. Para aumentar el compromiso y el rendimiento de los empleados, construir un equipo que tenga una misión con algo que sea atractivo para cada empleado (si es posible).

• Reconocer el trabajo bien hecho. No siempre el dinero es la mejor gratificacion, pensar en distintas formas de hacer que mi empleado se sienta importante y su esfuerzo sea reconocido.

• Delegar. Que los miembros del equipo desarrollen sus propios proyectos. Les deja aprender y desarrollar nuevas competencias, aptitudes y cometer sus propios errores (y aprender de ellos). Ellos sabran que se confia en ellos.

• Descubrir qué le importa a los empleados individualmente. Pregunte, escuche y luego entregar cuando sea posible y cumplir las expectativas que poseen. Los salarios y beneficios deben de ser competitivos y sobre todo justos al trabajo desarrollado. Ofertar planes de desarrollo de carrera. Tales oportunidades desafían a los empleados y les ayudan a fortalecer sus aptitudes.

Estos son algunas de las cosas que hacen que un trabajor bueno no piense en irse de la organizacion. Cada uno es cada uno y por lo tanto habra que saber cual de las circunstancias anteriores es la que mas valora el empleado que se quiere ir.

Como afrontamos las distintas situaciones cada uno

 106 visualizaciones totales

 106 visualizaciones totales Todos actuamos de diferente manera ante situaciones o circunstancias difíciles. Nuestra actitud mental y los pensamientos presentes en cada momento son fundamentales en la resolución de cualquier problema Un modelo que explica cómo nos desenvolvemos ante las dificultades es el que detallo Lazarus y Folkman (1984); según estos autores hay ocho formas diferentes…

EL goce de las pequeñas cosas ( la atención )

 67 visualizaciones totales

Debiéramos ser como los niños, porque ellos saben perfectamente como disfrutar cada momento.

Pero claro eso no es posible, nos diremos, tenemos obligaciones que los niños no tienen. Hay que trabajar y cubrir nuestras responsabilidades como adultos. ¿ Pero acaso impide eso que disfrutemos de las pequeñas cosas?

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su momento, puede ser la reflexión más encaminada para hacernos felices. De todas las actividades se pueden sacar consecuencias positivas y agradables si buscamos bien. Y para ello hay una cosa que se torna fundamental: atención.

Una buena forma de desarrollar la atención es habituarnos a su uso. Una vez que nos habituamos a estar atentos lo convertimos en una rutina automática y aquello que antes se hacía difícil se vuelve simple al convertirse en hábito.

Y no olvidemos la necesidad de dirigir la atención hacia uno mismo, porque el interior también es importante. Tener conciencia de sí mismo permite percibir lo que en cada momento hacemos y si nos resulta o no agradable, permite discernir entre las cosas que merecen y las que no merecen la pena y de esa manera podemos hacernos una idea clara de hacia donde vamos en cada momento, sabiendo que allí donde nos dirigimos es precisamente el lugar al que queremos realmente ir. Se trata simplemente de constituirse en los dueños de nuestro propio destino, en lugar de ir a la deriva.

Lo importante…. para ayer

 59 visualizaciones totales

Imaginaros que os encontrais en una sala de guardia de un hospital, frente a un gran letrero que dice: “Los pacientes serán atendidos por estricto orden de llegada”. Ingresa un joven accidentado con leves raspaduras en sus rodillas por haberse caído de una motocicleta, y diez segundos después un caso grave de infarto de miocardio. Siguiendo las indicaciones del letrero, el médico de guardia le da prioridad y atiende al joven, haciendo esperar al infartado, solo por cumplir con las instrucciones del letrero. Parece todo muy insólito ¿no es cierto?

Sin embargo, ¿cuántas veces en nuestros negocios prestamos atención a las “raspaduras de rodilla” y dejamos para más tarde ocuparnos de los “infartos”? , sólo por dedicarle más tiempo a lo fácil, a lo más leve, a lo más llevadero.

Y lo realmente importante y serio – en este caso sería el “infarto” – lo postergamos porque resolverlo nos resulta una tarea fastidiosa, estresante y a la cual hay que ponerle mucha atención y energía. Es decir, que con bastante frecuencia priorizamos aquello que es placentero o atractivo – o que nos resulta menos trabajoso – posponiendo lo efectivamente importante.

Esa actitud la adoptamos a menudo inconscientemente, por no detenernos unos minutos a analizar la importancia de cada situación y otorgarle la prioridad que cada caso merece para el cumplimiento de nuestros objetivos.

Quizá no sea exactamente lo que nos ocurre a nosotros, pero es probable que haya alguna similitud. Evaluaremos unas simples soluciones para elaborar una agenda efectiva. Si seguimos esa agenda, no tendremos que esforzarnos tremendamente al fin del mes, para poner al día las labores postergadas.

Si logramos mantener la homogeneidad de nuestra tarea registrada en la agenda, el esfuerzo será bien distribuido a lo largo de la semana y del mes, y de tal forma nos ahorraremos sufrir el estrés de los apurones de los últimos días. Y es sabido que el estrés producido por las urgencias, denominado “síndrome de DDMC» (el Dia a Dia Me Come), es una de las formas más comunes de dilapidarlo.

Primero: Hacer una lista por escrito de todas las actividades semanales relacionadas con nuestro negocio: capacitaciones a tomar, llamadas telefónicas, reuniones con nuestro equipo, contactos con prospectos, seguimiento de los mismos, presentación de productos y del plan de negocios, visitas de posventa.

Segundo: Realizada la lista anterior, analizar dichas actividades programadas, separándolas en diferentes columnas según la importancia y prioridad asignada, de la siguiente manera:

Análisis de la importancia:

Muy importante: deben realizarse sin falta
Importantes: deberían hacerse
No tan importantes: son útiles pero no imprescindibles
Sin importancia: pueden dejarse para más adelante

Análisis de la urgencia:

Muy urgentes: deben hacerse ahora
Urgentes: deben hacerse pronto
No urgentes: pueden hacerse en el mediano plazo
El tiempo no es factor: pueden hacerse cuando estemos menos exigidos de tiempo

Análisis de la delegación de actividades:

Debo hacerlo yo
Puede delegarse en A: otro vendedor o distribuidor que esté capacitado para la tarea.
Puede delegarse en B: actividad de poca responsabilidad para alguna persona nueva en el negocio que necesite aprender.
Puede delegarse en C: tal vez alguna persona que esté detenida por falta de motivación y requiera un estímulo.

Análisis de relaciones:

Personas con quienes debo comunicarme todos los días: integrantes de mi equipo de ventas, coordinadores zonales, clientes que requieren atención, seguimiento a prospectos ya contactados anteriormente.

Personas con quienes debo contactarme frecuentemente: usuarios o clientes que requieren servicios, prospectos a quienes presenté el producto o el plan de negocios y les dejé material informativo de seguimiento.

Personas con quienes debo comunicarme regularmente: entrenadores, miembros de mi equipo que requieren ayuda técnica, miembros de mi equipo que necesitan ser estimulados.

Tercero: Efectuada la lista semanal de actividades y analizadas según su importancia, urgencia, factibilidad de delegar algunas tareas y las frecuencias de los contactos con las relaciones habituales, se facilitará la elaboración de una agenda homogénea y eficaz. De allí a componer la agenda mensual, hay tan solo un paso.

Es preciso tener cierto grado de flexibilidad en nuestras agendas, dejando pequeños espacios de tiempo libre entre una y otra tarea o compromiso, suficientes como para poder solventar cualquier imprevisto que se presente.

Creo que es fácil advertir que si hacemos una buena programación de cada semana, y la trasladamos a la programación mensual, toda nuestra tarea se verá enormemente facilitada.

Recuerde que el síndrome DDMC, es – a menudo – uno de los factores que mayor tiempo nos hacer perder. Es la angustia que genera el hecho de correr todo el día y llegar siempre a destiempo, dejando de cumplir el 50% de las tareas previamente programadas.

Con este sencillo método podremos bajar sensiblemente nuestro nivel de estrés, podremos cumplir nuestros objetivos con mayor eficacia y seguramente conseguiremos mejores resultados con menor esfuerzo y desgaste inútil de energías. Finalmente, disfrutaremos de un tiempo extra para nosotros mismos:
recreación, lectura, esparcimiento, deporte, amigos.

Además priorizaremos lo importante y cumpliremos con lo urgente, siempre enfocados y avanzando en el sentido de nuestros objetivos y metas de negocios.

El tiempo – no lo olvidemos – es la esencia de la vida. Es la materia prima de nuestras existencias, y siempre tendrá una importancia singular, cualquiera fuese nuestra actividad. Veamos el siguiente ejercicio, muy conocido pero no por ello menos eficaz para valorar su significado:

Si quieres saber el valor de un mes, pregúntaselo a una embarazada.

Si quieres saber el valor de una semana, pregúntaselo a un productor agropecuario que espera ansioso la lluvia, o se le pasó el tiempo de la cosecha.

Si quieres saber el valor de un día, pregúntaselo a un estudiante que debe dar un examen.

Si quieres saber el valor de un minuto, pregúntale a quien perdió un vuelo.

Si quieres saber el valor de un segundo, pregúntaselo a un corredor de Fórmula 1.

Si quieres saber el valor de una décima de segundo, pregúntaselo a un atleta que en los juegos olímpicos ganó la medalla de plata.

Y en cuanto a los postergadores, a quienes obsesivamente dejan todo para más adelante, no olviden que mañana es el día más ocupado de la semana, a pesar de que no conozco calendario alguno que contenga ese día: mañana.

Stephen Covey

 59 visualizaciones totales

Desde que lei el rimer libro cayo en mis manos de Stephen Covey, he de reconocer que me rodujo una honda sensacion de mezcla de sentimientos.

No sabria explicarme bien. Alegria, afan de superacion, cargado de energia…. cosas que realmente en mi vida profesional hasta la fecha no habia experimentado.

Termine convencido de que yo podria si queria. Y asi lo he vendio haciendo en la medida de mis posibilidades.

Hoy mirando la liberia he vuelto a ver los libros que tengo de el y he decidio volver a leer alguno. Creo que es un buen momento este ara dejaros aqui algunas de las frases que mas me han imactado de esta persona, personaje o guru, llamarle como querais.

«Escucha tu conciencia para encontrar algo que realmente debas hacer, después empieza poco a poco, haz una promesa y mantenla».

«El mejor modo de predecir el futuro es crearlo».

«Lo que haya en el centro de nuestra vida será nuestra fuente de seguridad, guía, sabiduría y poder».

«Si quieres retener a los presentes, se leal con los ausentes».

«Para triunfar en la actualidad, es necesario reemplazar el miedo con fe, los deseos con trabajo, la promesa y el potencial con carácter y competencia».

«Los problemas de la vida surgen cuando sembramos una cosa y esperamos cosechar otra totalmente diferente».

«Muchas personas padecen tratando de lograr una vida balanceada porque no han pagado el precio de decidir lo que es realmente importante para ellos».

«Una vez que se ha identificado un objetivo atractivo, moverse hacia él es agradable, y no hacerlo es incómodo».

Si os han impactado o hecho reflexionar os recomiendo la lectura de cualquier de sus libros.

Os dejo este video:

Reflexiones que deberiamos hacernos todos

 52 visualizaciones totales

Tom Peters en el libro titulado: «El seminario de Tom Peters», escrito en el año 1994 pero que se adapta muy bien aún a la actualidad, por desgracia por como esta el mundo hoy en dia, cita dos frases cual perlas que son dignas de ser analizadas y de hacer una reflexion.

«La gente se da cuenta de que la seguridad laboral ha desaparecido .Pero muchos no toman conciencia sobre qué la ha reemplazado. La fuerza impulsora de una carrera debe provenir del individuo, no de la organización». Homa Bahrmi, profesor de Berkeley en la Universidad de California.

«Cuando el capital y la tecnología son accesibles a todos por igual, lo que marca la diferencia es la calidad del capital humano.» Tom Peters.

Yo hago mi pequena reflexion:

1ª El individuo es el que se tiene que automotivar como medio de conseguir sus objetivos. Ser proactivo en esta vida frente al ser pasivo marca la diferencia y sobre todo en epocas de crisis como las actuales. Salir del «bache» puede y debe de estar en nuestra mano.

2ª Cuando todo lo que se puede medir es igual en las organizaciones o empresas, lo que marca la diferencia del exito de unas organizaciones del fracaso de otras son los individuos. Trata todos los miembros de la organizacion como personas no como numeros, aprovecha su talento para marcar la diferencia. Saber exlpotar sus cualidades es una virtud esencial que permite subsistir.

De haber cumplido estas dos ideas muchas de las organizaciones que hoy en dia nos han llevado a la crisis, otro gallo nos habria cantado.

«¿Que pensais vosotros?»

Mentoring

 64 visualizaciones totales

El Mentoring consiste en desarrollar, cuidar, compartir y ayudar en una relacion en la que una persona invierte tiempo, know-how y esfuerzo en potenciar el desarrollo de otra persona, en el ambito de los conocimientos y las habilidades, y dar respuestas a necesidades criticas de la vida de esa persona en direcciones que preparan al individuo para una productividad mayor o un exito en el futuro.

Gordon F. Shea. «Mentoring: Helping Employees Reach Their Full Potencial».

Por si no os ha quedado claro:

El Mentoring consigue el desarrollo de la potencia interior de los individuos que provienen de los comportamientos basados en valores, la agilidad mental y la creatividad junto con una excelente gestion del conocimiento, la asuncion de riesgos, la capacidad de resolucion de problemas, la pasion por los resultados de la actividad empresarial y la capacidad para crear equipos.

Jose Miguel Martinez Urquijo, ex directivo de Iberdrola y participante como Mentor en el Programa de Mentoring de la Universidad de Deusto.

Siempre ha habido una tendencia a confundir la figura del coaching con la de mentoring. No obstante poseen diferencias sustanciales.

Ya os he hablado en varios ariculos sobre el coaching y espero que os quedase claro lo que es.

Hoy nos veremos el «mentoring».

El MENTORING es una herramienta destinada a desarrollar el potencial de las personas, basada en la transferencia de conocimientos y en el aprendizaje a traves de la experiencia, todo ello dentro de un proceso predominantemente intuitivo en el que se establece una relacion personal y de confianza entre un MENTOR/A que guia, estimula, desafia y alienta a otra segun sus necesidades para que de lo mejor de si a nivel personal y profesional.

LO QUE SE PRETENDE CON EL MENTORING:

– Acelerar el proceso de desarrollo personal y profesional a traves del apoyo de una persona de mayor experiencia . LIBERAR EL POTENCIAL

– Capitalizar el saber acumulado en las personas que existen en las organizaciones o la sociedad y que pueden aportar sus experiencia a favor de otros. TRANSFERENCIAS DE SABER HACER

Generar vinculos valiosos entre los mentores y mentor@s, entre los primeros y las personas de la organizacion, y entre los primeros y los 3º ajenos a la organizacion, vinculos o relaciones puedan reforzar su desarrollo personal y profesional, el logro de sus objetivos y su posicion en el ambito donde se utilice el mentoring. PATROCINIO-RELACIONES.

Lo que se puede comprobar es que la gran diferencia esta en que el coaching se procura el desarrollo personal y que el propio individuo sea el que porpulse el cambio, en el mentoring lo que se produce es una transferencia de conocimientos, vivencias y de un «saber hacer» que el que los recibe los asimila para poder cambiar. Un cambio interno e intrinseco frente a un cambio procedente del exte

La motivacion empieza por uno mismo

 66 visualizaciones totales

No caer en el desanimo, no flaquear en el empeno, no perder de vista el objetivo,…., son algunas de las cosas que os podria decir para conseguir motivar. Este articulo junta las dos caras de la motivacion: la propia y la que te proporcionan los demas.

Yo soy de la idea de Maslow, de que los humanos nos movemos por necesidades y no voy a entrar en el detalle de la clasificacion que hace este autor porque es algo muy sabido por todos. Lo que me imorta mas es la idea de que cubrir esas necesidades, sean cuales sean, es la motivacion interna nuestra que poseemos.

Si yo no tengo necesidades que alcanzar, cubrir o mantener, carecere de motivacion para seguir haciendo lo que hago. No conozco a nadie que trabaje sino es para cubrir alguna necesidad sea del tio que sea. El cubrir esa necesidad es por lo tanto nuestra motivacion.

Esto es lo que yo llamo «motivacion interna». Malo de aquel que no posea esta motivacion, ya que carecer de ella significa la imposibilidad de generar expectativas y por lo tanto de motivarse en alcanzarlas.

Entrando en el segundo tipo de motivacion, lo que se denomina «motivacion externa», esta es la que me viene dada o influida por el entorno. La familia, los amigos, el superior jerarquico, tus propios companeros de trabajo… Todos juntos generan en tu forma de ser lo que es la motivacion externa.

Unamos las dos ideas en la figura de una persona en su puesto de trabajo. De un lado, el trabajador quiere estar motivado en lo que hace, porque sino no estar a gusto en su puesto. Buscara cubrir unas necesidades que le generen expectativas de exito. Si sus expectativas no se cumplen y su necesidad no queda cubierta, la desmotivacion aparecera.

De otro lado la empresa, personificada en la figura del «superior jerarquico». Sabe que, empleados motivados producen mas, por lo tanto uno de sus cometidos es «tener a la gente contenta», crear un buen clima de trabajo.

La pregunta importante viene ahora pero primero os dejo una historia:

Tres hombres están trabajando en la construcción de un edificio. Alguien que es un observador externo se dirige a ellos y les pregunta ‘¿qué están ustedes haciendo?’
El primero, casi sin inmutarse, le responde: ‘Aquí estoy poniendo ladrillos’
El segundo, levantando la cabeza y dejando a un lado por un momento su actividad, le comenta: ‘Estamos construyendo un muro’

El tercero, orgulloso de su trabajo, afirma: ‘Construimos la iglesia de mi pueblo’

¿Que es mas importante para la organizacion, tener empleados que se sepan motivarse ellos mismos o tener un superior que sepa motivar a su equipo?

Lo primero es fundamental. Si el empleado no esta motivado por si mismo, poco puede hacer el superior (llamemosle «jefe»). ¿Alguien sabe lo que es intentar motivar a un subordinado que sabes a ciencia cierta que no tiene ninguna motivacion en su trabajo?

A mi me paso una vez. Una empresa me ofrecio un puesto de direccion comercial a cargo de 5 comerciales veteranos. Sin levantarse de cama todos pasaban de 3.OOO euros al mes de comisiones y no se les podia echar de la empresa. Mi cometido era motivarlos para que vendiesen mas lo que supondria para ellos un incremento en su remuneracion de menos del 1O% y un esfuerzo de ventas que no compensaba esos ingresos a mayores. No acepte el puesto, entre otras cosas porque no me supo motivar a mi el entrevistador, ya que me dijo que cualquiera de ellos iba a cobrar siempre mas que yo. Trabajo muy dificil y poco gratificante.

Vamos a lo segundo, empleados motivados y con necesidades por cubrir. El jefe tiene el campo abonado. Le basta con conocer que es lo que motiva a cada uno de los miembros de su equipo para saber explotarlo y potenciarlo, sacando lo mejor de cada uno y generando la aparicion del buen clima laboral y el talento. El jefe tiene un doble cometido: por un lado, estar motivado para afrontar ese trabajo, y por otro el saber lo que motiva a sus empleados. Es decir, el motivarse a si mismo y a los demas. Si el no esta motivado, no conseguira motivar a su grupo.

Esto es lo que pasa en la mayor parte de los jefes de las empresas en este pais. Son «jefes desmotivados». Se les dan cursos y formacion para saber dirigir a sus equipos, motivarlos, de habilidades comerciales y directivas, pero la mayor parte de ellos no estan motivados. Esta deberia ser la formacion inicial, el aprender a motivarse uno mismo.

Este es uno de los fracasos del mangement en este pais: directivos que no saben sacar lo mejor de ellos mismos porque no saben automotivarse, lo que lleva aparejado el no saber aprovechar el talento que posee su equipo.

La motivacion empieza por uno mismo.

La Gestion del Tiempo

 52 visualizaciones totales

Alguna vez he dado algun curso acerca de «La gestion del tiempo», mejor dicho, de la gestion eficiente del tiempo. Son cursos complejos de disear porque hay que conocer muy bien la actividad profesional de los alumnos, pero una vez resuelto esto, el desarrollo de la sesion formativa es muy similar en todos los casos.

En base a esto me he aventurado a hacer este articulo.

Según la regla de Pareto, el 80% de nuestros resultados se obtienen con el 20% de nuestro tiempo dedicado a ello. Y es probable que en muchos casos, el 90% de resultados conseguidos con el 20% del tiempo empleado para ello.

Eso quiere decir que si trabajamos 10 horas al día para conseguir algo, en realidad, solo dos horas de esas 10 horas son realmente productivas, el resto del tiempo se va en tareas que aporta muy poco valor añadido a la consecución de nuestros resultados.

En las empresas con cadenas de produccion, el principal objetivo del director de producción es hacer que las actividades de poco valor añadido disminuyen en relación con las que sí aportan valor. Es ahí donde está la diferencia entre obtener resultados significativos para diferenciarnos de la competencia.

Se deben testear cuáles son las actividades que mejores resultados aportan. Durante un tiempo se trabaja introduciendo un cambio, estudiando qué diferencias aporta y luego se añade otro cambio. De uno en uno para poder identificar cuál es el factor que ha determinado el cambio en los resultados. Para el cálculo de factores que afectan a los resultados, el método de Taguchi facilita la rapidez en obtener resultados.

Aunque en nuestras actividades diarias no hace falta aplicar términos matemáticos. Seguramente que por nuestra experiencia ya sabemos cuáles son las tareas prioritarias y las que lo son menos.

Escribir una lista de las tareas del día ordenada según las prioridades puede resultar de gran ayuda para no desviarnos de nuestro objetivo. Puede parecer sencillo mantener el plan, pero en el día a día es difícil no dejarse llevar por las distracciones. Por ejemplo, la llamada de alguien que nos mantiene media hora al teléfono sabiendo que con 2 minutos hubiera sido suficiente para gestionar el tema.

La planificación de tus actividades escritas al principio del día, que en principio podía parecerte perder 5 minutos, ahora pasarán a ser una prioridad para ti. Quizás, de esos 5 minutos dependa que el 80% de tu tiempo sea productivo, con lo que habrás ganado en cuadriplicar resultados en el mismo tiempo.